OMS, tú tan veggie y yo tan cerda

Ya no sé lo que es sano. No tengo en quién confiar. Mi madre dice que estoy más delgada pero los vaqueros me aprietan más. Nos quitan el azúcar para ponernos la sacarina y luego resulta que tiene el demonio dentro y hay que tomar stevia. ¡Hay que tomar mucha fruta y verdura! Pero lechuga por la noche no que retiene líquidos. Plátano menos todavía que tiene azúcar como para enterrarte. ¿Coliflor? Tú mismo.

Doble moral. Son muchas contraórdenes, me voy a pique.

tu-tan-veggie-y-yo-tan-cerda

La Organización Mundial de la Salud esta vez ha ido muy lejos. Se han metido con la carne roja y la procesada. Las barbacoas, los días de resaca, las meriendas-cenas y Galicia lloran sin parar.

Procesar consiste en transformar las cosas química, física o biológicamente. Mi hipocondría estuvo a punto de tomárselo en serio pero luego le pegué un bocado al fuet y me puse buena.

yo_tan_veggie_y_tu_tan_cerda_bfacemagazine

Vale que le quite “lo blanco” a la carne y al embutido. Vale que empape la carne una vez cocinada en papel para quitarle “lo que chorrea”. Vale que le quite lo quemado porque el socarrat también sea muy de acabar con tu vida. Pero no pienso ceder más.

Y cuando no es la OMS es la rumorología popular. Calentar la comida del taper en el microondas, las chuches hechas con petróleo o la panga del Mercadona son sólo algunos de esos rumores que sólo Cristo Dios sabe si son ciertos.

Estar en la cúspide de la pirámide alimenticia no es un camino de rosas. Hay que mirar con lupa el origen de lo que comemos, los aditivos y lo más importante, las trazas de frutos secos. Eso es lo que le da el color hospital a las carnes embasadas de los centros comerciales.

Elige vivir. Monta una granja y autoabastécete.

tu-tan-vegetariano-y-yo-tan-cerda

Entono un réquiem por el salchichón, por el olor de la parrilla, por los bocadillos con pan de chapata, por el jamón de las bodas, por las hamburguesas que van al peso y por el entrecot que nunca compras porque no puedes pagar pero que seguro que sabe delicioso. (De las salchichas nadie dice nada porque ya se sabía que no podían ser trigo limpio. Así tan redondas y tan compactaditas).

La OMS define la salud como un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades. Estado que yo sólo alcanzo con el sexo o con un bocadillo de chorizo pamplonica.

OMS, tienes que ser más cerda.

Marí­a Pulgar
Marí­a Pulgar

Redactora

Engordo la tele, las redes sociales, las webs y a mi misma de octubre a marzo. Producción de contenidos y de cosas que te dan ganas de llevarte a tu casa.

No hay comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR