¿A qué cantantes empotrarí­as?

A todos nos ha pasado alguna vez que empezamos a escuchar a determinados cantantes porque están buenos. Sí­, sí­, ahora no vayan de castos; hay muchos cantantes a los que nos gustarí­a empotrar, o que nos empotrasen. Total, en la variedad está el placer. Pasen y lean esta lista que hemos creado en BFace de “cantantes-empotradores”, y es que no solo de música vive el hombre. Ni la mujer.

Pablo Alborán

Su música no es de mi agrado; no me gustan sus pañuelos al cuello: haga frí­o, calor o esté en el desierto del Sáhara; sus canciones me parecen sosas y aburridas; pero él está como quiere. Vamos, Pablo, ¡empótrame! Tras ver su portada en la revista de Los 40 quedó claro que Pablito clavó un clavito vení­a pisando fuerte, y no solo por su éxito entre las quinceañeras y Kelly Rowland, sino que desató una lujuria incontrolada entre los millones de gays que inundan nuestra querida España, que dí­ria Cecilia.

PABLO-ALBORíN

Carlos Rivera

Este adonis venido desde México es un tiarrón con todas las de la ley. Servirí­a para quitar el hipo, porque es verlo y me asusto de lo bueno que está. Su música es tierna, en muchas ocaciones, cortavenas, pero es bonita. Y aunque no termina de convencerme del todo, con tal de ver esos musculos y esa cara, escucho lo que haga falta, como si es a Flos Mariae cantando rap. Además, actualmente triunfa en el musical de El Rey León, haciendo de Simba y participó en La Voz Kids como asesor de Malú.

Ricky Martin

Ricky lleva en la lista de empotradores desde hace muchos años, pero cuando salió del armario su atractivo se volvió mucho más potente. Y es que vivir dentro del armario, da mucho calor y te llena de polvo. Esos brazos tatuados, esas canciones que invitan a fantasear y esos movimientos a los que Ricky nos tiene tan acostumbrados, hacen de este boricua un regalo de los dioses para nuestra vista y, ojalá, para nuestras lenguas.

Santi Balmes (Love of Lesbian)

Sé que muchos dirán al leer el nombre de Santi: “¿QUí‰EEEEEEEEEEEEE?”. Pero sí­, Santi tiene un aire empotrador que da gusto. No sé si es su voz, su carita de no haber roto nunca un plato, sus canciones llenas de dulzura o esas letras tan maravillosas que escribe… Lo convierten en un cantante-empotrador. ¡ALELUYA!

Chino (Supersubmarina)

Ay, Chino, AY. Si hay un cantante español que sea empotrador o empotrable, ese es el cantante de Supersubmarina. Tiene unnoséqué que lo hace irremediablemente sexy. Puede que también ayude a que cante canciones como “Kevin Mc Alister”, con una letra llena de sexo, lujuria y deseo. Ay, Chino, cántame al oí­do y verás que cambias ese tí­tulo por el de “Rubén Morí­n”.

Nick Jonas (Jonas Brothers)

Que Nick se dio a conocer en un grupo para quinceañeras mojabragas está claro, pero que con el paso de los años (y de matarse en el gimnasio y a los anabolizantes) está como quiere, es otra realidad. Una foto suya sin camiseta revolucionó la red y provocó un ataque de lujuria colectiva entre chicas, señoras mayores y gays… Dicen que las fábricas de pañuelos se quedaron sin stock tras el uso masivo de estos para limpiar los litros de babas. Un auténtico drama del que, por suerte, logramos salir.

Cantantes empotradores hay muchos, pero tampoco puedo ponerlos a todos porque si no, escribirí­a un artí­culo que tendrí­a 50 páginas. Espero, y deseo, que todos participen comentando a qué cantantes empotrarí­an o por cuáles se dejarí­an ser empotrados.

Vamos, chic@s, no sean tí­mid@s y participen. Y larga vida a los “cantantes-empotradores”.

[followbutton username=’bajo_manhattan’]

Rubén Morí­n
Rubén Morí­n

Redactor

"Y abrazarte a quien te abrace y a quien no te abrace, pues no te abrazas y punto".

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies