Crítica | Dorian – ‘Diez años y un día’

El grupo barcelonés está de celebración, una década de carrera que queda resumida en lo que ellos titulan como “Diez años y un día”. Nuevo trabajo donde nos encontramos con los grandes éxitos de siempre (revisionados exclusivamente para la ocasión), colaboraciones con Santi Balmes de Love Of Lesbian y la artista mexicana Marion Sosa, y dos cortes exclusivos, Arrecife y Ara. Canciones que presentarán por México, Perú, Londres y España, con paradas el 9 de mayo en la sala Barts de Barcelona, el 21 de mayo en la Joy Eslava de Madrid y un verano lleno de festivales por todo el país.

Autoeditado por la propia banda, “Diez años y un día” se presenta como una propuesta sólida e interesante, pero también arriesgada. “Queríamos hacer un disco diferente, que sorprendiera y mostrara caras de Dorian que todavía no habíamos reflejado en nuestros álbumes”.  Y se nota.

Dorian

El nuevo prisma de “Diez años y un día” resulta un giro conceptual, aunque esporádico –o eso afirman ellos mismos–, en la discografía de Dorian, y como tal, acaba confundiendo. No vas a bailar con este disco ni va a ser tu banda sonora para un sábado noche. Y es que, al igual que es imposible no tomar como referencia las grabaciones originales, también lo es terminar de escuchar Verte amanecer y Paraísos artificiales y no haber echado de menos aquellas versiones de 2009. Las comparaciones son odiosas, sí, pero en esta ocasión son inevitables. De hecho, pareciera que los únicos temas que no sufren de esta comparativa, por eso de la novedad, son los exclusivos (Arrecife, que acaricia al oído casi como lo haría una nana, y Ara, en catalán, donde un sobrio piano cobra todo el protagonismo en una crítica a la situación política actual) y la archiconocida Cualquier otra parte, donde la intención por serle fiel a su referente está más que presente. La idea de rescatar los temas de siempre y darles un aire fresco con instrumentos de viento y cuerda no parecía mala idea, a priori; la problemática llega cuando canciones con tanta personalidad en sus arreglos acaban “acusticándose” en exceso y se quedan un poco en el vacío, como desatadas. Porque sí, estamos hablando de Dorian y no de una banda cualquiera, cuyo sonido lleno de percusión y sintetizadores ha sido siempre su sello y bandera y pieza clave en su éxito a lo largo de los años.

Sin embargo, tal y como se ha dicho, como proyecto aislado y como adición a su cronología musical es interesante. Envuelto por los miembros casi como si de un regalo se tratase, hará las delicias de los más fanáticos y, aunque deje con un sabor de boca agridulce, servirá para recordarnos lo que un día fueron, son y serán con el paso de los años. Porque eso de que Dorian es una de las mejores bandas que tenemos en España lo teníamos claro, ¿no?

Juanka Campos
Juanka Campos

Redactor

Quiero pensar que hay alguien por ahí­ recopilando la banda sonora de nuestras vidas. Y, si no... bueno, voy a necesitar más gigas.

No hay comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies