5 estilos para ir a la oficina

Da igual si trabajas en un banco o en medio de la naturaleza. Sea cual sea tu estilo, puedes ir con clase.

¿No sabes qué ponerte para ir al trabajo? (Si lo tienes). ¡Ni tú, ni nadie! Decidir qué nos ponemos para ir a trabajar es algo que siempre nos agobia en el día a día, porque, el verdadero problema de vestirte para el trabajo es la repetición. ¿Quién inventó esto de trabajar 5 días a la semana y sólo descansar dos? Todos tenemos claros nuestros estilismos cuando son puntuales – algo que quieres estrenar, un conjunto que siempre te funciona para ligar, o esa prenda que sólo te pones los días de fiesta – pero en el trabajo debemos sacar nuestros recursos primarios para elegir un look diario.

Aquí te daremos unas claves de estilo y algunas ideas para variar en función del tipo de look que quieras conseguir y el entorno laboral que domines… pero recuerda, ¡en la variedad está el gusto! Así que no dudes en mezclar conceptos y conseguir tu propio estilo personal.

El serio

Hay puestos que requieren demostrar toda la seriedad de la que disponemos… pero eso no quiere decir que nuestros looks tengan que estar inspirados en las cumbres del G20. Si decides usar traje, para mostrar un toque de modernidad, no olvides escoger uno que te siente bien – que sea de tu talla exacta – y se adapte a la silueta actual, un poco entallado y con colores actuales. Que no te dé miedo usar el gris o el azul, y dejamos el negro para ocasiones más especiales.

Recuerda que también se puede ser muy serio sin traje, acude a los clásicos masculinos como pantalones chinos y camisas con toque tailored. ¡Nunca de manga corta! Si refresca, una rebeca o blazer puede completar el look sin elevarlo a la categoría de traje y seguir manteniendo el “status”.

look oficina

El técnico

¿Tu trabajo requiere de una implicación física? En ese caso lo mejor es acudir a los tejidos y cortes técnicos. Muchas marcas han democratizado la ropa técnica y adaptado sus cortes, patrones y tejidos a un estilismo cotidiano. Pantalones con toque cargo y varios bolsillos, camisetas transpirables, cazadoras con piezas para mejorar la movilidad en los brazos…

En este caso las zapatillas serán tu primordial aliado, y si necesitas “guardar un poco las apariencias”, hay marcas como New Balance que hacen zapatillas cómodas y con un toque trendy muy interesante.

El fashion

Eres un poco víctima de la moda, ¡reconócelo! Y quieres que eso se note en tu estilo diario en la oficina. Además, si trabajas en un entorno donde se valore esa creatividad, tus looks de oficina pueden darte ese momento raseee (¡Hola Josie!) que todos necesitamos.

En este caso puedes lanzarte con ropa de diseño o combianciones un tanto arriesgadas aunque sean del mismísimo Zara. El estampado será un buen compañero de oficina, pero cuidado, ¡que no se te vaya la pinza! Porque puedes acabar con un empacho estilístico…. o siendo conocido en la oficina por “el colorinchis”.

look oficina 2

El bohemio

Tienes la suerte de que tu trabajo permite un look relajado y casual, incluso con un puntito bohemio. Eso está genial, pero como decíamos al principio, la repetición puede cansar hasta al más pintado. Por eso puedes acudir a jugar con los colores y buscar tu lado tribal.

Pantalones de lino – sin ser demasiado bombachos, que no dan aspecto tan profesional – camisetas y camisas con corte caftan. Es importante los complementos en este caso, recuerda que por mucho karma que te aporte, ese collaraco de coral verde puede llamar mucho la atención de tu interlocutor y quitarte cierta seriedad en el discurso.

El normcore

Lo tuyo es pasar un poco de la moda y las tendencias. ¡Pero amigo!, sin saberlo, has caído en una nueva tendencia, el llamado Normcore, que básicamente consiste en “vestirse normal”, sí hijo, tenemos nombre para todo.

Los vaqueros básicos – Lee o Levis de toda la vida – y una camiseta standard serán tus prendas aliadas para ir cómodo a trabajar. La idea es, cómo minimo, que no resulte una combinación desafortunada, que vale que te dé igual, pero tampoco hay que ir hecho un cuadro, ¿no? No te la jueges demasiado con el color y acude a los básicos.

Gafas Amarillas
Gafas Amarillas

REDACTOR

Manuel J. Romero es el periodista que se encuentra tras las gafas de El Señor de las Gafas Amarillas. Especializado en Marketing Online, Redes Sociales y Comunicación Cultural, es experto en moda y tendencias pero con una visión desenfadada de la vida.

¡Menos comentar y más compartir, cosuca!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies