‘Packaging’: ese inmenso poder

Como se suele decir, “la primera impresión es la que cuenta”. Y eso, los encargados de marketing de las grandes marcas lo tienen bien claro. Un buen producto, además de serlo, ha de parecerlo. Los consumidores somos conquistados en unos segundos, al primer golpe de vista, aunque más tarde nos fijemos en otras cualidades de aquello que se nos está vendiendo. Sin duda, lo que nos entra por los ojos es la apariencia más exterior;como en la vida misma, vaya.

packaging

Es por eso, que un envase original llega a ser un reclamo más que necesario para, así­, destacar y, en definitiva, incentivar las ventas. Un envoltorio diferente es la manera más directa de comunicar un mensaje al cliente. E incluso algo más que eso, el packaging se está convirtiendo en un verdadero arte. Cada vez se estrujan más los sesos, buscando llamar nuestra atención, y la verdad es que he encontrado algunos ejemplos de lo más impactantes:

clever-packaging2

El gnomo-barra de pan. Una auténtica monada y muy barato de fabricar.


packaging_ipad_chocolate

Caja de bombones con forma de smartphone. Porque no podrí­amos vivir sin ninguno de los dos: chocolate  y móvil.


nike-air-max-packaging

Zapatilla Nike Air-Max con cámara de aire, dentro de una cámara de aire. Lo que yo he denominado la “metaenvoltura”.


coffee-packaging-gentleman-caffe-cortesia

Bigote porta cafés take-away. Taaaan cuqui, por favor...


creative-packaging-4-14-1 creative-packaging-4-14-2

Perchas que son bolsitas de té. Ingenioso a la vez que útil.


creative-packaging-part3-4

A los señores creativos de Festina no se les ocurrió mejor idea para demostrar que sus relojes son 100% waterproof que venderlos en bolsas de agua.

Y, como también suele decirse: “renovarse o morir”. í‰se es otro de los lemas que las más grandes y antiguas empresas tienen muy en cuenta; saben que resulta totalmente imprescindible ir modernizando su imagen, actualizándose para adecuarse a los nuevos tiempos. Aunque también saben que, cuando un producto funciona desde hace años, es mejor dejarlo sustancialmente como está, sin grandes cambios, porque se corre el riesgo de desorientar al consumidor habitual. Aquí­ otros ejemplos, entre los que Coca-Cola no podí­a faltar:

Evolution-of-Coca-Cola

cornles-differents-packaging-du-rouge-dior

En definitiva, vivimos en un mundo de lo más comercial donde se nos vende de todo, incluso aquello que no necesitamos y donde importan tanto la forma como el fondo. Muchas veces, casi más lo primero que lo segundo; pues, como yo suelo decir: “si me venden una caca, que sea envuelta en un lacito rosa y yo tan feliz”.

[followbutton username=’ire1212′]

Irene Ramí­rez
Irene Ramí­rez

Redactora

Comunicadora, soñadora, ecléctica. Me encontrarás en algún punto entre Herman Hesse, Muchachada Nui, Led Zeppelin y Bertolucci.

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies