8 canciones para ser feliz

Hay canciones creadas especialmente para emocionar. Otras para hacernos bailar hasta que lloremos del dolor de pies. Unas con historias ajenas que adaptamos a las nuestras y otras, que sin saber cómo ni cuándo, juraríamos haber escrito nosotros mismos. Pero hay canciones que, suenen en el momento en que suenen, despiertan esa sensación de que todo pasa.

Puede ser por necesidad, ganas o intención de transmitir esa energía tan necesaria en estos tiempos, lo que ha hecho que Efecto Pasillo se conviertan en expertos de canciones To Be Happy. Desde que se presentaron con No importa que llueva o Pan y mantequilla, dejaron clara la intención de la que hablamos y contra las dudas de que pudieran encontrar un nuevo himno a la altura, Cuando me siento bien se convierte en la apuesta de los canarios para estrenar el verano con la sonrisa puesta.

El mensaje es claro y, en ocasiones, un aliciente de amor hace que la combinación sea idónea para ponerle BSO a la historia que vivimos o que, en algún caso, nos imaginamos durante la propia canción. Si vas en el coche y hasta alargas la mano hacia el asiento del copiloto buscando pierna que tocar con la complicidad propia de una bonita pareja y no hay pierna, ni linda pareja, no te preocupes. Nada que no solucione una canción To Be Happy.

En inglés, con una intensidad propia de canción perfecta para despojarse de todo lo negativo que sobra y de parte de cinco chicos que se siguen ganando a medio mundo. Un casi impronunciable Saturday I’m in love con la etiqueta de canción contra días malos.

No todas las canciones To Be Happy tienen una letra que refleje alegría y alboroto. Incluso pueden ser negativas. Pero por su ritmo, esencia, o sin motivo aparente, se convierte en canción imprescindible para nuestro momento musical depurativo lo nuevo de Maroon 5. Por supuesto, en su versión explícita, que ya tenemos una edad: This Summer’s Gonna Hurt Like A Motherf****r.

No todo es amor, amistad, viajar y sonreír. Nuestra vida está repleta de momentos que desearíamos vivir bastante menos que una vez al mes. Gracias a LunchMoney Lewis, hasta pagar facturas es divertido. O, al menos, eso pretende él.

Todas tiene en común una cosa: arreglan el mundo durante unos minutos. Y si suenan a arena, mal, olas y tablas de surf, la apuesta es segura y contundente. El culpable de que este año vayamos en bañador al trabajo sin darnos cuenta es Calum.

Suenan a verano y con ello a vacaciones e irremediablemente a sonrisas. Y sin dúo no hay verano. Y sin ella tampoco. Nos tiene mal acostumbrados y nos encanta… Y a Jason Derulo también. Hemos intentado no dejarnos llevar por el arte seductor que ambos deben tener desde nacimiento, pero… ¿Quién se resiste a la invitación de intentar seguir viendo la vida a través de canciones que hacen que por momentos parezca que todo tiene arreglo?



Juanjo Rengel
Juanjo Rengel

Redactor

Mi padre siempre me dijo que me dedicara a lo que me diese la gana. Una profesora del instituto, que la radio estaba destinada a morir, que me buscara otro sueño. Como buen hijo, decidí hacerle caso a mi padre. Como no sé hacer música, hablo y escribo de ella.

No hay comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies