Yo también quiero un ‘vuelo privado’

avión, vuelo, privado, vuelo privado, cielo, low cost

La semana pasada se hizo viral una noticia que nos dejó a todos un poco sorprendidos. Una mujer del suroeste de Escocia disfrutó de una experiencia totalmente surrealista para estar protagonizada por una línea de aviones ‘low cost’. Karon Grieve viajó sola en un avión de la compañía Jet2 Airlines por 52 euros.

La razón es sencilla, de los 189 asientos disponibles para viajar de Glasgow a Grecia, sólo 3 personas realizaron una reserva. Finalmente, la escritora fue la única que decidió embarcar: “Todos los miembros de la tripulación se sabían mi nombre, el piloto, el primer oficial, las azafatas. Me dieron un trato totalmente Vip. Me moría de la risa”.

Normalmente, a los simples mortales un trato tan sofisticado nos proporciona, como bien lo describe Karon: ‘un ataque de risa’. No obstante, para muchos famosos este es el día a día en sus vidas. Por ejemplo, el magnate francés dueño del grupo de lujo LVMH, François-Henri Pinault, le regaló a su mujer Salma Hayek directamente un jet privado para que pudieran verse más frecuentemente. Esto es debido a que la actriz mexicana pasa largas temporadas en Los Ángeles por trabajo y él en Francia por la misma razón.

Otras compatriotas latinas que también se apuntan a la moda de no comprar sino de alquilar aviones privados cuando disponen de cualquier ocasión especial son Jennifer Lopez y Shakira. La ‘vecina’ del Bronx, J.Lo eligió un jet exclusivo para sus vacaciones de verano con su novio y sus hijos por Europa. Por otra parte, la cantante de Barranquilla alquiló un avión de lujo llamado Learjet 60 que tiene capacidad para siete pasajeros y cuesta aproximadamente, 3.750 euros la hora, para ir con su ‘Piqué’ a la boda de Messi.

avión, vuelo, privado, vuelo privado, cielo, low cost, kardashians

Otras archiconocidas ‘influencers’ que no viajan sin alquilar un avión privado previamente son las Kardashian. La última vez que el clan ‘K’ se fue de vacaciones con todas sus clones; Kris, Kim, Khloé, Kendall y Kylie, fue en el avión del controvertido jugador de póker Dan Bilzerian a Costa Rica. Por otro lado, lo que no tenemos muy claro es cómo todas estas ‘celebrities’ reservarán su avión. Suponemos que tendrán un ejército de asistentes personales que se dedicarán a comparar precios en páginas webs que ofrezcan estos servicios como JetApp, y ellas simplemente se dedicarán a elegir los modelos, la peluquería, el maquillaje y las uñas que publicarán en cada una de las fotos de sus ‘vacaciones’.

Por supuesto, ser rico también tiene sus desventajas aunque nosotros por ahora no las conozcamos. Alguien que sí que sabe esta información de primera mano es el periodista británico de investigación, Jacques Peretti. De hecho, este reportero estuvo conviviendo durante 6 meses de su vida con las personas más ricas del planeta: “Los multimillonarios no son malas personas, únicamente viven en una burbuja hermética que les impide vivir y ver la vida como las personas normales”.

Cabe destacar que ser multimillonario tampoco te convierte en un ser desgraciado automáticamente. Sin embargo, los ricos se pierden algunas de las cosas más graciosas de la vida cotidiana como es simplemente viajar en una compañía ‘low cost’ y jugar a la auténtica lotería: los compañeros de avión. La persona más interesante/odiosa de tu existencia estará al lado tuyo durante las próximas 3 horas y media. ¡Felicidades!

avión, vuelo, privado, vuelo privado, cielo, low cost, leonardo dicaprio, el gran gatsby, copa, brindis

Gabriel Garcher
Gabriel Garcher

musica@bfacemag.es

Canario, que no africano. Freelance a tiempo completo; escritor en mis ratos libres. Nunca sonrío en las fotos, y no pasa nada. La vida sigue.

¡Menos comentar y más compartir, cosuca!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies