De Pon de Replay a Work: el ranking definitivo de Rihanna

Parecía como si el día nunca fuese a llegar, ¿verdad? Y, de repente, llegó. Sin avisar, como cuando un día te despiertas después de vacaciones y te das cuenta que tienes todos los deberes por hacer y te has estado tocando el papo. “ANTi”, el proyecto infinito que tanto agobio, enfados, y posterior desgana, se materializó, casi por accidente –aún no sabemos si por una ¿cagada? de Tidal, que los pobres ya son como tu sobrina pequeña enseñándote un vídeo de su baile de final de curso; es todo tan terrible que hasta te genera ternura-.

Para hablar de ANTi necesitaríamos otro post –tenemos que dejarlo macerar y procesar bien para poder dar nuestra opinión, pues nos encontramos ante un álbum álbum, en el que Rihanna se ha rediseñado, y no una sucesión de bops. Y ahí está la contradicción, pues, si por algo es conocida la Barbadiense, es por ser una auténtica máquina de hits. Tras más de una década de éxito tras éxito con tan sólo 27 años, llegamos a este punto de inflexión, así que en BFace hemos decidido cerrar esta aparente etapa de Rihanna la 40 Principales echando la vista atrás, y analizando todos, sí, TODOS sus singles hasta la fecha, del peor al mejor. So we put in work, work, work, work.


Los singles no tan buenos

Como tenemos muchos, muchos singles por delante, vamos a quitarnos de un plumazo aquellos que son un poquito caquitas de ñú. Algunos porque son de la Rihanna pizpireta muchacha caribeña sin mucho que decir en su música, otros porque destacan en su catálogo de sencillos como un error enorme. Que, oye, cuatro de 34 singles es un ratio de temas buenos que flipas.

Break It Off (“A Girl Like Me”), You Da One (“Talk That Talk), We Ride (“A Girl Like Me), If It’s Lovin’ That You Want (“Music Of The Sun”).


32. Cheers (Drink To That)

La verdad es que es un single que da tanta pereza que normal que hasta el vídeo fuese la grabación de un concierto. Como himno a la fiesta, tras muchos jägerbombs bueno. Pero es que han de ser muchos jägerbombs para soportar un sample de Avril Lavigne.


31.  Rockstar 101

Emo-Rihanna siempre será nuestra RiRi favorita, y encontrar un tema malo en “Rated R” es complicado, pero siempre nos ha dado tericia cuando nuestras divas del pop se pasan de malotas y se auto proclaman rockstars por decir cuatro palabrotas y salir una guitarra. RiRi tiene más credibilidad de chunga que eso. Eso y que el estribillo acaba rayando bastante, aunque a día de hoy siga oyendo “Big city, bright lights, flipante”.


30. California King Bed

En este anuncio de compresas we’re ten thousand miles apart. Una canción inocente, sin más pretensiones que las de ser cuqui, lo cual en su momento funcionó y llenó nuestros subs del Messenger. Pero echando la vista atrás resulta tan balada genérica y tan poco Rihanna que no le podemos dar más puntos desde Guayominí.


29. Te Amo

Bollihanna también es una de nuestras favoritas, pero le pasa como le pasó a Beyoncé en su momento, no se les dan bien las latinadas -aunque esta oda a la carrera de Traducción sea un híbrido de latinada- y les quedan temas decentes, pero bastante impersonales.


28. Pour It Up

Aún a día de hoy seguimos sin saber bien si este himno de clubs de striptease es una maravilla o un accidente ferroviario, lo que está claro es que indiferente no dejó a nadie. Uno de los culpables de que miles de twinks alrededor del mundo se descoyuntaran la cadera intentando hacer twerk.


27. What Now


EmoRihanna siempre intensa

Cómo una canción con unos versos tan bonitos puede tener un estribillo tan desagradable. EmoRihanna hacía un cameo repentino finiquitando la era Un Nacho Polo “Unapologetic” cuando todo el mundo se había olvidado de ella. No hizo mucho más, la verdad, más allá de un vídeo con El Exorcismo de Robyn Rihanna Fenty.


26. Hate That I Love You


La versión con David “Deivid” Bisbal es, evidentemente, Top 5

El dueto con Ne-Yo es otro de esos temas R&B ligerito de la Rihanna de antes de apuntarse a su asocia, todo muy fresquito, muy cuqui, muy lo que se llevaba en el momento. Genial para echar la vista atrás a otros tiempos, pero no es una de las imprescindibles.


25. American Oxygen

El tercer y último de esos singles huérfanos durante la Sequía de la Barbadiense tiene un trasfondo político interesante, un inteligente uso de la letra del himno americano y una producción que ni tan mal. Pero Rihanna Guerrillera nos dejó a todos un poquito aburridos con un tema que se acaba haciendo pesado e interminable.


24. Hard

El tema que originó el lema “that Rihanna reign just won’t let up” tenía que ser single sí o sí. Una canción dura, chunga, malota, que casi se contradice con un estribillo puramente pop, con ese tartamudeo en una era post-Gaga, pero que, oye, funciona. Y qué infravalorada la imagen de Rihanna con el casco de Mickey Mouse.


23. SOS


RiRi usando el pinky-gloss antes que nadie.

Es fácil infravalorar a SOS, pero es gracias a ella que RiRi no cayó en el cajón de las one-hit-wonders. El sample de Tainted Love es icónico; si Pon De Replay fue el nacimiento de Rihanna y Umbrella su graduación, con SOS se sacó la secundaria. Eso sí, no la ponemos más arriba porque Rafa Méndez no pudo quemarla más en Fama, ¡A Bailar!.


22. Shut Up And Drive


Rihanna inventó el squad goals

Y no abandonamos Fama para hablar de otra de las favoritas del programa. Rihanna poseída por el espíritu de P!nk con un pop-rock irresistible. Que hoy en día jamás asociaríamos con ella, pero que en su momento fue mucho.


21. Take A Bow

La hermana pequeña de Irreplaceable, Rihanna continuó la escuela de temazos para superar a mierdasecas que no te merecen en su vida.


 

20. Wait Your Turn


Puedes ver el momento exacto en el que nace BadGalRiRi

Qué ironía lo de “the wait is over“, ¿verdad, “ANTi”? Uno de los temazos de Rated R, con esa Rihanna dura, quinqui, que de la cárcel se sale pero del cementerio no. El estribillo es indudable.


19. S&M

Ya es también uno de los imprescindibles en el catálogo de Rihanna, PERO, y hay un pero. Es un tema tan estridente, tan del momento, que no está envejeciendo nada bien. Estuvo en todas partes, lo petó muy fuerte, el estribillo es icónico y fue uno de los highlights de “Loud”, pero no es un single que vaya a perdurar en el tiempo. De aquello con Britney preferimos no hablar.


18. Work

Nada mal un decimoctavo puesto para su último single, ¿no? Entendemos que sea single viendo a sus compañeras de álbum, pero también que funciona más como parte de un conjunto. No será una de sus canciones más icónicas, ni creemos que sea el primer tema que se nos venga a la cabeza cuando pensemos en Rihanna, pero sí que pensamos en ella cuando lo oímos. Es un tema inherentemente ella, su persona en tres minutos.


 

17. Only Girl (In The World)

Antes que nada, quiero sacarme del pecho que odio los títulos de canción con partes entre paréntesis. Ya está dicho. RiRi dejaba a EmoRihanna guardada en algún sitio darks y presentaba nueva era, nueva actitud, nuevo pelo y puro éxtasis con este tema que engloba muy bien lo que supuso “Loud”: libertad. Pop puro, a gritos, sin nubes negras. Pero eso también fue su punto débil, por su impersonalidad, y en este caso en concreto, por tener un estribillo tan gritado que acabó ataladrando bastante.


16. Pon De Replay


Y pensar que esto es lo que más a bailar en tu carrera, hija

Y aquí empezó todo. Quizás está tan arriba en la lista más por lo que supone y por el cariño que por méritos propios, pero fue el inicio de algo tremendo, y lo bailamos hasta la saciedad. Quién nos lo iba a decir.


15. Man Down

Si hay un diferencial propio de Rihanna, es que jamás abandonó su sonido isleño patrio, con peores y mejores resultados, y este Man Down, con polémico vídeo incluido, es una de esas ocasiones en que los astros se alinearon para crear algo brillante. Sólo hay que compararla con el resto de sus hermanas Louderas y comprobar cuál suena más genuinamente ella.


14. Rude Boy

 Y en otra instancia de Rihanna sacando su lado caribeño, Rude Boy daba el toque de color a su era más oscura y se metía directamente en el saco de los singles referentes de la muchacha.


13. Where Have You Been

El otro verdadero pelotazo de “Talk That Talk”, y el otro bebé de Calvin Harris, RiRi nos mandó a todos a las pistas de baile a hacer bailes tribales y, ante todo, su ya icónico paso de “esta es mi chocha, aquí está“, o “vogue vaginal”. Un pepino, vaya.


12. FourFiveSeconds

Rihanna sorprendió a propios y extraños cuando parecía que estrenaba era con un single totalmente diferente a lo escuchado hasta ahora. Folkanna, Rihanna con una guitarra, Rihanna la artisté. Y la verdad es que se marcó un tema que suena a canción de las de toda la vida, su propio ‘Redemption Song’, algo que reversionarán los catequistas en años próximos para cantar en las Misas progres.


11. Don’t Stop The Music

Cuidadito, que aquí ya entramos en los intocables de Rihanna. Esos que ya casi tienen estatus de legendario, y que perdurarán en nuestra cabecita cuando pensemos en ella. Empezamos con este icónico pepinazo que supo recoger el testigo de un imparable Umbrella, en parte gracias a ese genial sample del Mamasei Mamasai, Mamakusá del Wanan Be Startin Something del Rey.


10. Disturbia

Con Disturbia, tema que, ironías de la vida, iba a ser para Chris Brown, Rihanna acababa de darle una vuelta a su “chica buena se vuelve mala” y lo llevaba más allá, empezando a jugar con lo darks y dejándonos entrever que lo mismo la muchacha es mucho más interesante, o que estaba malita de la cabeza. Una jugada redonda.


9. What’s My Name

El tema más perfecto de “Loud”, el que resume perfectamente toda su esencia, a Rihanna en ese momento en el tiempo, con sus ganchos tartamudeados, con su toque caribeño. Con Drake – la pareja que tuvo que haber sido y nunca fue. ¿O sí? Indudable.


8. Rehab

La edad de oro de Justin Timberlake le hizo bien a la amiga, y se marcaron un dueto completamente tremendo. Con una producción del momento, pero que no suena obsoleta, y un estribillo que es un caramelo.


7. Unfaithful

La primera balada relevante de Rihanna, favorita en talent shows y karaokes aun a día de hoy. De esas canciones que se meten directamente en el coco, y que son sello de la barbadiense. Y ella bien lo sabe, puesto que sigue siendo habitual en los conciertos diez años más tarde.


6. Russian Roulette

Tremenda también la carta de presentación del “Rated R”. Con Disturbia ya se abrió la puerta a ese lado oscuro, y todos sabemos qué pasó para que esta era tuviera la forma que tuvo. Fue la canción adecuada, en el momento adecuado, con el sonido adecuado. La reinvención perfecta para desprenderse de la imagen de víctima y convertirse en peligrosa. Y, oye, que ante todo es un temazo como su frente.


5. Stay

Y llegamos a LA balada. RiRi ha tenido muchos momentos emotivos en su discografía, pero este dueto con Mikky Ekko fue ese momento. Momento como concepto. Aún recuerdo la primera escucha, cómo se me pusieron los pelos de punta, y cómo no pudimos tener un vídeo mejor. Un verdadero instante en su carrera, que nos ha dejado algunas de sus mejores actuaciones.


4. Diamonds

Diamonds supuso otro de los grandes revulsivos en su catálogo. De repente, Rihanna se venía con un medio tiempo en el que el protagonista era su voz, haciendo cosas que no creíamos posibles en ella. La sombra de Sia es muy larga, eso sí, y la muchacha es una de las víctimas de la conocida Siaitis -dícese del síndrome por el cual Sia te compone una canción y se te pone su voz al cantarla-. Pero, aun así, con todo, se trata de un completo temazo, y un riesgo que valió la pena correr.


3. Bitch Better Have My Money

Algo bueno tuvo la Sequía de la Barbadiense, y ese algo fue este otro momento en su carrera. Pour It Up fue la semilla de la cual florecería este tema que ha acabado siendo un imprescindible, no sólo por la canción en sí, sino por todo el impacto cultural que ha tenido, lo que ha supuesto, y por cómo resume a la perfección quién es Rihanna en 2015-16. Es, a día de hoy, y sin dudarlo, una de las canciones bandera de Rihanna.


2. We Found Love

No creo que sea sorpresa ninguna, ¿no? Uno de los mayores pepinos que recordamos en la trayectoria de una popstar hasta la fecha, muy en gran parte gracias a ese histórico vídeo que supuso todo un pollazo en la mesa en muchos sentidos. Las divas del pop suelen tener varios números uno en su carrera, pero raramente vuelven a tener esa rara avis, esa canción inmediatamente icónica y su cénit personal. Pues Rihanna lo volvió a hacer.


1. Umbrella

El single. La canción. El momento. El instante. El tema que lo cambió todo. Rihanna pasaba de ser aquella niña mona de esa horneada de subBeyoncés intercambiables que salieron en los 2005s, a ser, no sólo alguien a quien considerar, sino un completo huracán. Otro caso en el que todo funcionó: la canción, el cambio de imagen (ese pelo es icónico), el vídeo, el momento. Todo. Rihanna le debe su carrera a Umbrella. Y si bien 10 años más tarde está claro por méritos propios que ya no es sólo la chica del paraguas, siempre será su leyenda.


Qué, ¿habéis aguantado hasta aquí? Once años de carrera son muchos, y Rihanna tiene mucha, mucha carrera detrás. Y echando la vista atrás, y a pesar de que para gustos, los colores de su pelo, lo que está claro es que está donde está y es quien es gracias a una trayectoria musical alucinante.

Con “ANTi” da un giro hacia una nueva era tras un largo viaje de descubrirse a sí misma y, yo, por lo menos, estoy muy ilusionado de ver el camino que está por venir.

Cesar Ramos
Cesar Ramos

Redactor

Hijo de los 90 y defensor de la cultura pop como salvadora de almas. Tengo talento y cultura, manos bonitas y el francés lo dejé en la ESO. Diseñador gráfico en mis ratos libros, entrañable y pizpireto pesado de profesión.

No hay comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR