Scotta 1985, básicos para hombre en clave ‘slow’

La enseña sevillana apuesta por una colección de piezas de calidad, atemporales, duraderas y accesibles

Hemos olvidado lo importante que es dedicarle tiempo a las cosas, cuidar los detalles o esperar un poco ¿Por qué comprar objetos que no significan nada? Cuando podemos disfrutar del placer que supone, por ejemplo, elegir una buena camisa.

Motivados por ese espíritu de dar sentido a las cosas que poseemos nació Scotta 1985 una marca de moda masculina con cuño artesano. ‘Queremos que nuestros clientes dediquen tiempo a seleccionar sus piezas, que valoren lo que compran y, sobre todo, que las piezas de la marca les inspiren’ afirma Carlos Serra, uno de los impulsores del proyecto.

Con corazón sevillano y alma brit, la firma se preocupa por desarrollar un repertorio de básicos de calidad, atemporales, duraderos y accesibles. Realizados siguiendo delicados procesos de fabricación artesanos en los que se cuida hasta el más mínimo detalle.

Sus creaciones nacen con vocación de perdurabilidad pero abrazan algunas de las tendencias claves de la temporada como la originalidad de los botines chelsea, la inequívoca elegancia de las camisas oxford o la sencillez de las blazers de patrón relajado, casi como cazadoras sport, pero respetuosas con los códigos de la sastrería tradicional.

Las piezas de la firma se ofrecen en un discreto abanico de tonalidades en el que conviven los matices vitaminados de las prendas de punto en amarillo azufre o rosa flamenco, con los siempre infalibles azul navy, negro o verde helecho.

Con esta nueva colección, la etiqueta de origen sevillano consolida su posición como una de las firmas españolas favoritas de los hombres que ponen en valor la funcionalidad y el estilo. Así lo acreditan los más de 130 puntos de venta multimarca en los que se pueden adquirir las piezas de la firma, además de los corners y tiendas propias en Sevilla, Madrid o Valencia.

 

Antonia Izquierdo
Antonia Izquierdo

moda@bfacemag.es

Mi relación con la moda se consolidó cuando a los 14 años me enamoré de un bolso de Marc Jacobs que vi en Vogue. Hoy me dedico a la comunicación de moda.

¡Menos comentar y más compartir, cosuca!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies