Anne Igartiburu is the new red

¡Feliz año nuevo! es quizá una de las frases preferidas de Anne Igartiburu. La presentadora inició en 2005 una bonita historia de amor con las doce campanadas en un sitio tan emblemático como lo es la Puerta del Sol, dándole una patada a Ramón García en este romance. Desde entonces, Anne se esfuerza (sin resultados) en seducirnos con lo que teóricamente son sus mejores galas. Pero bueno, que lo importante es participar.

La vasca se estrenó de la peor de las maneras: sin dejar rienda libre a la imaginación. Quiso marcarse una pedrochada con un vestido de encaje y transparencias, pero todo quedó en intento. Eso, o que llevaba ropa interior nueva y nos la quería enseñar. Una de dos. Así no Anne, así-no.

1 Anne Igartiburu
Ni ella misma se veía con esos trapos. Ramón… Se limitaba a disimular. Pobre.

Para entrar en 2008, Anne se tiró a la piscina vacía y decidió ir a por todas con un vestido dorado muy atrevido con aberturas tipo trikini. Lástima que las burbujas Freixenet no se llevaran demasiado bien con las uvas de Nochevieja y la audiencia bajara en picado. Normal, si es que la mujer asusta. Demasiado top para TVE.

2 Anne Igartiburu

A partir de ese momento, Anne hizo un pacto con el diablo: si quería que su alma viviese en el reino de los cielos y liberarse de las garras del infierno, debía vestir siempre de rojo en Nochevieja honorando a Satanás. Lo mejor de todo es que, como buena vasca, se lo tomó a pecho y ya nos dejó mensajes subliminales en Corazón, Corazón. Solo de pensar que su armario parece una lata de pimientos del piquillo se me pone la piel de gallina. Iug.

3 Anne Igartiburu
Con todos ustedes, la metamorfosis de un bogavante que quería ser princesa.

Transparencias, aberturas, cuello cerrado, capas largas… Anne ha pegado a todos los palos con tal de jurar fidelidad eterna al color rojo. Y a su mismo paso, su peinado. Aunque… analizándolo bien… tanto rubio pollo y tanto atuendo rojizo… ¿Quizá representa los colores de la patria española? Si es que ya os he dicho yo que lo subliminal va mucho con ella (como su condición de hermafrodita, qué gran misterio Iker Jiménez).

raven-symone-dramatic-sunglasses

Lo más curioso de todo es que los otros canales de televisión han ido imitando su devoción por el color de la pasión, como Isabel Pantoja o, sin ir más lejos, los estilistas de Cámbiame con su ropa interior. Pero oye, que se mantienen como líderes de audiencia. Anne, no siempre patinas: a veces aciertas, y por eso creas tendencia (solo a veces, no te me subas).

ToAnne Igartiburudos estos elementos de brujería pura nos han llevado a una conclusión muy clara: Anne Igartiburu esconde una faceta de villana que no se la aguanta. Contamos con dos candidatas idóneas: una sería Gothel de Rapunzel, que le robaría el pelo a la muchacha para lidiar con su sueño de ser rubia de por vida; pero la que encajaría a la perfección sería Scarlett Overkill de Minions.

Esa bruja que quiere ser amiga de todos pero que después… puñalada, puñalada. Su mayor aspiración en la vida es morir atragantada por una uva en Nochevieja y, a este paso, todo apunta a que conseguirá hacerse con ello.

Que tiemblen los Minions, porque se va a armar gorda.

Iván Olmos
Iván Olmos

REDACTOR

Estudio periodismo en Barcelona, pero con la cabeza en Estados Unidos. La moda y la fotografía son mi cara o cruz. Hoy voy a decirlo: ¡Cómo me amo!

No hay comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR