Andrés Suárez, lo soñó y lo hizo

El pasado sábado el cantautor gallego Andrés Suárez se coronó, y de qué manera, en el madrileño Palacio Vistalegre. Unos dí­as antes ya colgaba el cartel de entradas agotadas, algo que ni él mismo se creí­a. “Puedo decir que no recuerdo felicidad como ésta en toda mi vida…“, decí­a en su facebook.

Y es que venirte desde el pequeño pueblo de Pantí­n, con 20 añitos, guitarra en mano a tocar en el metro, que apenas nadie se pare a escucharte porque “es que llevo prisa” y que una década después, tu pueblo casi multiplicado por 10 pelee por una entrada…pues oye…tiene su mérito.

Andrés desborda el escenario de fuerza y pasión. Le gusta lo que hace, se gusta y eso se nota. Fueron casi 3 horas de un directo impecable. Alfonso Pérez, productor del álbum Moraima, se encargó de que ahí­ arriba todo rodase como debí­a, además de acariciar el piano y corear junto con Marino Sáiz, quien nos hizo volar con su violí­n. La banda la completaron Luismi Baladrón con bajo y coros, Andrés Litwin a las baquetas y coros y Jan Ozveren con las seis cuerdas.

Andrés5

180 minutos en los que hubo muy gratas sorpresas y en ocasiones, demasiada verborrea. Andrés, entendemos la emoción, los nervios, la ilusión, de verdad, yo pagarí­a por vivir eso (llámame si buscas voz femenina), pero, con cariño, intenta controlar para la próxima los discursos y haz caso a Iván ;).

Y es que supo acompañarse mu requetebién. Además de gaitas, vientos y cuerdas, sumó grandes voces. Vanesa Martí­n (“La voz” según el gallego), Javier Ruibal (a quien dice deberle esta profesión), Ví­ctor Manuel e Iván Ferreiro dieron su toque personal a “Si puedes”, “Aún te recuerdo”, “Rosa y Manuel” y “6 caricias” respectivamente.

En ningún momento se olvidó de sus raí­ces, de cómo ha ido escalando poco a poco, de cómo empezó en esto, de cada oportunidad que Julián, del mí­tico Libertad 8, le brindó en forma de concierto y de agradecer una y otra vez a sus seguidores cada pequeño éxito.

Andrés7_portada

La gran ausencia fue Pablo Milanés, pero ahí­ estaba el público para berrear cantar su parte en la deliciosa “Perdón por los bailes”.

Arropado por sus padres, el de Pantí­n nos emocionó. Su voz transmite hasta la lagrimilla, pero también hizo que el Vistalegre temblara haciéndonos saltar con “No quiero volver a verte”.

Nosotros esperamos volver a verte pronto con tu nuevo disco bajo el brazo.

Fotografí­a: Paloma de la Fuente.

Irene Mora
Irene Mora

Redactora

Experta procrastinadora utópica en busca de inspiración.

1 Comentario
  1. La verdad es que esa versif3n tambie9n es enutpesda, y la direccif3n de la Albf3ndiga no este1 nada mal. A med la Battle me gusta mucho y aqued este1 soberbia. Y los deme1s solistas, tambie9n. Alucinante cue1nto puede abrir la boca la Norman. Claro, que puestos a elegir me quedo con la versif3n en CD de tu amigo Karajan con la Schwarzkopf. Ays.No se9 si lo has visto, pero el DVD albondiguero incluye tambie9n unos detalles simpe1ticos: y .a1Un abrazo!

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies