Low Festival: cuando lo menos es más

Pasa la media noche del viernes veiticinco de julio. Me duele la rodilla: estoy arrodillada en el suelo. Delante de mí­: Pelle Almqvist, vocalista de la banda The Hives. Hace rato que me muevo entre la segunda y la décima fila. Habí­a leí­do hací­a tiempo que los suecos tení­an el mejor directo a nivel europeo. Ahora ponen el listón muy alto en la primera jornada del Low Festival, que en su sexta edición ha crecido (y mucho): ocho escenarios y más de ochenta artistas se congregaban el pasado fin de semana en la Ciudad Deportiva Guillermo Amor de Benidorm. Nueva capital indie, dicen. Yo caigo de rodillas, alrededor de 23000 posiblemente también lo hicieran, y de repente pasa: “Tick, tick, ¡BOOM!”, uno de los temas más coreados de la banda suena y todos saltamos. Casi hipnotizados por la energí­a de los cabeza de cartel de la noche.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=vz2G99waVUE[/youtube]

ví­deo grabado por: En 1ª Fila

Dentro de mi TOP de momentazos del Low, lo de The Hives se lleva la palma. Pero no fue lo único bueno de la jornada inaugural: el peso nacional recaí­a en las primeras horas con Triángulo de Amor BizarroLeón Benavente Iván Ferreiro que nos hicieron correr de un escenario a otro. De la cerveza al ron, y así­ -digo de escenarios: de la Budweiser al Matusalem-. Pero si alguien brilló por encima de los demás fue Vetusta Morla, que tomaban el relevo de los suecos en el escenario principal. Me planteaba la crónica como un repaso de los mejores momentos del Low Festival, pero qué difí­cil quedarse sólo con un momento de los de Tres Cantos. Con su nuevo disco “La Deriva” (2014) su sonido ha ganado en consistencia, y su espectáculo, cada dí­a más reivindicativo se conjuga en perfecta comunión entre el karaoke de un público que se deja la garganta, y un juego de luces que acompaña el ritmo de Pucho. Aquel tí­mido cantante al que ahora se le queda pequeño cualquier escenario.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=WFIM3q8OqoY[/youtube]

Ví­deo grabado por @terron

Sidonie, por su lado, tomando el relevo en el segundo escenario, decidieron, más que presentar su último disco, hacer un repaso por toda su carrera discográfica. Rescataron así­ desde “Fascinado” hasta “El Incendio” y delirantes, nos llevaron a través de “El Bosque“, su corte más psicodélico, para acabar con unas composiciones pop sin pretensiones y algo pobres de su Sierra y Canadá. En las que no se comieron mucho la cabeza ni para los tí­tulos: “Un dí­a de mierda” y “Estáis aquí­“.

Massive Attack 2

Exigentes y poco puntuales fueron Massive Attack, el gran reclamo del sábado. Vení­an anunciando un nuevo espectáculo audiovisual -al cual agradecimos los subtí­tulos en español- pero lo presentaron a costa de parar el concierto de Corizonas y retrasar la actuación de Second. Así­ como de obligar a la organización a reajustar los conciertos del escenario Wiko. Querí­an a los 25000 asistentes de la jornada a sus pies, y los tuvieron. A la fuerza. La trayectoria de la banda avala estos comportamientos, pero a mí­ me pareció feo por su parte.

Sin embargo, una vez abandonado el cabreo inicial, debo reconocer que ofrecieron un buen show. Amante que soy de los audiovisuales que acompañan a las giras, me engatusaron entre lo oní­rico de sus composiciones y la reivindicación polí­tica en sus pantallas. Todo un gesto que fue ovacionado cuando reivindicaron el alto al fuego en Gaza.

Sorprendiendo al público y a la banda: los pipas asaltaban el escenario para pedir a Corizonas que cortaran cuando aún les quedaban varios temas en su repertorio. ¿Lo mejor? El cariño del público que arropó a los artistas en el momento en que se les cortó sonido y luces. También, la versión que nunca falla de “Wish you were here” (Pink Floyd) que ya han hecho casi suya.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=UTXriCeiL5U[/youtube]

Ví­deo grabado por @terron

Unas horas antes, era Xoel López quien abrí­a se presentaba en el escenario Budweiser. Aún el sol de Benidorm apretaba con fuerza y la gente se refugiaba en la poca sombra que el estadio ofrecí­a, pero que manera bonita tiene el gallego de calentar los motores de la jornada más potente de esta edición. El momento de la tarde llegaba con la vista hacia atrás y recuperando temas de su época como Deluxe que el público coreó con fuerza y ganas. “Amor Valiente” o “Historia Universal” sonaron renovadas: con un lavado de cara que denota la madurez del artista. Del hombre de ninguna parte, del asaltante de estaciones, de quien bebe de tantas corrientes musicales lo que hace suena único.

Cerramos la jornada del sábado con uno de los mejores descubrimientos de este año. We Have Band nos encandiló con el hipnótico baile de Darren Bancroft al sintetizador y la magia de la carismática Dede Wegg-prosser. Su pop eléctrico convirtió el escenario principal en toda una pista de baile abriendo el apetito para los también eléctricos SebastiAn, encargados de cerrar el escenario principal hasta el domingo.

Kaiser Chiefs

Para cerrar la sexta edición y aún sin haber recuperado las fuerzas de las jornada anteriores, nos encontrábamos de cara con Ricky Wilson. Frontman de la banda inglesa Kaiser Chiefs. He de decir que iba con muchas ganas de verlos porque jamás habí­a coincidido con ellos antes, y era como esa espina que tienes clavada y te tienes que arrancar. Y es que su carrera está repleta de himnos. Y qué manera de saltar: estoy convencida de que fue aquí­ cuando perdí­ la voz y las fuerzas, pero qué más daba: aún quedaba mucho más.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=52W1k2j9Z7g[/youtube]

Ví­deo grabado por @Loser Moderna

Tras saltar como si se fuera a acabar el mundo y acompañar a los ingleses más graciosos de mundo (tuve un ataque de risa monumental durante el concierto que no podí­a parar) enlazamos La Habitación Roja con Love Of Lesbian. Ambos, de trayectorias consolidadas a sus espaldas, ofrecieron dos directos contundentes y repasando sus grandes éxitos.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=4esDvNSjxao[/youtube]

Ví­deo grabado por @Mónica Huertas.

Y si, sin sentir los pies, casi flotando, volví­ a ver a Palma Violets (por segunda vez en dos semanas, podéis leer sobre ellos en la crónica del BBK Live), y dimos por cerrada la sexta edición con otro gran descubrimiento: The Royal Concept. Estos jóvenes fueron los encargados de cerrar el escenario principal este año. Estoy convencida de que su pop fácil, pegadizo, con buenos estribillos pronto sonará en todos lados. Si no lo hacen ya y yo no me habí­a enterado. ¡No los perdáis de vista!


pd: [ironí­a]Gracias al gracioso que me robó el móvil la última noche de festival[/ironí­a]

 

 

Paloma de la Fuente
Paloma de la Fuente

PRODUCCIÓN produccion@bfacemag.es

Graduada en Comunicación Audiovisual. Le quiere devolver a la música todo lo que le da en forma de fotografías. Es fácil de encontrar en las salas de conciertos de la capital | @prockcorn

¡Menos comentar y más compartir, cosuca!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies