Las noches eternas del Low Festival

Las noches eternas, las noches de incendio. Eternas porque el Low Festival nos dio motivos para apurar las madrugadas, de incendio por la flama que emanaba del público alborotado. Qué electricidad, vaya conexión, Benidorm.

Un año más saltamos al césped a darlo todo, sin número en la camiseta pero dispuestos a jugarnos las cuerdas vocales. Habíamos llegado y Ángel Stanich lo celebraba en el escenario, ¡qué forma de arrancar un festival! Casi en volandas nos reencontramos con el poeta de Santi Balmes y Love of Lesbian para recordarnos que 1999 no fue un mal año si de él surgieron canciones sublimes y que los cometas también hacen escala en el Levante.

noche_eterna_low_festival_bface_magazine

La primera noche tenía mucho que decir y Hot Chip era nuestra apuesta segura. Teníamos tantas ganas y tanto hot que estábamos completamente Ready For the Floor. Los británicos hablaban nuestro idioma: queríamos gastar la suela de las zapatillas en el césped.

Y lo conseguimos, tanto que con Belle and Sebastian tuvimos que tumbarnos a consolarle mientras escuchábamos el Get Me Away From Here, I’m Dying. Poco le duró la pena, porque Elyella Dj’s repitieron en el mismo escenario que el año pasado para poner el cartel de ‘vuelva usted mañana’ cuando ya casi se veía el sol.

Segundo asalto y segundo premio. El sábado los Planetas encontraron su hueco en el cartel para sentar cátedra con sus temas legendarios. Jota se portó y juntos pudimos celebrar un Cumpleaños Total con toda la nostalgia de los ‘granainos’. Nostalgia que habían sembrado los Niños Mutantes, que recorrió el siguiente escenario con la Habitación Roja y que recogió Suede. Mención especial a su vocalista, Brett Anderson, que se cayó en mitad de la actuación.

¿Y qué fue de la noche que la luna salió tarde?, que diría 091. Pues esa noche, la última y la más esperada fue la más espectacular. Ya lo notamos al empezar con la electricidad de Carlos Sadness y su melena al viento al ritmo del ukelele.

Vetusta Morla nos lo confirmó. Ese directo fue un Golpe Maestro que por momentos nos dejaba petrificados. Sin duda, la expresividad de Pucho y esas letras son lo que hacen a este grupo (tan) grande.

noche_eterna_low_festival

Aún con la flojera en las piernas corrimos para ver a la señorita Miss Caffeina, que llenó de audios los Whatsapps de nuestros amigos con Capitán o Mi Rutina Preferida.

Casi sin darnos cuenta, vimos aparecer a Javiera Mena y a sus bailarinas y tuvimos que guardar el móvil para poder bailar sus temazos. ¡Qué coreografías! Nos quedamos embobados hasta que nos atravesó su Espada

Como bien sabéis, un festival es mucho más que música así que hemos calificado otros aspectos con una nota para que is hagáis una idea de cómo se las gasta el Low Festival:

  • Cartel  ▶️ 8
  • Comida  ▶️ 9
  • Baños  ▶️ 5
  • Forma de pago (tokens)  ▶️ 5
  • Instalaciones  ▶️ 8
  • Transporte hasta el recinto  ▶️ 6
  • Acciones marcas  ▶️ 8

Y así, vigilados por decenas de rascacielos y embriagados por la brisa marina, nos despedimos hasta el año que viene. Hasta entonces, no dejéis de bailar.

Marí­a Pulgar
Marí­a Pulgar

Redactora

Engordo la tele, las redes sociales, las webs y a mi misma de octubre a marzo. Producción de contenidos y de cosas que te dan ganas de llevarte a tu casa.

No hay comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR