Aprendiendo a pronunciar ‘Picsa’

Ya lo dijo Clint Eastwood, ‘las opiniones son como los culos, cada uno tiene el suyo’. Pues bien, con la pronunciación de este vocablo ocurre algo parecido, desde la /piza/ de lengua sedada hasta la /picha/ más desvergonzada, pasando por la tan difícil (¿en serio?) de encontrar forma correcta: /ˈpiːtsə/. Pero bueno, que si mi objetivo vital fuese divulgar la buena pronunciación, hubiese estudiado Lingüística y no Publicidad. Vamos, que hubiese estudiado, en general. Y todo esto para contaros que hoy olvido mi pasado italoparlante para traeros la variante argentina de este manjar redondo y sin duda resultón: Picsa.
11174759_1644930385744410_2041720840031977128_nEn medio del boom hamburguesil que estamos viviendo os traigo un local que hará tambalear todos vuestros conocimientos sobre la pizza. El chef Estanis Baratheon Carenzo (Sudestada, Chifa y director gastronómico en Bestiario), es el encargado de traer a la capital la pizza porteña gourmet. Aclaro, pizzas contundentes con una masa más esponjosa y ligera que las italianas, que llegan desde Argentina directas a Ponzano 76, o ahora también, a tu casa (sin duda opción más sana y exquisita que los ‘martes locos’ de Telepi). Los ingredientes son de temporada y con denominación de origen, como la papada de cerdo ibérico, la carne de vaca madurada al menos 60 días o sus quesos gallegos. Sabores imposibles de obviar y que disfrutamos en compañía, porque ya os aseguro que comerse una picsa solo es tarea bien ardua.

11696021_1640985282805587_7937042883080252039_nY tan importante como los ingredientes o la receta de la masa es dónde se cocina, tarea que en este caso cumple con más que éxito el horno de leña de encina que preside el local. Comenzamos probando los mezzes, el equivalente porteño al aperitivo italiano, que consta de pequeños platos para compartir, como una tapa. Un total de diez elaboraciones que desembarcaron en Buenos Aires junto con los inmigrantes, como los morrones armenios, porotos en vinagreta, sardinas rulli o paté Picsa. Y después ellas, las reinas de la casa. Trece picsas que se dividen entre las old school y las new school, innovando en sabores sin perder la esencia de la masa ni su elaboración. Clásicos como la calabresa, fugazza con queso o la napolitana que podemos mezclar con nuevas elecciones como la de chorizo criollo y grezos, butifarra negra o pato e higos. Una picsa para dos, una porción individual o envío a domicilio, elige la modalidad que prefieras, pero elige.

10584068_1498807607023356_7312073033187649960_n

Argentina está en Chamberí y ahora también en nuestras casas, una alternativa a la pizza italiana y a la comida rápida que nuestro estómago a prueba de bombas agradece. Ah, y no olvidemos la extensa selección de vinos y licores que muestra su carta, que ya sabemos que un afterwork sin alcohol, no lo es tanto. Disfruta del único momento en el que pronunciar picsa no es una patada a su transcripción fonética sino un acierto que sin duda repetirás.

Fotos | Picsa Madrid

Nerea Alberdi
Nerea Alberdi

REDACTORA

Publicitaria de carrera y comunicadora por extensión, creo en el contenido como unión. Con la música a todas partes y a todas partes donde está la música. | @Nereany

1 Comentario

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR