Modas de verano que no entiende mi abuela

En verano lucimos más piernas, sacamos camisetas de colores, cortamos los pantalones y optamos por sacar los pies al aire. Adiós pudor, lucimos carne a más no poder y nos volvemos más perezosos a la hora de arreglarnos. Total, con el bronceado -moreno cangrejo- toda sienta bien. No sé vosotros, pero generalmente cambio mi manera de vestir de invierno a verano, y mi abuela analiza a la perfección mi cambio de estación. “¿Tienes las mechas más rubias?” “¿Te has cortado esa camiseta?” ¿Piensas salir con ese pantalón corto a la calle?”. Después de analizar las respuestas de mi abuela a lo largo de los últimos veranos, he conseguido recopilar aquellas modas extravagantes “que no entiende mi abuela”.

Las camisetas rotas son un fenómeno que no se entiende en mi casa. “Palomita, ¿sabes que tienes una cara en la espalda?”. Obviamente, soy plenamente consciente. Porque no es una cara, sino una calavera. En realidad es una camiseta que me encanta y que está de moda, las camisetas rotas son una tendencia que llevan varios veranos pegando fuerte. Incluido en los chicos. Esta moda estarí­a incluida en “modas que no entienden los hombres”. El mismo dí­a que me puse esa camiseta, tanto mi abuela como un grupo de chicos me hicieron la misma pregunta. Aun así­, no dejaré de ponérmela.

chiara

 

Los moños altos son un must cada verano. Como el tinto de verano, los botes de crema Nivea y las chanclas havaianas. Mi abuela no entiende como la juventud se coloca una castaña en la cabeza con lo monas que irí­amos con una coleta de caballo. El moñito queda mejor en las fotos y lo sabemos. En realidad es el topknot de toda la vida -que siempre queda más cool-.

topknot

Otra moda son los pantalones rotos. Ahí­ en realidad estamos más de acuerdo… Si los shorts vaqueros rotí­simos son una opción para la playa y no para salir por la noche. Ahí­ la cosa cambia. Si encima son de cintura alta, y enseña ligeramente un poco más de la pierna… Apaga y vámonos. Incluso habrí­a que plantearse sino enseñamos demasiado. Para evitar que tu abuela piense que pasó con aquella adorable nieta que jugaba a las muñecas, mejor optar por algo oversize por arriba, una blusa de manga larga… Ya se sabe, “si enseñamos por un lado, mejor no enseñar por otro”.

shorts1

shorts2

¿Os sentí­s identificados? ¿Creéis que nuestras abuelas exageran? ¿Se os ocurre alguna moda más? Mi abuela sigue queriendo poner de moda en mi pelo las trencitas africanas… Aun no he caí­do, pero nunca se sabe.

Paloma Herce
Paloma Herce

Periodista y futura publicista. Intento escribir de moda en Harper's Bazaar. Fui copy en Revolution. Antes puede que me oyeras en Onda Cero y Cadena Cope. Amante de la moda y (sobre todo) el buen comer.| @JemapellePaloma

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies