La reina del petardeo español

En nuestro país hay una clase de cantantes que, sin parecer despectivo, nunca llegarán a ser consideradas “serias” ni arrasarán en cualquier entrega de premios. Son esas cantantes-petardas -y a mucha honra- que todos conocemos  y hemos bailado y berreado sus canciones sin parar, pero que ni todo eso sirve para que, para la mayoría del gran público, sean cantantes de segunda división.

Eso no quita para que las adoremos, las idolatremos y las amemos sin parar. Por ello, desde BFace queremos saber cuál es, para nuestros lectores, la reina del petardeo español.


La Pelopony

Llegó para arrasar con Sentir. Su éxito fue fulgurante, tanto que participó en Supervivientes, pero después de eso ninguna de sus canciones han igualado el éxito de su primer tema, aunque ella sigue intentándolo sin parar.

Lo mejor: sabe que nunca será considerada una cantante “seria”; sus ganas de comerse el mundo y sus canciones, vacías, pero pegadizas.

Lo peor: su obsesión por sacar singles sin parar, uno detrás de otro, a lo Rihanna.


Yurena

Yurena, Ámbar o Tamara fue conocida en nuestro país por sus ¿líos amorosos? con Paco Porras, sus odios con Loli Álvarez, Leonardo Dantés o Toni Genil  y por sus dimes y diretes con tantos otros. Todo eso no le quita la hazaña de sus grandes éxitos No cambié o A por ti.

Lo mejor: sus ganas de ser reconocida por su música y su perseverancia por seguir en el candelero.

Lo peor: el estigma de su pasado en la prensa rosa, con sus constantes peleas; sus tres cambios de nombre y el ladrillo de su madre, que pesa demasiado en su carrera.


Sonia Madoc

Sonia y Selena fueron dos chicas que llegaron para arrasar con Yo quiero bailar. Fin. Después de eso, Sonia Madoc siguió explotando el éxito de dicha canción hasta la saciedad, llegando a saturar hasta a sus fans. Actualmente, no le importa hacer el ridículo en temas como Muero de amor, el tema de Paula de GH15.

Lo mejor: su tema Yo quiero bailar.

Lo peor: no haber sabido parar en el momento oportuno para no hacer el ridículo.


Rebeca

Podría decirse que es Rebeca la que tiene una trayectoria más “seria”, pero determinadas intervenciones en la tele han hecho que, a veces, sea recordada más por su papel en la prensa rosa que como cantante. Eso sí, Duro de pelar es un tema atemporal que sigue triunfando en cualquier discoteca.

Lo mejor: su tema Duro de pelar y su simpatía a la hora de aceptar su escasa carrera musical.

Lo peor: su escarceo con programas del corazón junto a su madre y su incapacidad para lograr otro éxito como el anteriormente mencionado.


Ylenia

¿Podemos considerar a Ylenia cantante con tan solo una canción? No. Bueno, ni aunque tuviera 2948 discos. La de Gandía Shore sacó Pégate, single máximo que ha arrasado este verano, ¿vale?

Lo mejor: su acento latino en la canción, que nos recuerda a Pasión de Gavilanes.

Lo peor: que se olvide de que no es cantante, sólo una “fábrica” de hacer dinero para su discográfica.


Rubén Morí­n
Rubén Morí­n

Redactor

"Y abrazarte a quien te abrace y a quien no te abrace, pues no te abrazas y punto".

No hay comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR