Ronda 14: de Japón a Perú, pasando por Asturias

Lo de “no voy a mezclar, que me sienta mal” no siempre es cierto: primero, porque nunca lo cumples, segundo, porque mezclar elementos insospechados puede a veces crear un todo brillante (véase el Jäger-bomb). Es el caso de Ronda 14, que fusiona la cocina nikkei (japonesa-peruana) con Asturias y el Cantábrico. Aunque parezca una cuestión de malabares, os aseguro que el resultado -a priori difícil de imaginar- es un maravilloso estímulo para todos los sentidos.

bface2

Descendiente del Ronda 14 original situado en Avilés, el local situado en la calle General Oraá 25 de Madrid, es una visita imprescindible en la ciudad. Con una carta escueta pero contundente, te aconsejo dejarte guiar por las recomendaciones del más que amable servicio y abrir el horizonte culinario a extrañas criaturas de la naturaleza como el maki de cachopo o gyoza criollas con crujiente de manitas de cerdo. El chef limeño Mario Céspedes -que no Pancho- creció en reconocidas escuelas y con maestros como El Celler de Can Roca, Ramón Freixa o Kabuki,  y decidió -junto a su mujer, la asturiana Conchi Álvarez– fusionar su cocina chifa (chino-peruana) y nikkei con los productos frescos que le proporcionaba el Cantábrico la cocina asturiana.

bface3

El local, sencillo y sin grandes distracciones, te invita a centrar toda tu atención al plato. Ceviche Nikkei con puré de boniato y toques de cilantro, cachopinos de terneraNigiri-hamburguesa de Waygu, rocoto y azul o gunkan de huevo trufado son algunos de los platos insignia del local. Si tenéis un mínimo de inquietudes y curiosidad por la vida, no tardaréis en querer probar estas obras de arte que rompen barreras.

bface4

Por un ticket medio de 30 euros, que dependerá de tu capacidad de ingesta, podrás deleitarte con el ceviche de xarda con calamar rebozado, leche de tigre y ají limo o la ostra acevichada (aquí, a la izquierda) con jalapeño, leche de tigre y el zumo natural de la ostra, un plato de alta alcurnia, oiga.

Si te apetece ponerle un poco de sabor a la vida y salir de lo tradicional y anodino, además de no dar por terminada tu vida tras el periodo vacacional; date un capricho, sal ahí fuera (cualquier lo intenta con estos 50 grados a la sombra) y descubre cómo es posible mezclar y disfrutar de verdad.

P.D.: Tras la grata experiencia, no tomarse un Aquarius venirse arriba con mezclas caseras del tipo atún con nocilla, no está mal, pero es de digestión pesada -desgraciadamente, doy fe-.

Fotos: Ronda 14

Nerea Alberdi
Nerea Alberdi

REDACTORA

Publicitaria de carrera y comunicadora por extensión, creo en el contenido como unión. Con la música a todas partes y a todas partes donde está la música. | @Nereany

No hay comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR