4 tipos de usuarios de Snapchat

Mucha gente aún no ha descubierto lo que es Snapchat. Tuvo un boom hace un par de años, pero la sociedad no estaba todavía preparada para ver fotografías o vídeos de tres segundos. Nadie le veía la gracia hasta hoy. Snapchat es el Bertín Osborne de las redes sociales. Vuelve a relucir y todavía no sabes el porqué. Dentro de este mundillo hay mucha fauna y hoy quiero resumírtela. Puede que te importe poco, pero todo lo que te cuento es por tu bien y, a la larga, te servirá.

CHAPA Y PINTURA

Cada día abrimos el fantasmito blanco para probar los nuevos filtros. Hoy soy un panda y mañana una drag queen. ¿Estoy deprimido? Subo un Snap con unas lágrimas de pegatina o un filtro hawaiano en el que ponga: ¡Ojalá ahora así! Te crees un pitufo con la cámara rápida o un downie a cámara lenta. Snapchat nos permite colgar fotos nuestras, recién levantados, porque nos deformamos fácilmente la cara y nadie ve el orco que llevamos dentro fuera. Querido usuario, los filtros hacen gracia una vez. Más de una ya no.

1

PORNO

Hay bastantes usuarios que utilizan cualquier red social para ligar, incluso Google+ o Linkedn. Sois muchos los que jugáis con Snapchat para hacer travesuras y para provocar al personal. Te puedes despertar un día con un Snap de un plátano de Canarias o de unos melones. ¡Degenerados! ¡Impuros! Os recuerdo que aunque las fotografías de esta red social no se guardan, siempre puedes hacer captura de pantalla. ¡Avisados estáis!

2

BLOGGER

Todas las bloggers, youtubers, influencers, instagramers o pantojers tienen Snapchat. Lo utilizan para restregarte en la cara sus viajes a Cuba o a Australia o para darte envidia: Ellas tienen un Channel y tú sigues con la bandolera que te regaló la Súper Pop. Está muy bien que las sigas – yo soy uno de estos- pero querida influencer, no hace falta que enseñes el retrete en el que harás tus necesidades o que nos expliques como cocinas. Esto no son los tutoriales de Youtube y, mucho menos, Gran Hermano VIP. De nada.

3

¡HAS CAÍDO!

Muchos presumíais de no tener Snapchat pero al final habéis caído. Solo querías instalártelo para jugar con los filtros pero ahora ya sigues a más de ochenta personas. “De momento solo miro Snaps pero yo no cuelgo nada“, pronto colgarás una foto en tu cama en blanco y negro con un DEAD debajo. De aquí a que pases a ser una blogger en Snapchat hay una línea muy fina. Demasiado.

article-201492594332516405000

Si todavía no te has instalado esta magnífica red social, es hora de que lo hagas. Yo disfruto con ella como un crío de tres años. Eso sí, tú sigue presumiendo de tu bandolera de Súper Pop, que todo acaba volviendo.

Jaime Viure
Jaime Viure

REDACTOR

Un periodista barcelonés más, pero no del montón. Me casaré con mi televisor y en la boda sonará música indie. La combinación perfecta.

No hay comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR