Georgina: “Este disco habla de sensaciones diarias que muchas veces olvidamos”

Me voy a disfrazar de supermujer con un corazón de piedra si vuelves por aquí: así de contundente es la carta de presentación del nuevo disco de Georgina. El tercer álbum de la carrera de la artista verá la luz el próximo 28 de agosto. Aprovechamos el lanzamiento de su single de presentación para hablar con ella y ver qué hay detrás de esa máscara de heroína que se disfraza en el vídeo.  Lo que descubrimos es una mujer sencilla que sigue peleando su sueño en la música.

[Tweet “”Me voy a disfrazar de supermujer con un corazón de piedra si vuelves por aquí @Georginamusica””]

Ha pasado mucho tiempo desde el último disco, “Rara” (2012). ¿Dónde ha estado Georgina estos tres años?

Volviéndose loca (risas). Por lo general un disco no tarda tres años en hacerse, esto no es un experimento científico, como alguien pudiera creer. Simplemente es que empecé componiendo canciones, y tengo la suerte de tener gente alrededor que es parte del proyecto y sentían que faltaba más. No es nuestro último cartucho, pero es un tercer disco que es muy importante, porque es a partir de aquí donde se decide tu carrera. Y, evidentemente, yo quiero que a la gente le guste lo que yo hago, porque para eso me dedico a la música, y para eso estoy en una discográfica. Queríamos encontrar ese disco en el que sintamos que hemos evolucionado un poco más. Comencé componiendo muy introspectivamente, y en esas canciones no veíamos singles que todo el mundo pudieran compartir. Y eran canciones que nos gustaban mucho, pero no las veíamos como singles. En cuanto a arreglos también. Fue un proceso de probar, probar, probar, y así a lo tonto pasaron como dos años y medio. Ahí ya me estaba volviendo un poco loca (risas). Mereció la pena porque las canciones que compuse hace tres años, o hace dos años y medio, no son ni la sombra de las canciones que he compuesto las últimas. Hay unas que han durado hasta el final del proceso, pero en el disco están casi de las últimas que se compusieron. Supermujer fue de las últimas canciones que escribí.

Se puede decir que han sido tres años de trabajo duro.

Si, mucho. De meternos en el estudio y probar algo que no nos terminaba de gustar y cambiar otra vez. Canciones que se cambiaron como cuatro veces de arreglos. Siempre estábamos como indecisos, pero yo creo que mereció la pena. Además, he crecido mucho en estos tres años; he aprendido bastante.

De las treintaitantas canciones compuestas, ¿por qué elegís Supermujer como el primer single? 

A mi me gustaban varias, pero todo el mundo creía que Supermujer debía ser la primera en salir. Además que la palabra llama mucho la atención. Es muy guerrera. Todo el mundo cree que voy de superwoman, pero, al final, es una ironía de la vida en sí, de cómo siente esa persona en ese momento en que se acaba una relación. La protagonista es una antiheroína.

¿De dónde surge la idea de la canción? ¿Es autobiográfica o, simplemente, es una ironía sobre las relaciones?

Al principio simplemente nació como un juego de palabras. Es una melodía que nos fue saliendo en el estudio y de repente fue surgiéndome la idea de la canción. Y después de tener la letra sí que me sentí identificada, porque es verdad que somos así muchas veces. Pero fue todo un juego. Yo creo que esta canción ha sido un juego desde el principio y terminó por convertirse en un tema muy divertido.

Además, como la mayoría de temas en tu carrera, tiene un toque muy optimista. Tiene ese punto de “me has destrozado, pero hay que salir adelante”. ¿Crees que es necesario ese mensaje esperanzador en los días que corren?

Sí, sí, porque al mal tiempo buena cara. De hecho, muchas veces, cuando estamos muy tristes hacer como dice una frase de la canción me voy a divertir hasta conseguir que la mente me persiga, es bueno porque te obligas a sonreír, te obligas a pasártelo bien, a pesar de que no estés tan bien. Yo creo que ese optimismo hace que reacciones diferente ante situaciones distintas y al parecer consigues lo que quieres  o logras superar ese momento tan difícil.

El single ha salido acompañado de un video donde te disfrazas de muchas de las heroínas de la Historia, desde Juana de Arco a Kill Bill. ¿Cómo surgió la idea del videoclip?

La idea se le ocurrió al director, a Daniel Etura, que es el mismo que ha hecho todos mis anteriores vídeos. Todos tienen la misma ‘coña’ y a mí me encanta trabajar con él. Desde el principio dije que quería una idea de Daniel porque sé que él tiene unas ideas brutales. Él es muy trasgresor y yo soy muy arriesgada; pero este tema era muy delicado, ¿cómo representas tu un videoclip en el que no parezca que tu vas de superheroína? Porque, evidentemente, yo no quiero trasmitir que soy la más poderosa y la que todo lo sabe. Cuando me dijo la idea me encantó, porque la cosa era hacer una oda a todas esas grandes supermujeres de la historia pero que no lo pasaron bien. Son importantes pero no lo son porque fueran poderosas, lo son porque realmente superaron situaciones difíciles. No buscábamos algo muy intenso tampoco, sino un juego divertido, así que decidimos hacerlo parodiándolas. Buscábamos a propósito que se viera mal hecho porque en la canción dice que a mi disimular se me da muy bien, pero la gracia es que no, no se le da bien a la protagonista.

Todo el disco, “Dilema”, ¿sigue esa onda de buena energía que tiene Supermujer?

Sí, de hecho este disco es muy atempo todo el rato, son todo canciones muy alegres. Está Soñador, que es la primera que sacamos, el single cero, que es como la intro del disco, y es muy diferente, pero el resto son todas las canciones muy divertidas a pesar de que hablen de cosas que no son tan divertidas. Mantiene todo el rato el equilibrio. Es un disco muy divertido.

Hablando de ese tema cero, Soñador, y el nuevo single, Supermujer, ¿cómo ha sido la aceptación del público?

Ha habido muchas diferencias. A la gente, cuando escuchó Soñador, les encantó pero mucha gente se confundió. Se pensaban que era el single, y sólo era un adelanto. Soñador es una canción que no tiene estribillo. No es una canción común. Yo sentía que si no la sacaba antes se iba a perder en el álbum, que si no tienes el disco quizás no la escuchas, o ni siquiera sabes que existe. Yo creí que esa canción debía ser escuchada porque es una canción que te invita a seguir luchando, entonces decidimos sacarla en abril. En ese momento mucha gente pensó que este disco iba a ser muy intenso, todo con esa introspección que te invita a soñar. Es algo que está muy bonito para un disco pero yo no soy así cien por cien. Yo soy mucho más irónica y divertida. Cuando escuchan este segundo está sorprendiendo para bien. A mí me daba miedo porque yo pensaba que a lo mejor la gente al escuchar Soñador les chocaría que fuera esta canción tan diferente y, no, al contrario, me he sorprendido mucho porque a la gente le gusta bastante.

“Dilema” es el nombre del álbum, ¿de dónde nace?

Costó mucho encontrarle un título al disco. Es de los que más me ha costado. Le he puesto mil nombres. Con todos lo tenía clarísimo, pero siempre alguien me decía: “¿En qué estás pensando?“. Y desde ahí, desde ese momento en el que todo me resultaba un dilema, surgió de ahí. Aparte es que durante estos tres años de proceso he tenido que tomar muchas decisiones. Como en la vida y como en todo. Desde elegir las canciones del disco, desde si lo tenía que hacer en Madrid o Barcelona, desde qué productor lo iba a hacer, qué sonidos quería. Y de todas esas pequeñas decisiones ha salido este disco.  Yo creo que “dilema” es una palabra muy bonita por esto, porque la vida está llena de pequeñas decisiones que te llevan a un fin.

¿Qué dirías a la gente para que escuche y compre tu disco el próximo 28 de agosto?

Es un disco que quizás es un diario personal. A veces nos preocupamos mucho por querer ser muy superiores o muy inteligentes y decir esa frase hipertrascendental. Palabras que a veces ni te enteras de lo que significan pero suenan bonitas, en plan interesantes. Que en realidad no dicen nada, o dicen mucho pero tienes que haber estudiado tres carreras para comprenderlas. Yo soy una persona muy simple. A mí me encantan Los Simpsons, por ejemplo, porque es algo donde te explican algo trascendental pero con palabras sencillas. Quizás estamos cansados de que traten de vendernos algo como más complicado de lo que realmente quizás es. Este disco habla de sensaciones diarias que muchas veces olvidamos, y que son las que realmente nos hacen felices. Jugar a lo mejor con una pelota dándole a la pared te hace mucho más feliz que leer un libro del caballo de Troya, por ejemplo. ¿Por qué no? ¿Por qué va a ser menos? Yo creo que es un poco eso, yo creo que este disco es un disco súper simple, en el buen sentido de la palabra, con letras súper cotidianas, de sensaciones que, a lo mejor nos olvidamos, pero que son súper importantes en nuestra vida. Es un disco que habla de sensaciones diarias, simples, pero con melodías superdivertidas. Es un disco muy, muy alegre.


Paloma de la Fuente
Paloma de la Fuente

PRODUCCIÓN produccion@bfacemag.es

Graduada en Comunicación Audiovisual. Le quiere devolver a la música todo lo que le da en forma de fotografías. Es fácil de encontrar en las salas de conciertos de la capital | @prockcorn

No hay comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR