2018: El resurgir del disco beat. ¿Y 2019?

Please select a featured image for your post

Parece que 2018 ha sido el año en el que ha dejado de estar de moda lo que no está de moda. Los hipsters van finalmente muriendo o tirándose de los bigotes unos a otros por no poder ser tan especiales y exclusivos. Los indies puristas, tras la confirmación del (maravilloso) cartel del Primavera Sound 2019, han decidido hacer una concentración de tres días para llorar en silencio con Los Planetas de fondo y, lo que nos importa: en la mayoría de últimas tendencias, parece que el batiburrillo de estilos y los comebacks es lo que se lleva, chiquis. Lo de atrás pa’lante y fuera clichés.

Dentro de este no-parar-de-creaciones que más que innovar van para atrás —mirad lo ¨nuevo¨ de Bisbal o Carlos Baute, ha resurgido el disco-beat and I’m here for it. Algunos ya habían jugado con este ritmillo tan saleroso y apetecible para noches de guateque (Daft Punk, Empire of the Sun o Crystal Castles) y, en este artículo, veremos qué artistas no han dudado en subirse al carro este año.

Porque ¿a quién no le va a gustar un buen disco-beat? ¿a quién no le va a gustar? Esos bajos que se te meten por el cuerpo, esos juegos de ritmos sincopados que hacen que te contonees como una lombriz borracha. Calvin Harris, en su (inflavalorado) disco debut ‘I Created Disco’, ya creó una atmósfera disco/groovy/funk que parece tener más hueco este año que en 2007. Quizá es por eso por lo que Dua Lipa, muy lista ella, se ha marcado un featuring con el DJ que ha resultado en uno de los temas indiscutibles de este 2018: ‘One Kiss’. Sam Smith tampoco ha desaprovechado la oportunidad de colaborar con el Harris y alegrarnos el verano pasado con sus ‘Promises’. 

En Francia, artistas como los ya mencionados Daft Punk, Christine and the Queens o Polo & Pan (su featuring Pluie Fine con Corine es lo mejor que me pasó en 2017) llevan años en la industria haciéndonos menear los cuerpos con sus ritmillos. Dentro del panorama nacional, este año hemos tenido algunas propuestas curiosas como ‘El momento’ de La casa azul o ‘1985’ del grupo barcelonés Tversky. Pero en esta nueva ola retro-futurista, sin lugar a duda, Parcels se ha llevado la palma con su disco debut.

Ahora solo nos queda esperar lo que nos depara 2019 asumiendo, con orgullo, que 2018 ha sido un gran año para la música y dando por hecho que cada vez será más complicado dividir en compartimentos los estilos y encasillar a artistas. Que no paren las producciones curradas, los featurings imposibles y let’s funk bitches!

0

¡Menos comentar y más compartir, cosuca!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies