5 razones por las que hacer caso a los consejos de belleza de tu madre

Seguro que tu madre también te insistía todos los días para que te desmaquillaras y lavaras la cara antes de acostarte y también es seguro que este consejo de belleza te parecía un horror.

Pues bien, tenía razón, limpiarse la cara cada día es fundamental para mantener la piel saludable y radiante.

Por eso, nosotros te vamos a dar las 5 reglas de oro para que continúes haciéndolo:

1- ELIMINA LA SUCIEDAD. A lo largo del día tu rostro se va cubriendo de bacterias, polución y antiguas células cutáneas que dificultan la respiración de la piel. El lavado facial elimina todo este tipo de impurezas y evita que se vaya formando una capa gruesa de suciedad que a la larga produzca esos molestos brotes de acné.

2-  HIDRATACIÓN. Una limpieza regular también afecta a que la piel tenga un nivel importante de hidratación equilibrando de manera natural los niveles de ph. Esto es muy importante si lo que quieres es evitar la piel áspera.

3- LOS LIMPIADORES EXISTEN. Lavarse la cara no quiere decir que tengas que perder el tiempo restregando con agua y la tradicional pastilla de jabón. Existen múltiples limpiadores de maquillaje en distintos formatos. En polvo, en gel, en espuma… Lo ideal es que encuentres lo que mejor se adecua a tu piel y más cómodo te resulte.

belleza

4- AL MENOS DOS VECES. Lavarse la cara antes de dormir es importante pero no significa que sea suficiente. Durante la noche, las células de nuestra piel, aunque limpias, siguen trabajando y produciendo el sebo que nos protege durante el día de los agentes externos. Es necesario hacer una limpieza de rostro también por la mañana aunque sea con menos profundidad. Si no lo hacemos, nos maquillaremos encima y estaremos cargando la piel de más suciedad de la debida.

5- NO OBSESIONARSE. Que haya que ser constante con la limpieza facial y crear un hábito, no significa que haya que excederse. Esto supondría el efecto contrario al que deseamos y es que, si nos pasamos con las limpiezas, puede que resequemos nuestra piel y perdamos más aceites naturales de los que debemos. Para hacer una estimación estándar, se recomienda no realizar más de 3 limpiezas diarias pero, dependiendo si tu piel es más grasa o más seca, lo mejor es que vayas probando hasta encontrar el equilibrio perfecto que deje tu piel bien. Y, lo más importante, es mejor mantener la cara maquillada antes que limpiar en exceso el rostro y dejarlo reseco.

Por último, decir que es fundamental rematar la faena de la limpieza con una buena crema hidratante que ayude a restablecer los niveles de hidratación que pudiéramos haber perdido por el camino.

Eva Machón Saavedra
Eva Machón Saavedra

Redactora

Madrileña, habladora compulsiva y extrovertida. Apasionada de la comunicación, intento siempre contagiar mi alegría con palabras. La ilusión es mi fuente de energía.

¡Menos comentar y más compartir, cosuca!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies