Sobrevive con dignidad a una resaca

Querido lector, puedes pensar que no es un buen momento para ponerse a hablar de trucos para sobrevivir a una resaca, pero es que tienes por delante unas cuantas semanas de excesos, fiestas de navidad, cenas de empresa, cenas con la familia, incluso cenas con los seres queridos. Siempre te convences, o intentas convencer a los de tu alrededor, de que eres capaz de controlarte y sabes donde está el lí­mite, pero siempre te lí­an, y acabas pasándote de rosca y montándote tu propio Magaluf. Y aquí­ es donde llego yo para ilustrate sobre la mejor forma de –sobrellevar– una resaca.

Las resacas no se llevan, se sobrellevan. La dignidad se pierde y aquí­ el error está en intentar mantener la compostura como si no hubieses bebido. En este paí­s, de momento, beber no es delito (si no, Massiel ya tendrí­a la perpetua). Así­ que cabeza alta (si tu nivel de embriaguez lo permite), paso firme… Bueno, intenta llegar a casa en condiciones. -No, si yo voy bien- Definitivamente las pruebas a las que te someten tus amigos para comprobar si vas borracho son un juego para reirse de ti.

“- Intenta mantener el equilibrio, a la pata coja y andando recto con la pierna que te queda- Mira estúpida, tú no sabrí­as hacer eso ni sobria.”

¿Por qué hay que demostrar que realmente vamos borrachos? Hay un método infalible para que se encienda la luz de la embriaguez; el contacto muy directo, la tan denostada exaltación de la amistad y la deshinibición se quedan en un segundo plano para dar paso a la prueba definitiva: -La caí­da de los ojos-. Que tu amigo empiece a mirarte como un depravado. Ahí­ algo empieza a notarse. y puedes empezar a atar cabos.

[Tweet “¡Tienes un problema con el alcohol – Uy qué va, si me encanta!”]

Una copa no le afecta igual a todo el mundo. Hay quien necesita muy poco tiempo y dinero para coger el puntillo (el puntillo es ese estado en el que cualquier comentario absurdo y sin sentido te empieza a hacer gracia. En este punto es muy importante por tu dignidad que por lo menos una o dos personas de tu grupo te acompañen en ese estado). Cuando conseguí­s llegar todos: maravilloso. Es el momento culmen de la noche. A partir de entonces todo va a ser como la salida de una carrera de Formula 1. Van a salir disparados, por la izquierda, por la derecha. Pararan a boxes (a llorar en tu hombro), irán a repostar (llenarse la copa por enésima vez). Habrá quien se pase de frenada y el final ya lo conocemos de sobra: ‘RESACA’. ¿Donde está el lí­mite? En este artí­culo hablamos de lo que suele hacer la gente por regla general, si eres carne de Hermano Mayor y aún no le has tirado el ordenador a tu madre por las escaleras, quizás debas plantearte un tratamiento más serio y profesional. Yo hoy solo escribo para ilustrar a borrachos nivel Amateur.

El dí­a de después

Si llegas a casa consciente (aunque luego al dí­a siguiente no te acuerdes), existe un mecanismo aún por explorar por el cual eres capaz de llegar a tu casa sin perderte, aunque a últimas intentes meter la llave en otra puerta. ¡Has llegado a casa! Sabes que al dí­a siguiente te espera el tí­pico dí­a de Sofá, mantita y la peli que le vas a contar a la pobre amiga de turno sobre lo malo que estás y lo desgraciado que eres. ¡Quejarse es ilógico, pero ayuda! Tambien es muy español, quejarse por todo. – Todaví­a tengo que oir a amigos decir que le han metido algo en la copa-. Siempre me ha fascinado el hecho de que haya una persona dispuesta a gastarse dinero en meterte droga en la copa a ti, desconocido-. Porque claro, si luego ha intentado abusar de tí­, pues maravilloso, pero es que ¡estás solo y entero en casa!

Si llegas a casa a gatas, o no eres capaz de llegar, has llamado a un taxi y le has pedido al taxista que entre, te abra la cama, te meta y te arrope, estamos hablando de un nivel PRO que se me escapa de todo entendimiento. Aún así­ vamos a intentar ayudarte, pero no aseguro buenos resultados.

Algo tendrá el agua cuando la bendicen.

La resaca no es más que deshidratación. Más aún si has pasado toda la noche bailando. Haz el esfuerzo al llegar de hacer una paradita en la cocina y tomarte la última copa pero solo de agua. Y a poder ser bastantes copas. Rellena tus depósitos cual dromedario. En este punto, si tu resaca ya es nivel ‘Hannover’, acompañalo de alguna pastilla de esas que te tomas cuando te duele la cabeza (no me hago responsable de este consejo e incitación a la automedicación). Y a dormir. Hay quien, además de respostar con agua, hace una parada en el frigorí­fico, y devora. LITERALMENTE. Conozco casos en los que son capaces de encender la freidora a las 6:00 porque el alcohol les da hambre. No es mala idea, pero piensa en la combinación resaca + mala digestión: En tu casa nadie está formado en ese protocolo de actuación. La fruta es un gran aliado, el azúcar, y con esa serí­a suficiente para reducir los efectos de la resaca al dia siguiente. No te fies de los remedios que lees por internet, porque nadie es un Txumari de la vida que llega a casa y se pone a emular a la Hierbas. ¡NO! Necesitamos remedios caseros e instantáneos.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=-nlF8mndbh0[/youtube]

La actitud tras una larga noche de excesos

Tres palabras clave: Dignidad, aceptación y pijama. Lo bueno que tiene una resaca es si al dia siguiente te toca dí­a de reposo absoluto. Tu estado natural pasará a ser el horizontal, llénate de provisiones, agua, comida, mucha comida. Haz tu propia operación kilo en el salón, series, pelí­culas y a disfrutar tu resaca. Nadie tiene porque enterarse de que te has bebido el Manzanares y si has seguido los trucos del anterior párrafo cuando llegue la noche, ambos sabemos que va a pasar: ¡Vuelves a salir y a repetir el proceso!. La re-resaca es más facil de llevar porque tu cuerpo ya está acostumbrado a que lo trates mal. Ya estás en ‘modo Winehouse’ y solo te queda ser consciente que esta vez vas a llegar a casa  (o quizás no) y no tendrás argumentos para quejarte de tu resaca. ¡Que te droguen una vez, tiene un pase, pero dos, nadie se lo va a creer, y el garrafón se distingue al primer sorbo, amiga!

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=pTXdmYQyYU0[/youtube]

[followbutton username= ‘ricescudero’]

Ricardo Rastrollo
Ricardo Rastrollo

REDACTOR

Periodista afincado en Madrid. Empecé en este mundo de la comunicación en Lasemana.es. Actualmente redactor en @BFaceMag | @ricescudero

No hay comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies