Las 10+1 actuaciones más freaks de Eurovisión

Como eurofan, me ofende personalmente cuando dicen que Eurovisión es un nido de freaks que solo crean circo y no buena música. Pero, lo cierto es que hay que reconocer que en algunas ocasiones, con tal de llamar la atención, algún país se ha vuelto loco y ha enviado a concursar a lo peor de lo peor, dando una vuelta de tuerca a lo más imposible del todo.

Hoy, en BFace, os presentamos a lo que nunca debería de haber participado en Eurovisión. Las 10+1 actuaciones más freaks de la historia del Festival.


Baila el chiki chiki – Rodolfo Chikilucuatre (España, 2008)

La actuación más bochornosa que ha presentado nuestro país en años, y confiemos en que no se repita. Mitad comedia, mitad en serio, mitad éxito del verano, mitad burla. La mezcla era imposible y, aunque Europa se la tomó a bien (subimos al 16º puesto), el número fue más que detestable. Una vergüenza para cualquier español.


Party for everybody – Buranovskiye Babushki (Rusia, 2012)

Las abuelas más famosas de toda Europa se presentaron en 2012 con la intención de lavar la imagen de Rusia, aunque no sabemos si lo consiguieron del todo. Lo cierto es que quedaron genial (segundas) con un tema pegadizo y machacón. Entre todas sumaban más de 500 años de vida. Y repartieron bollos a todo el mundo que se las encontraba por la calle o en los ensayos. Tiernas y adorables, pero freaks totalmente.


Weil der Mensch zähit – Alf Poier (Austria, 2003)

Cualquiera diría que un país que envía a Conchita Wurst ha sido capaz de mandar a participar a este señor que ha tomado más anfetaminas que los protagonistas de Cambio de clase. Desafinada, a brincos y con animales como decorado, este pseudo-rock obsceno es de lo peor de Eurovisión, sin duda. Quedó 6º.


Irlande Douze Pointe – Dustin the Turkey (Irlanda, 2008)

Abucheada durante toda su actuación, Irlanda no logró ni pasar a la final con este auténtico destrozo. No caben más tópicos en su actuación, y hasta el título es una mofa a Eurovisión. Impropia del país que más victorias suma en el festival, siempre será recordada como lo más patético jamás visto sobre un escenario.


Luta é alegria – Homens da Luta (Portugal, 2011)

Solo a nuestros vecinos portugueses se les puede ocurrir enviar una manifestación de Podemos a Eurovisión. El grupo, medio cómico medio serio, no logró encajar en el público europeo, que no entendió nada del portugués que cantaban con más pena que alegría estos señores. ¿Resultado? Penúltimos de su semifinal.


Flying the flag (for you) – Scooch (Reino Unido, 2007)

Cuando creíamos que ya estaba todo inventado en la escenografía, llegan los ingleses y nos montan un avión en directo. Vestidos de pilotos y azafatas, el grupo Scooch nos subió a un vuelo que no despegó nunca. Quedaron 23º, y porque Reino Unido va directo a la final, que si no…


Euro Neuro – Rambo Amadeus (Montenegro, 2012)

Absolutamente horrible, el intérprete montenegrino necesitó hasta un caballo de Troya para intentar colarse en la Final, cosa que no logró. Quedó 15º de su semifinal, aunque fue el vencedor en dar grima, con esas pintas tan de Charo Reina al final de una boda. Pelo grasiento, americana sin abrochar y un rap que no se sostenía. Terrible.


Brazil – Baby Doll (Yugoslavia, 1991)

Si algunos os habéis preguntado por qué se desintegró Yugoslavia, la respuesta está en este vídeo. La madre de Leticia Sabater enseñaba algo de geografía a los europeos a ritmo de samba, algo que, seguramente, no entendió ningún país. Y por eso quedó última. Este año, que participa Australia, Rusia podría haber tenido el mismo gesto y enviar algo folclórico para homenajearles. Pero nadie querrá repetir esto.


Congratulations – Silvia Night (Islandia, 2006)

La cantante islandesa tiene el récord a más abucheos por minuto: fue de las pocas actuaciones en la historia de Eurovisión en las que se oyó más gritos que aplausos. Era una humorista que fingía burlarse de los gays y de los eurofans y que llegaba a hablar por teléfono con Dios a mitad de actuación. No hace falta que diga más. No pasó a la Final, ya que quedó 13ª.


Bloody Mary – Las Ketchup (España, 2006)

Si el éxito de Aserejé parecía un aval, con este tema, las hermanas del tomate cavaron su tumba musical. Para Eurovisión apareció una cuarta componente, que cantaba igual de mal que el resto. Probaron suerte con una canción extraña que “pintaba pluscuamperfecto”. Sentadas en sillas de oficina de Ikea que montaron ellas mismas la noche de antes, la actuación quedó tan floja que nos dejaron en 21º lugar. Ya es bastante.


Bonus track: Hard rock hallelujah – Lordi (Finlandia, 2006)

Es la canción freak con más triunfo de Eurovisión, y es que los monstruos de Finlandia lograron ganar el certamen en 2006. Contra todo pronóstico, y teniendo incluso al Gobierno de su país en contra, Lordi demostró que Eurovisión no lo gana solo una cara bonita o una balada intensa. El rock triunfó ese año. ¿Qué triunfará éste?



Roberto Sahuquillo
Roberto Sahuquillo

Redactor

Periodista y actor; he trabajado en la extinta Canal 9. Mi cuenta de Twitter es casi un diario digital, y publico casi cualquier tipo de noticias. El periodismo encasillado es el peor. Libertad y creatividad.

No hay comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies