Pablo López conquista Madrid con ‘Once historias y un piano’

Lo primero que hizo tras subirse al escenario fue mirar entusiasmado al público, su público, a quien le dedicó un gran aplauso incluso antes de sentarse al piano y deleitar a los presentes con su voz. Así­ fue la gran noche de Pablo López en Madrid, con un lleno hasta la bandera, el artista malagueño colgó el cartel de “˜no hay entradas’ en la reconocida Sala Caracol y más de once historias fueron las que compartió con los afortunados asistentes que pudieron conseguir su ansiada entrada.

Pablo López - Sala Caracol La noche comenzó con una ligera “lluvia en el cristal” con la que empapó al público de emociones y prosiguió cantando a los cuatro vientos que “no se arrepiente…de nada”. Su mirada le delataba, estaba sereno, pletórico y con los ojos cargados de ilusión tras ver que el esfuerzo y el gran trabajo de tanto años atrás estaba dando sus frutos. Era, sin duda, como dirí­a Raphael, su gran noche.

Alguien de su equipo le comentaba entre bambalinas: “Disfruta de esto qué es lo que llevas esperando toda la vida”,  “No le faltaban palabras, ni razones…” aseguraba el artista arropado por los aplausos de su gente.

Tení­a todas las papeletas y así­ fue, “la mejor noche de su vida” en la capital, canción con la que consiguió una gran complicidad con el público, quien no dejó de corear cada verso ni un solo momento.

También hubo tiempo de cantarle al amor, momento que llegó con “Ella” y algún que otro grito al aire de las féminas de la sala: “¡Yo quiero ser ella…!”

Cádiz, Málaga, Valencia, Barcelona… gente de todos los rincones pero “de nadie” a pesar de que todos miraban atónitos al protagonista de la noche, ese que se dejaba hasta el alma en cada golpe al piano, así­ llegó “No soy de nadie”. Posiblemente “el amor se olvidó de nosotros”, pero seguro que nadie aún ha olvidado cada momento mágico vivido durante esa noche.

Pablo López - Sala Caracol

Además de regalar canciones, es bonito regalar palabras con tanto entusiasmo, sentimiento y agradecimiento, ya no sólo a tu público, también a tu equipo y familia con la que compartes tantos momentos que jamás olvidarás dí­a tras dí­a, en esta caso, Jet Management y Universal Music. “Son gente que lucha por lo mí­o como si fuera suyo. Trabajo, sudor, peleas, noches sin dormir…” El triunfo del malagueño es también de toda la gente de su equipo que se desvive cada dí­a por seguir escalando y dando pasos en este difí­cil mundo de la música.

Tras este momento cargado de magia llegó “Dónde”, segundo sencillo del artista con el que viajamos hasta Miami mientras Pablo interpretaba un bonito tema de Billy Joe, “Miami 2017″, con el que aprovechó para reivindicar la crisis que actualmente vive España. Y con esto recuerdo una anécdota que el artista me contó hace unos dí­as, una seguidora de su música vendió una alianza que le regaló su ex pareja para así­ conseguir dinero y comprar unas entradas para su concierto, historia que el propio Pablo tiene grabada a fuego. Pensemos en positivo… saldremos de la crisis.

Para celebrar la vida y cada momento, llegó “Todo” y la Caracol se inundó de ternura. Gestos, miradas de complicidad, risas en plena madrugada… ¿quién no ha vivido algo parecido? Bonita historia la de “Te espero aquí­”, con la que más de uno seguro que se sintió identificado y tema que el propio artista dedicó a todas las voces bonitas de la radio, confesando que aún se emociona cuando presentan en antena alguna canción suya.

Pablo López - Sala CaracolBuen tándem el que forma Pablo López y su banda, capitaneada por Kim Fanlo, productor musical de “Once historias y un piano”, los músicos no podí­an estar más a su altura, ni a la de las circunstancias.

Con “Suplicando amor” el público acabó desatado, pero la seriedad y los sentimientos a flor de piel volvieron a llegar pronto con “Mi casa”, nuestra sociedad está pasando por tiempos muy delicados y no hay canción que lo pueda expresar mejor, “A ver cómo puedes con unos papeles desahuciar mi canto… Quién está ganando esta guerra sucia, esta guerra absurda”.

“Soy un afortunado en todos los sentidos”, declaró repetidas veces. Y es que Pablo no es sólo querido por sus fieles seguidores, también por los periodistas, para quienes también tuvo bonitas y sentidas palabras de agradecimiento.

La noche era tan idí­lica que el propio artista confesaba en más de una ocasión que no se querí­a ir, y cuando parecí­a que no podí­a ser más perfecta, aparece Antonio Orozco sobre el escenario para interpretar junto a López su mí­tica canción, “No hay más”. Tras esta fusión de talento, sí­ hubo más, desde un cover de Queen, “˜Too much love will kill you’ en homenaje a la gente que tiene “amor pa’dar y regalar”, hasta el tema “Princesa de nadie”, que provocó más de una lágrima de emoción entre el público. No podí­a faltar “Vi”, la canción con la que le ha cambiado la vida y con la que cerró esta noche repleta de emociones. Se despidió con un “Sois la gasolina de este motor”, motor que seguirá volando muy alto. Pablo López ha demostrado, con creces, que ha llegado para quedarse.

Patricia Escalona
Patricia Escalona

Cosecha del 88. Periodista y productora, concretamente de BFace Magazine. Actualmente también aprendo y disfruto cada día en Antena 3. Soy chica multimedia, afortunada y feliz, entre otras muchas cosas. De Madrid al cielo, pasando por Málaga... | @patriciaesle

No hay comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies