SHOPAHOLIC: cuando la adicción a comprar te controla a ti

En estos últimos años se está empezando a hablar de un término denominado ‘shopaholic’, es decir, gente que sufre una adicción real a comprar compulsivamente.

Entras a una tienda que te gusta porque acaban de comenzar las rebajas. Pasas al probador y te pones ese modelito que tanto te gusta; te queda genial y lo sabes, y decides comprarlo. De una forma u otra, tu estado de ánimo ha cambiado a consecuencia de esa compra. Te gustas a ti mismo pero principalmente sabes que vas a gustar a los demás.

De repente, llega un día en el que no te sientes bien, notas un gran vacío en tu interior, y decides volver a comprar. Pero esta vez todo es diferente: pasas al probador y coges como diez conjuntos distintos, te empiezas a probar todo y, te terminen de convencer o no, te los llevas.

Llegas a casa y te lo vuelves a probar todo, te encanta el olor a ropa nueva, la sensación de poder que te da gastar más y más. Tu estado de ánimo vuelve a mejorar.

El problema aparece cuando a la mañana siguiente se repite el mismo proceso, y así sucesivamente. Cuando comprar pasa de ser un simple hobbie a convertirse en un proceso de dependencia debemos preocuparnos y poner solución lo antes posible.

Nos guste o no, tanto Internet como las nuevas tecnologías han hecho mucho daño para este tipo de personas. Actualmente, realizar una compra online sin poner un pie en la calle no nos lleva ni 5 escasos minutos.

shopaholic

Existen una serie de tiendas, como por ejemplo Aliexpress, el gigante online chino que se ha hecho excesivamente popular en los últimos años, que permite adquirir una gran cantidad de productos haciendo un simple click, dejando ya guardada automáticamente tu tarjeta y permitiendo adquirir todo lo que tienes en tu wish list sin mover un dedo.

Por supuesto, si notáis este tipo de sensaciones debéis poneros en manos de un profesional para que os ayude;  desde Bface Magazine simplemente queremos daros algunos consejos que os pueden servir para parar ese proceso de autoengaño de felicidad:

  • Es lógico y natural entrar a una tienda que nos gusta y querer llevarnos prácticamente toda la colección, somos humanos y nos gusta comprar por naturaleza, pero intentad llevaros solo lo que realmente necesitáis.
  • Antes de salir de casa, realizad un presupuesto de lo máximo que os podéis gastar, y por nada del mundo lo superéis.
  • Jamás os vayáis de compras sin ánimo. Comprar tiene que ser un hobbie, una experiencia, algo que realmente nos guste. El “comprar por comprar” no nos va a llevar a nada bueno.
  • Si os notáis con cierta adicción a las compras, intentad evitar en la medida de lo posible las compras online. Éstas son demasiado cómodas y al final acabaréis comprando sin filtro, de forma desmesurada.

shopaholic

Repetimos una vez más que la adicción a las compras no es ninguna tontería, por lo que si realmente sentís que podéis padecerlo poneos en manos de un profesional y cortadlo de raíz. Nos guste o no, los problemas se superan haciéndoles frente. 

David De Diego Alonso
David De Diego Alonso

REDACTOR

Food & Fashion Blogger, amante de los eventos de moda y del lifestyle de Madrid. Cómete el mundo, el éxito depende de ti. IG: @itsdavidediego

No hay comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies