Y entonces llegó la procrastinación

Las rosas son rojas, las violetas azules… y tú eres un maestro procrastinando. ¿Que qué es procrastinar? Pues básicamente evitar hacer lo que tienes que hacer, porque has encontrado una tarea que “es más urgente”. Autoengañarse, vaya.

Tienes un examen importante en dos días; o tienes una reunión clave en el trabajo y quieres llegar ‘like a boss’ dominando; o… “TFG, ¿qué tal estás? Cuánto tiempo sin vernos”. El caso es que tienes que ser productivo: te sientas en la silla, colocas los bolígrafos, ajustas la iluminación de la sala, te pones con el ordenador… y claro, aparece un duende que te invita a acompañarle a Narnia con Harry Potter y no puedes decirle que no. ¡Hala! Ya has perdido 2 minutos pensando en tu amigo el duende y en vuestro próximo viaje a Torrelodones. Esto es procrastinación nivel 1.

“No pasa nada”, te dices engañas, “si ahora me distraigo 5 minutos luego ya me pongo a tope”. Aquí va otra serie de cosas que seguro que te dices engañas.

“Es necesario ver otro capítulo de esta serie (o programa. O documental de La 2). Me está aportando valores culturales que necesito para vivir… ¡Calla! que empieza “Tu casa a juicio” y quiero ver si se mudan o no.”

“Oh, abrigo de la semana pasada, ¿sigues ahí en la silla? Espera, ha llegado el momento de poner orden.” Tu madre estaría muy orgullosa de ti por organizar tu habitación… pero se puede ordenar y limpiar fuera de la época de exámenes.

“Mi abuela siempre me dice que dibujo muy bien. No debería perder la práctica. Voy a buscar en youtube tutoriales para dominar el dibujo a carboncillo, sí. Esto es tener la creatividad a tope y el cerebro activo. Convalida. …Un 6 y un 4, la cara de tu retrato. ¡Y con matemáticas y todo!”

“¿Por qué hacerme un café rápido de sobre cuando puedo mejorar mi técnica artesanal moliendo grano? Después estaré productivo a tope, la media hora de hacerme la taza es una inversión a futuro. Uy, ¡qué rápido me he tomado el café! Me voy a hacer otro.”

“¿Cómo hará esta gente para dominar los castillos de naipes? Wait, no tengo naipes. ¿Valdrán post-its? Voy a probar. …No, no valen. ¿Y si los doblo a la mitad rollo pirámide? Bravo, artista, siempre he confiado en ti. De aquí a los Guinness. Pirámide dominada… ¿qué más puedo hacer con los postits?”

Y así sucesivamente. Las posibilidades son ilimitadas: desde creer que es el momento oportuno para componer una canción country, hasta quedarte inmóvil en pausa vital pensando en las vacaciones de verano de hace tres años. Todo para no ponerte manos a la obra. …¿os acordáis de la serie de ‘Manos a la obra’?

https://www.youtube.com/watch?v=

¿Habrá capítulos online? Hala, éste lo tengo que ver. Ya acabo el post en otro momento si eso.

Ana Picado
Ana Picado

REDACTORA

Melomanía extrema, morriña constante y gestora de "¿tomamos algo?" profesional. Mi afición es tener aficiones. Y trabajar de ellas.

No hay comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR