Melocos: Una agridulce despedida

Las despedidas son más dulces si se acompañan de música, pero si las melodí­as salen del corazón y los instrumentos de cuatro chicos de Cádiz que un dí­a se vinieron a Madrid de la mano de sus canciones, se vuelve todo un poco más amargo.

Muchos hemos formado parte de algún grupo de pop o rock en algún momento de nuestra adolescencia. Soñábamos con llegar a ir a un estudio, a grabar aunque fuera una maqueta. Dábamos conciertos en los cumpleaños de los amigos, lo máximo a lo que aspirábamos, siendo realistas, era a tocar en las fiestas del pueblo.

00melocos

Melocos también empezó así­, pero nunca se rindieron. Jaime, Gonzalo, Andrés y Antonio, cuatro chavales que se conocieron en el colegio Guadalete del Puerto de Santamarí­a, empezaron tocando en ferias y locales de Cádiz, hasta que lograron dar el salto a la capital, sin haber grabado todaví­a ningún disco. No es hasta 2007 que Sony decide apostar por los gaditanos, tras haber escuchado su maqueta.

De sus instrumentos han salido maravillas que todos hemos tarareado, como Cuando me vaya, Somos o Pensando en vos. Además de versiones de temas inolvidables como Cuando brille el sol o Enamorado de la moda juvenil que el grupo se atrevió a relanzar cosechando un gran éxito.

Siete años, cinco álbumes y más de una decena de singles después, Melocos dijo hasta siempre el pasado sábado 22 de febrero en el escenario de la discoteca Shoko en Madrid . Un concierto con las emociones a flor de piel, abarrotado de sus fieles fans, que viajaron desde varios puntos de España sólo para dar al grupo la despedida que se merecí­a. Los integrantes, hicieron un viaje musical en el tiempo entre sus canciones, acompañados de la ferviente voz del público que cubrí­a como un manto la planta baja de la sala.

 [youtube]http://www.youtube.com/watch?v=vs-s7Drk0Tw[/youtube]

Al ritmo de sus grandes éxitos y las melodí­as del último disco, Mientras el mundo explota, no hubo parón entre canciones en que alguien no derramase una lagrimita. Gonzalo Alcina, el guitarrista, se emocionó cuando muchos amigos y admiradores levantaron al mismo tiempo una veintena de folios en los que se leí­a “Alcina” y un dibujo de la barba de Gonzalo, mientras él interpretaba un tema a guitarra y voz. Todos los integrantes del grupo tuvieron su momento durante la actuación y ninguno se bajó del escenario sin llorar.

Las carreras de los artistias no terminan en Melocos. Jaime Terrón, el vocalista, sigue su carrera en solitario con la misma discográfica y Gonzalo Alcina también ha dado ya su primer concierto como solista interpretando sus nuevos temas.

[followbutton username=’pauladallimusic’]

[wp_ad_camp_2]

Paula Dalli
Paula Dalli

Interesada desde bien joven en el mundo del espectáculo, hice mi primera intervención en el Musical Annie con 7 años y supe perfectamente que ese mundo era el mio. Ya metida en televisión, descubrí que también me apasionaba estar detrás de las cámaras, así que a mis 20 años y con mil ambiciones, estudio tercero de Periodismo y Comunicación audiovisual en Madrid | @PaulaDalliMusic

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies