Las peor vestidas de la historia de Los Oscars

Como se acerca la gala de Los Oscars, en Vaya Cuadro hemos querido hacer un recopilatorio de las peor vestidas de la historia de estos premios. Sinceramente, puedo entender que se acierte o no se acierte pero ir tan cuadro como los ejemplos que traigo a continuación, no entra en mi mente, ¿en qué momento decides ir así­ a una ceremonia tan importante? ¿en qué momento te dejan salir así­ de casa?

Empezamos la selección con el look torero de Demi Moore que quedará para siempre en nuestro recuerdo. La siguiente, Brandi Glanville, decidió ir a la gala mostrando literalmente la mitad de sus pechos. Muy correcto todo. La actriz portuguesa Sofia Alves, que aunque parezca que es una niña actriz revelación de 14 años tiene 40, fue vestida de la tí­pica adolescente que sale de discoteca por primera vez. Por favor, atentos al cartel de Pasapalabra que llega pegado.

No comprendo como una mujer tan guapa como Uma Thurman acude a los Oscar unas sábanas blancas con un lazo azul al más puro estilo griego de Danone. El atuendo fluor de Whoopi Goldberg fue lo más comentado en 1993. No hay por dónde cogerlo. El vestido del Bazaar Asia que llevó en 2003 Cameron Dí­az como forma de gritar a los cuatros vientos que ni ella ni su equipo de estilistas entiende de estilo, valga la redundancia.

El look de campesina austriaca de Gwyneth Paltrow acaparó toda la atención en la alfombra roja. Horripilante elección para ir a una ceremonia de esa talla (bueno, o para ir a cualquier lado). Angelina Jolie sorprendió un año con un disfraz de Morticia Addams. Escalofriante. El atuendo de Geena Davis en 1992 ya es un clásico en estos rankings. Su cola de volantes blanca, sus medias negras, los guantes de cabaretera y lazo rojo fascinaron a la prensa.

Y no puedo olvidar a Bjork y su vestido de cisne que tiene hasta página propia en Wikipedia. Sin duda, marcó un hito.  Lo peor de Celine Dion no fue ese traje hortera blanco de raso si no el sombrero y las gafas de sol que lo acompañaban, ¿qué opináis? Y finalmente, para terminar, el look estrella de las peores es vestidas de Los Oscars no podí­a ser para otra, Cher. Sobran las palabras. Esto sí­ que es #culturapop.

Espero que os hayan gustado mis elecciones como las peor vestidas de la historia. Al menos, muchas de ellas han aprendido del error y han mejorado en los años posteriores. Y bien, ¿incluiremos alguna en Los Oscars de este año? Sed libres de comentar en el cuadro de abajo.

[followbutton username=’rauldelcuadro’]

Raúl del Cuadro
Raúl del Cuadro

MARKETING raul@bfacemag.es

Publicitario. PR. Blogger. Una galleta de la fortuna me dijo una vez: "You will be succesful someday" y ahora trabajo para conseguirlo.

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies