Nueva York: dónde ponerse “cerdaco” y no dejarse el bolsillo en el intento

En mi segundo artí­culo sobre Nueva York os preparo un breve listado de los lugares de la ciudad que me parecieron más reseñables gastronómicamente hablando. Evidentemente amigos,estamos hablando de EEUU y, por tanto, más que nada, se valora la cantidad. Y si es a buen precio, mejor que mejor.

Como no podí­a ser de otra manera, comienzo hablándoos de hamburguesas. Me gustó el Shake Shak  porque, a pesar de ser una franquicia, ofrecen algo más de calidad que el resto de hamburgueserí­as tí­picas. Las patatas fritas están buení­simas y tienen una pinta bastante casera, aunque supongo que se quedará en eso, en la apariencia. Aún así­, es parada bastante obligatoria si el hambre aprieta a cualquier hora porque, como os digo, hay varios por toda la ciudad. Además, tienen unas hamburguesas vegetarianas de champiñón relleno de quesos… ¡Hummmm!

Hablando de franquicias “fast food”, no te puedes ir de la ciudad sin visitar POPEYE´S. Ya sabes, por aquello que dicen de que “el pollo POPEYE es la PO**A”. Pues sí­, doy fe: ¡LO ES! Y tooooda su cantidad de grasa también. Pero, ¿qué queréis que os diga? Por una vez en la vida… O dos…

Otro “must” culinario de esta ciudad es, lógicamente, la New York Cheesecake. Hay dos sitios espectaculares en el Lower Manhattan; como no sé por cuál decantarme, os hablo de ambos brevemente.

Café Gitane. De los dos que hay, el que os recomiendo está en NoLita (zona norte del distrito de Little Italy). Un sitio muy kitsch y muy cuqui, con una amplia carta no sólo de dulces. Si vas, además de la cheesecake, imprescindible probar su couscous y sus tostas de aguacate.

Eileen´s Special Cheesecake. Dicen que es uno de los mejores sitios para probar este dulce. Tiene una amplia variedad dentro de la mini-tartita de queso (la clásica con fresa, arándanos, coco, dulce de leche, chocolate, calabaza…) ¡Se me hace la boca agua sólo de pensarlo!

Pero si lo que de verdad te gusta es el dulce en cantidades ingentes, tu sitio es Ihop,  franquicia de tortitas que ofrece un ALL YOU CAN EAT de las mismas. Vamos hasta que te “jartes”. Yo probé unos brioches con trocitos de melocotón y nata y casi muero de gusto, ¡no os digo más!.

Poniéndonos un poco más sofisticados, os voy a hablar, por último, de un buen sitio para una cena un poquito más “apañada” (que dirí­a mi madre). Se trata de un japonés muy, muy rico en la zona de Williamsburg: Zenkichi. Un lugar muy zen… ¡Y unos makis que da gusto verlos!

En fin, que si disfrutáis comiendo y conociendo sitios nuevos tanto como lo hago yo, os aseguro que ninguno de éstos que os he comentado hoy os dejará indiferente. ¡A comer!.

Irene Ramí­rez
Irene Ramí­rez

Redactora

Comunicadora, soñadora, ecléctica. Me encontrarás en algún punto entre Herman Hesse, Muchachada Nui, Led Zeppelin y Bertolucci.

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR