The Sweet Vandals: Soul&Funk

The Sweet Vandals son una banda de soul y funk que vive en Madrid y actúa por todo el mundo. Este grupo, con un estilo tan único y tan auténtico, lleva desde 2005 creando música, música realmente buena. Su humildad queda patente cuando aseguran que creemos que estábamos en el sitio adecuado en el momento adecuado”. Así, desde BFace hemos tenido la suerte de contar con sus perspectiva en este mundo musical:

The Sweet Vandals. ¿Qué tenéis de dulce?

Bueno, el nombre hace alusión a la mezcla que en opinión de algunos tenemos en nuestra música. A veces dulces y aterciopelados y a veces bastante salvajes.

Sois una banda de soul y funk con una larga trayectoria. ¿Por qué este estilo y qué os diferencia de otros grupos?

Cuando empezamos con la banda, allá por el 2005, estábamos enamorados del sonido análogico y muy pendientes de los móvimientos Nu-funk y Deep-funk que estaban sacudiendo Europa y USA. De todas formas, el sonido de la banda no fue premeditado, hemos escuchado soul, funk, jazz y rock durante toda nuestra vida. Creemos que nuestro sello personal es la voz inconfundible de Mayka Edjo, el Hammond, la parca instrumentación  y la crudeza del sonido.

Sois uno de los referentes del Deep-funk, habéis convencido a la crítica y a muchos amantes de la música. ¿Cómo creéis que lo habéis conseguido?

Pues para ser honestos, creemos que estábamos en el sitio adecuado en el momento adecuado. Nosotros hacíamos esa música que encajaba con el concepto Deep-Funk y tuvimos la oportunidad de tocar fuera de España dónde había una fuerte demanda en ese momento. Si no, supongo que el grupo habría durado apenas un par de años después de tocar en todo tipo de tugurios y sin interesar a nadie (como tantas otras bandas que no tuvieron esa oportunidad). Luego creo que musicalmente cubrimos un espectro más amplio que el puro Deep-Funk, cuando la gente escucha nuestros álbumes suele sorprenderse al escuchar cosas que no espera. No sólo de funk vive el hombre.

Quizás en España este estilo sea menos conocido o, al menos, reconocido en menor grado. ¿En qué momento os disteis cuenta de que lo vuestra gustaba, de que calabais en el panorama musical?

Realmente nunca hemos sentido que calábamos. Hemos sentido el cariño de bastante gente, el respeto de nuestros colegas, muchas palmaditas en la espalda…y poco más. Hemos visto a la escena crecer casi desde la casi inexistencia hasta ahora, que ya hay una infraestructura con locales y festivales, pero aún queda un largo camino para equipararnos a otros países. No me refiero solamente a la música negra, hablo de la música realmente independiente; no indie. La música autoproducida y auntogestionada tiene grandísimas dificultades para subsistir en este país, nula atención de los medios y el público, hasta que no llenas salas no te hacen ni caso.

¿Qué influencias habéis tenido en vuestra música?

Pues creo que no cabría aquí…Pero así a bulto te diría que los grandes nombres del soul, funk, blues, jazz, rock, pop… Marvin Gaye, James Brown, Stevie Wonder, Sam Cooke, Nina Simone….la lista sería interminable.

sweet vandals

Tenéis un estudio propio de grabación en el que producís vuestra música y también la de otros artistas. ¿Cómo es la experiencia de producir para otros?

Es increíblemente gratificante y es una de las cosas que más nos motivan. Nos habría encantado que, cuando empezamos nosotros, hubiese habido un espacio como Funkameba para desarrollar nuestro sonido. No existía, así que había que hacerlo. Además, no paramos de mejorarlo y de comprar cacharricos nuevos. ¡Es un pozo sin fondo!

¿Qué trabajo os ha marcado más en vuestra carrera musical?

Sin duda, nuestro primer álbum, que fue un bombazo inesperado aunque se grabó sin recursos y muy rápido. Musicalmente conectamos más con los posteriores, pero ése fue el que lo provocó todo. Debimos de vender de ese primero unos 15.000 discos, una burrada.

Os han incluido en multitud de recopilaciones para diversos sellos discográficos. ¿Cómo ha sido la experiencia?

Las compilaciones siempre son una alegría, significa que la gente está pendiente de tu música y que les gusta tu trabajo aunque no grabes para ellos. Son una gran oportunidad de que te escuche público que, de otra manera, tendría muy difícil interesarse por tu música. Además, cuando alguien te incluye en una compilación, te asocia a un concepto diferente al típico. Esto es, una canción incluida en un álbum y que no despierta la atención de nadie, de repente, en otro entorno, suena fresca y mágica, y hace que la gente se interese por ti.

Vuestro éxito os ha permitido recorrer las principales ciudades europeas. ¿De qué sala guardáis un mejor recuerdo?

Nuestro corazón está en el mítico Lovelite de Berlín, dnde empezamos nuestra historia -y que ya está demolido-. Luego hay otros clubes increíbles como el Mojo Club de Hamburgo o el Moods de Zurich. También el Francia, La Maroquinerie o el New Morning… Hay sitios realmente impresionantes, en España tal vez el Café Antzokia o el Apolo de Barna. También recuerdo bolos tremendos en Tempo Club.

Después de “After All”, en 2013, muchos están esperando sonidos nuevos. ¿Qué proyectos tenéis en mente?

Estamos en un momento delicado, hemos dedicado 10 años a éste proyecto y estamos dándonos un descanso. Cada uno de nosotros en este momento está desarrollando algún proyecto y necesitamos cargar las pilas. Acabamos de terminar Arise!, que es una canción en la que han colaborado grandes músicos de la escena Soul-Funk de Madrid: Aurora García, Alberto Anaut, Julián Maeso, Juan Zelada, Cris López, David Elejalde, Susa Ruiz y un larguísimo etcétera. La hemos hecho para Arte por la Paz, que es un proyecto precioso, y aquí podéis disfrutarla:

Seguiremos trabajando en el estudio y juntos hacemos bastantes cosas, aunque un nuevo trabajo de The Sweet Vandals de momento no es una opción. ¡A ver qué nos depara el futuro!

 


Elena Rodrí­guez

Redactora

Estudiante de Periodismo y ComunicaciÃón Audiovisual en la Carlos III, con complemento en Sociologí­a. Amante de las fotos (detrás, no delante), baloncestista e intento de guitarrista. Sobre todo, gallega con morriña permanente.

¡Menos comentar y más compartir, cosuca!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies