Tipos de amigos que puedes hacer en un festival

Terminas un festival y te viene toda la bajona. Pero toda, muy grande. Tan grande que ni una pizza del Domino´s puede ahogar tus penas. Ni medio kilo de Ben & Jerry´s parará la morriña que hay en ti. Tienes la serotonina por los suelos y ellos tienen parte de culpa de ello, TUS AMIGOS DE FESTIVAL. 

Es necesario que sepamos diferencias entre los colegas que jamás irán a un festi contigo, los que te acompañan siempre y los que haces en el propio festival. Hoy vamos a hablar de los terceros. Os contaré como he vivido en mi propia piel esa promesa de amigos forever, después de algunos festis. 

 

Amigos de botellón, “Parking Friends”

Puedes encontrártelos justo cuando aparcas el coche, cuando ya llevas media hora plantando el cuartelillo o en mitad de la noche. Seguro que alguno de vosotros empieza con las peticiones. “¿Tienes hielo? ¿Os sobra un vaso? ¿Tus colegas llevan? ¿Eso es una garrafa de vodka caramelo? ¿Lleváis un tupper con croquetas?”.

Y es que los parking friends suelen surgir a la raíz de “por el interés, te quiero, Andrés”. Pero después te sientes como un vecino de toda la vida, ojo, que igual los amas, o igual los odias.

Tú entras a ver los conciertos, haces cola en los baños, sigues dándolo todo en la carpa… Pero cuando sales, ellos siguen ahí. Se han empadronado en su Seat Ibiza y nadie los moverá de los aledaños al parking. Serán los nuevos protas de tu Equipo de Investigación, y quién sabe si os haréis la foto de rigor y la subirás a Facebook. Estarán también cuando llegues a las 6 de la mañana y, por motivos que no contaré, te caigas al suelo y te reboces como una croqueta por culpa de un tal Aurelio. Además, como eres responsable y te mueves en taxi, vuestros coches estarán juntos todo el festival, ¡TAN BONITO!

 

Los groupis por excelencia

Ellos se saben los temas mejores que Pucho. Alguno afirmará haber vivido los inicio de la banda y te asegura que han salido de fiesta. Se saben los bises de memoria y seguramente canten por encima de todo el mundo, como las señoras que van a la misa de las cinco. Algunos querrán matarlos, pero tú, que eres todo love, acabarás por simpatizar con ellos.

Lloran a moco tendido en su canción favorita y gritan, qué sé yo, “¡Valiente, te quiero!”. Son intensos como ellos solos, eso sólo puede alejarte o unirte definitivamente a ellos. Sin darte cuenta, estás recordando el primer concierto de Standstill al que fuiste y, vaya, también fue el primero de tu nuevo mejor amigo.

 

Tu camarero staff favorito, un amigo necesario

Decimos staff porque puede ser desde un portero, un camarero o nunca se sabe, el propio Gabi Ruiz. Hacerte amigos que te faciliten cualquier tipo de logística mola, porque en los festivales a veces las cosas te tocan un poco los cojones.

Entonces, tú llegas a la barra, le echas una mirada furtiva (el nivel de furtivismo depende de la noche) y él (o ella, ella también puede ser) se salta la cola de sedientos y te sirve a ti esa cerveza. Todos te odian, pero tú te sientes especial entre los asistentes, te ha elegido a ti como su nuevo amigo. Consérvalo, que igual el año que viene es jefe de barra. 

 

Tu nuevo novio; os vais a casar, pero él todavía no lo sabe

No es la primera ni la última vez que lo digo. En los festivales (sobre todo en el PS) se ofician más bodas por metro cuadrado que en todo el año en total. Todo el mundo quiere quererse, y no sabes si detrás de la puerta de que Poliklyn puede estar tu nuevo amor.

Puede que le pidas fuego, que se acerque a ti con una foto de Instagram y te pregunte: “¿Oye, eres tú la de esta foto?”. Entonces ya está, ahora además de un amigo, tienes un nuevo amor. Puede que acabes dándote la mano, haciéndolo ojitos mientras suena CHVRCHES o compartiendo taxi de camino al after.

No penséis por encima de vuestras posibilidades, que no he hablado de sexo. Esto es mucho más filosófico, más platónico; es algo que se te queda ahí dentro. Cuando termina el festival, no sabes qué será de ti, pero como le dijiste anoche, “si he pasado todo este tiempo sin ti, seré fuerte”. La intensidad, siempre por bandera. 

 

Los ex-enemigos

No, no estoy hablando de un ex como tal. Estoy refiriéndome a los ex-enemigos. Con la noche y la graduación de los refrescos, igual alguien tiene malentendidos con otro alguien. Tú, que a veces lo sabes todo, defiendes tus ideas como si fueran la Teoría de la Relatividad. 

Puede que acabes discutiendo con un desconocido o incluso con tus propios amigas, ellas que solo querían defenderte a capa y espada. Pues aunque parezca muy tróspido, que lo es, quizás acabas siendo BFF de ese con el que casi te lías a guantazos. ¿Qué es lo más bonito de discutir? Pues reconciliarse, porque discutir no tiene NADA de bonito.

Ahora te mandas DM´s de Instagram con tu nuevo mejor amigo. Estás deseando que llegue el próximo festival para recordar ese momento en el que fuisteis enemigos por unos minutos.

 

Airnbn es la nueva ONU de la amistad

¿Eres de los que pillan hotel siempre?  Entonces no entenderás lo bonito que es tener una nueva casa. Porque tú, cuando vuelves del after, vuelves A CASA. Eso ya lo aprendiste cuando te tocaba dormir en los campings, tu casa está donde te lleves las bragas. Ahora con el tema Airbnb hay muchas ofertas varias. 

Puede que te toque una casa desastrosa, con gente que igual no aparece por ella. Y luego esta lo que nos pasó a mis amigos y a mí en el WAM del finde pasado. Te toca un Airbnb de unos murcianos que son más majos que las pesetas. Compartes espacio y todo lo tuyo es suyo. Al revés también, ojo. De repente, alguien se está haciendo chorizos en la cocina, y la cerveza del congelador es de todos.

Les has dejado la casa hecha un pequeño desastre… Se han encontrado tus calcetines debajo del colchón, un pendiente que nadie sabe de quién es, ahora tienen para llenar un contenedor de reciclaje… Sea como sea, ahora sabesque tienes una casa en Murcia, y ellos allá donde estés (y te lleves las bragas).

 

Como conclusión definitiva, el amor por esos colegas que puede que duren minutos o años puede medirse. ¿Habéis creado un nuevo grupo de WhatsApp? ¿Le habéis puesto un nombre que solo vosotros entendéis? ¿Estáis #ToELRato recordando que guay ha sido el finde? Pues sí, querido, tienes unos nuevos mejores amigos. 

Carla Sifer
Carla Sifer

Redactora

Psicóloga, Social Media y Blogger. Vivo en una canción de Arcade Fire y me enamoro con cada estación del año. No te fies de alguien que no tenga cosquillas. Futura señora Philippakis, bien de rizos.

2 Comentarios
  1. Pues yo tuve la suerte de ser uno de esos amigos de airnbn. Y ha sido una experiencia buenísima, un montón de gente (de diferentes procedencias, yo de Málaga) conviviendo. Dónde ha reinado el buen rollo, la alegría, la tolerancia y el amor. Gracias a P.,P. Y M.

  2. Aún llevo dándole vueltas la gente que pasó por el piso. Y no me hago a la idea. Es imposible ubicarlos a todos. Lo guay es que a día de hoy me sigo encontrando Panteras Rosas por todos lados, y eso también mola. Pero no tanto como vosotrxs.

    En Patiño, aún no ha salido el sol!

    P.

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Enter Captcha Here : *

Reload Image

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR