Cómo celebrar Fin de Año bailando bueno, bonito y barato

Se acerca la Nochevieja y con ella la marcha más bestia de todo el año: ¡La celebración de Fin de Año! No, no hablo de la aburrida cena familiar ni de los chistes de tu tí­o el del pueblo, o de las tí­picas preguntas: “¿Ya tienes novia?” ¿Novia yo? ¡PUES NO!

Hablo de la fiesta de Fin de Año. Esa por la que pagas una entrada que vale un riñón, no puedes ni bailar porque está lleno de gente, te tropiezas con los tí­picos borrachos, las colas en el baño son interminables, el alcohol es de garrafón y, encima, la música que ponen no te gusta ¡HORROR!

Por eso, quiero proponerte un plan mucho mejor: ¡La fiesta de Fin de Año propia! ¿Que qué es? Muy simple: te montas la juerga del año en tu propia casa. Es una opción que solo tiene ventajas. Las repasamos ahora:

1. Es ¡GRATIS!
2. No tienes que soportar a los tí­picos borrachos que quieren ligar contigo
3. No hay cola para ir al baño
4. El alcohol es de calidad. (Salvo que compres Almirante o Negrita, pero eso ya es decisión tuya)
5. Y la más importante: ¡Tú eliges la música!

Porque, ¿qué serí­a de una fiesta sin música que nos hiciese bailar como si no hubiera un mañana? Porque la calidad no importa, lo que importa es mover el esqueleto sin parar. En una fiesta no te fijas si la que canta es Beyoncé o Leticia Sabater (Odio el control de alcoholemia), sino que las canciones te hagan saltar a la pista de baile y darlo todo. Vamos, que te creas uno de los bailarines de Fama.

Por ello, lo mejor de celebrar tu fiesta de Fin de Año en casa, es poder elegir la música. Canciones que pueden ir desde “Paquito, el chocolatero” hasta “Maquillaje”, pasando por todas las de Grease o Mamma Mí­a y acabar con “Single ladies” o “Wannabe”. Vamos, esas canciones que todos bailan desde el primer segundo y no paran hasta que tengan que ir a por otra copa o al baño.

Bueno, vale, en la fiesta que puedas celebrar en tu casa tienes que soportar a borrachos (tus amigos), se pueden formar colas en el baño si invitas a todo Madrid, el alcohol puede ser malo (pero, como dije arriba, eso ya es decisión propia), la casa se queda hecha un desastre (pero una vez al no hace daño), los vecinos se pueden quejar… ¡PERO ES FIN DE Aí‘O! A la mierda los vecinos. Pero la música no fallará, la música será esa que tú elijas para bailar sin parar con tus amigos. Y darle la bienvenida al 2014 con unos buenos movimientos de cadera.

Rubén Morí­n
Rubén Morí­n

Redactor

"Y abrazarte a quien te abrace y a quien no te abrace, pues no te abrazas y punto".

No hay comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies