Cómo (sobre)vivir sin móvil y poder contarlo

Paciente: María Vidal

Consulta: nº1

Fecha: 14/07/2016

(Transcripción confidencial de la sesión)

¿Cómo sucedieron los hechos?

No lo recuerdo exactamente, todo ocurrió muy rápido. Solo sé que los 5 segundos que esperé antes de darle la vuelta al móvil -una vez se suicidó desde mis manos- fueron los más largos de mi vida. Y fue en ese preciso momento cuando me di cuenta de que la cantidad y la dimensión de las grietas eran directamente proporcionales a las veces que se me había caído anteriormente pero sin ningún tipo de rasguño. Rápidamente me hice a la idea: se había ido, era joven (tan joven como para vivir un año más pero tan viejo como para no entrar en garantía) pero la vida debía continuar.

Supongo que fue un golpe muy duro. ¿En quién buscaste apoyo?

(Obviaré lo que dije respecto a ese comentario sin maldad, pero que en esos momentos sensibles dolió mucho) Traté de dar señales de vida a mi familia por mensaje privado de Facebook, lo juro. Hasta que me llegó una notificación de mi madre en mi tablón: “Hola cariño, ¿qué tal ha ido el día?”. Y ahí perdí todas las esperanzas. Por esa razón, básicamente me apoyé en mis amigos, que se molestaban en hacerme un resumen ejecutivo de todas las chorradas anécdotas que se habían hablado por el interesante grupo de “Noche de chicas”, creado el 6 de julio del 2011. Al final conseguí hacerme inmune a todos los chistes fáciles referentes a mi no-existente móvil. Empecé a jugar a “Cada vez que hagan una bromita fácil, chupito”. Y tema solucionado.

¿Qué has aprendido?

Idiomas. Sí, sí… como te lo cuento. Dicen que si tienes conexión a Internet puedes estar en el baño una media de 30-40 minutos. Pues yo he aprovechado todos mis momentos “All-Bran” para hacer lo de toda la vida, antes de que el wifi y los datos móviles aparecieran: leer los componentes, normas de uso y avisos importantes del champú. Y claro, al final una se va familiarizando con el inglés, el francés o el ruso. Y no quiero chulear, pero ya soy capaz de hacer los sudokus de nivel difícil casi con los ojos cerrados. ¡Chupaos esa, repartidores de WC-likes!

¿En qué momento te viniste más abajo? ¿Y cómo reaccionaste?

Cuando me di cuenta que lo que más echaba de menos era el despertador. ¿Cómo me iba a levantar sin las 5 alarmas que tenía programadas cada 10 minutos? Total, un drama. El primer día llegué tarde a trabajar; el segundo le pedí a mi compañera de piso que me diera un toque; y el tercero fui al chino a comprar un despertador, de esos con pilas, que se programan con una ruedecita que nunca sabes la hora exacta a la que va a sonar y que no puedes posponer. ¿Te puedes creer que a partir de ese día empecé a llegar la primera a la oficina? Qué locura de invento esto del despertador de mesilla.

¿Qué aspectos positivos sacas de esta experiencia traumática?

La verdad es que cuando realmente piensas en todo lo que te libras por no tener móvil, por un momento, te alegras de esa caída que lo dejó K.O. Nada de whatsapps de tu madre en los que se pasa media hora “Escribiendo…” para luego mandarte un simple “Hola”, ni rastro de las fotos posturetis dándote envidia (corazón que no ve, corazón que no siente) ni de la tensión constante por quedarte sin batería.

¡Ah! Y caminar con la cabeza bien alta, no por estar orgulloso de haber sobrevivido sin móvil, sino porque ya no andas cual zombie mientras actualizas tu estado por la calle.

Pues va a ser que lo llevo bastante bien, ¿no le parece, Doctor? Creo que estoy curada. Le mandaré una paloma mensajera si necesito otra sesión.

María Vidal
María Vidal

REDACTORA

Érase una aragonesa tamaño bolsillo, tranquilamente intranquila y de las de la risa floja. Firme defensora de los planes improvisados y con hobbies para dar y regalar. TO BE CONTINUED

1 Comentario

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR