Ellas, Historia de España

El adiós de Lina me ha hecho reflexionar. Pero reflexionar de coger lápiz y papel y ponerme a inventariar. Dividí una cuartilla de folio en dos y el lapicero se movía casi sólo al pensar en las que no están: Carmina, Lola, La Jurado, La Dúrcal, la gran Sara Montiel… y, ahora, Lina Morgan.

Lo sé, lo reconozco y me encanta. Soy un mitómano. Pero… Cuántas grandes figuras del papel couché tenemos. Cuántas de las conocidas como glam divines pueden garantizarnos horas de arte y entretenimiento. Cuántas nos hipnotizan en la pequeña pantalla y nos hacen detenernos mientras hojeamos las revistas del cuore. Decidme vosotros, ¡¿cuántas?! Tengo la respuesta: No son tantas. Más bien pocas, mejor dicho.

Por eso, hay que cuidarlas, mimarlas, quererlas y adorarlas. Unas nos caerán mejor, otras peor y otras nos serán indiferentes. Pero son arte. Son iconos de la pequeña pantalla, de las tablas del teatro, estrellas de revista o todo a la vez.

Ahí va, en honor a ellas. Las únicas, las inigualables, las que siempre serán eternas. Porque queremos que sigan entreteniéndonos sin parar. ¡Por vosotras!


Concha Velasco

Concha es única y, posiblemente, todo lo que vaya a decir de ella resulte superfluo. Es de esa figuras que no pueden caer mal, que todos adoran. Su halo de estrella es capaz de acercar posturas personas distintas, porque todos la aman. Esta vallisoletana es un auténtico ave fénix y un huracán de los escenarios. Concha es sus piernas y su chica ye yé.


Bárbara Rey

Cuenta la leyenda que Bárbara vale más por lo que calla, que por lo habla y… mirad que Bárbara habla por los codos. Su rubio inigualable, su tórrida escena con Rocío Dúrcal en Me siento extraña, los rumores de su noche de amor con el rey y la confirmación de su idilio con Chelo García-Cortés, haber compartido cama con Alain Delon y su libro de amor. Bárbara, que te quiero.


Carmen Sevilla

Dicen que Carmen ha perdido su brillo y que el Alzheimer la está apagando. Dicen que Carmen ya no es lo que era y… maldita enfermedad. Dicen que está sevillana que traspasó fronteras ya no recuerda lo que brilló. Pero, querida Carmen, nosotros sí. Nosotros te adoramos y te mandamos nuestro cariño trianero.


Lolita

Digna heredera. Visceral, deslenguada en la justa medida y descarada con mesura. Lolita es artista hasta la última célula de su piel. Es joven, pero es arte. Derrocha sentido del humor, canta, actúa y lo que le echen. Es un terremoto, nervio puro y se mueve como tal. Nosotros lo que tenemos por ti es amor. Pero amor, amor.


Ana Obregón

Despierta en la gente sentimientos encontrados. Ana es pizpireta, divertida y risueña. Es niña con mucho carácter, pero, sobre todo, polifacética. Su vida da para una enciclopedia con varios tomos. Una treintena de años de carrera a sus espaldas y Ana siempre sorprende y lo que nos queda. La paella a Spielberg, el cameo en el Equipo A, las noches de ¡Qué Apostamos!, las campanadas,… Ana es Historia de España y el que diga que no… ¡miente! Aquí con su amada Lina.



Ví­ctor Amor
Ví­ctor Amor

Redactor

Periodista en ciernes. Me debato entre el flagrante mundo terrenal y la banalidad más absoluta. Crecí con olor a galletas, ahora me defiendo en la gran urbe. Música, cine y moda como guardianes del día a día.

No hay comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR