Manual para no ser otro pingüino más en Nochevieja

Como en todo diciembre, se avecina una temporada de fiestas en bucle. Puede parecer maravilloso, y lo es, pero también supone un verdadero arma de doble filo. En una temporada de Navidad, Nochevieja y demás festivos, las fashion victims no sufren por los regalos que deben preparar, sino por sus looks. Que si largo, que si esmoquin, que si tocado… De verdad, lo que son los problemas del primer mundo.

En época de fiesta, el mundo masculino es bastante extremista. O más insípido que el caldo sin sal, o tan estrafalario que duele a los ojos. Los hombres no solemos entender de términos medios. La clave está en abrir la mente y estar a la altura, que estamos muy estancados a lo Caribe 2001. ¡Hay mundo más allá del negro, el azul marino y el blanco! Suena fuerte e incluso disonante cuando se lee por primera vez, pero luego se asimila. Respira hondo y no te exijas tanto.

pingüino

Sumado a todo ello que todavía no tengo outfit para recibir el 2017, os presento un manual de autoayuda para no ser un pingüino más en la pista, la plaza del pueblo o la república independiente de tu casa. Toma mi mano, juntos conseguiremos ser los más ‘tops’. Eso sí, elegancia por encima de cualquier cosa en el mundo. Que se nos recuerde con glamour.

Adiós a la sobriedad

Entramos al terreno de juego con los colores. Es cierto, los tonos apagados son una apuesta segura. Con un traje negro o azul marino y camisa blanca, el éxito está más que garantizado. Pero eres uno más, otro men in black. Y eso no lo queremos, bajo ningún concepto. Pasado pisado. ¿Por qué no atreverse con una americana chillona? No hiperventiles. Tranquilidad y buenos alimentos.

pingüino

Las hay para todos los gustos y riesgos. Desde materiales como el terciopelo y la lentejuela hasta estructuras kimono y militar o estampados. Si eres de los que se lo juega todo a una moneda, he aquí la pieza perfecta para triunfar. Advertencia: la regla está en el equilibrio. Blazer llamativa, todo lo demás relajado. El barroco ya pasó, cerró su puerta en el siglo XVII. Déjalo tranquilo, que ahí está muy bien. (No olvides que el chaleco de punto, tanto con botones como sin, también es una alternativa a considerar.)

Juego de prendas

pingüino

Si por el contrario prefieres sorprender con los pantalones, las posibilidades siguen siendo infinitas. Para los más locos, ¿por qué no una falda? No es necesario el estampado, una falda masculina en negro ya hará de tu atuendo un 10. Encontrarás también estructuras (pantalón tobillero o de pinzas, por ejemplo), estampados como la pata de gallo o a rayas, y toda la gama de colores. ¡No descartes el denim! Con doblete y algún detalle que los potencie, puede ser una buena elección. Muchas veces no es el look en sí, sino los detalles lo que lo hacen excepcional.

La pieza clave más infravalorada

Parece ser que la camisa es la prenda que menos preocupación genera. ¡Qué gran equivocación! Pensamos que por llevar una camisa básica está todo hecho, y no es así. Error mayúsculo. A no ser que apuestes por algunas prendas aquí arriba… no hay excusa que valga, amigos.

collage2

No es necesario volver a aquellas camisas de color gris abrillantado o malva que llevaban nuestros ya casi ancestros. Encasíllate en el blanco, reconozco que es una buena jugada. Puedes experimentar con los tallajes, la estructura, la botonadura y sus cierres, los cuellos, si tiene jaretas o no… Y un larguísimo etcétera. ¡El mundo de las camisas es más amplio de lo que puedes imaginar! Así que dale rienda suelta a la imaginación…

Remate final

Última opción: look básico con complementos ideales para hacerlo crecer como la espuma. Puedes empezar con un sombrero fedora negro con detalle, una boina o un monk pie. La bisutería también es un elemento a considerar (anillos, pulseras o un colgante discreto), y el reloj sigue la misma tónica. Pueden ser piezas clave que le sofistiquen tu vestimenta como la que más.

pingüino

Cinturones, gafas transparentes, calcetines estampados, el fular y cordones de colores no quedan fuera del saco cuando se trata de dar chispa al outfit. Y, por supuesto, aunque no indispensable, una corbata bonita o una pajarita graciosa. Un poquito por aquí, un poquito por allá, ¡el look perfecto ya estará!

Iván Olmos
Iván Olmos

REDACTOR

Estudio periodismo en Barcelona, pero con la cabeza en Estados Unidos. La moda y la fotografía son mi cara o cruz. Hoy voy a decirlo: ¡Cómo me amo!

No hay comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies