El café del verano se sirve frío y el marujeo también

¿Cuántas veces has acabado una conversación de WhatsApp diciendo eso de “tomamos un café calentito y me lo cuentas?” ¿Diez? ¡Cien por lo menos! Cada vez que una amiga que acaba de dejar al novio sale a quemar la noche, un camarero pone tres kilos más de café en la cafetera sabiendo lo que pasará al día siguiente. “¡Nena, café y me lo cuentas todo!”

Marujeo en verano

Pues bien, el marujeo tiene seguidores tan fieles que ni los 40º a la sombra pueden con él. Las tertulias a las cuatro de la tarde son atemporales, como la canción de Rafhael para cerrar los bares, pero todo tiene un límite.

Sí a los cotilleos, no al sufrimiento consentido. Tómate un café. O dos. Pero ponle un poquito de estilo, de postureo veraniego que tanto te gusta en Instagram . O déjate de tonterías y échale un par de hielos. Eso es lo que el club del marujeo ha inventado para darle rienda suelta a las charlas de café en verano. Que tienes un bombazo y vas a tener a tu amiga una hora callada, escuchándote hasta que se le queden las rayas de la silla marcadas en los muslamen ¡un Ice Latte y a rajar! Tu cafetito de toda la vida con hielo y leche espumada. Volcar tu café con leche hirviendo en un vaso con hielo no cuenta por mucho que te lo tomes con pajita ¡Que te veo venir!

Si la historia es del tipo “estuve pelando la pava toda la noche y pedí Noche de Sexo para arrimarme pero no hice nada” necesitas material del bueno.

Frapuccinos para el marujeo

Pide dos frapuccinos. Uno para quitarte las ganas y otro para consolarte cuando tu amiga te diga que ella sí pilló ¡Follow the leader, leader, leader! El café, la nata y el hielo no lo arreglan todo pero el calentón te lo quitan seguro.

La opción más fuerte, recomendada para casos extremos, es la del Cold Brew. Café infusionado en agua a temperatura ambiente durante al menos 12 horas. Se sirve frío y aunque tiene un sabor suave equivale a los 5 cafés que te tomas en la oficina para superar la resaca de los juernes.

Cold brew y marujeo

Es ideal para contar esos capítulos de tu vida que se parecen a Expediente X. Esos en los que te levantas y estás en una cama que no es la tuya, con una ropa que preferirías que fuera de otra y una cara de haberte maquillado a cañonazo limpio. Si encima tienes que enchufarte un café hirviendo ¡Mátame camión!

Café frío para el verano

No digas que no tienes opciones, el marujeo está a salvo incluso en verano. Todo depende de cómo sea la fiesta a la que te invitan o la cita de Tinder que tanto esperabas. Tú mantente digna, que nadie note que has potado.

María Novillo
María Novillo

REDACTORA

Compositora de momentos imperfectos y creadora de contenido. La curiosidad mató al gato pero yo me hice la loca y sobreviví. Descubrir sitios y sabores nuevos es mi perdición.

5 Comentarios
  1. Me encanta el artículo, es total, muy bien escrito, con xispa y ademas refleja la.realidad de nosotros los pobres mortales jajaja

  2. Buen artículo, joven y fresco, muy fresco, frío como el café con hielo, tal y como a mi me gusta el cafe y el marujeo.

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR