McDonald’s vende velas con olor a hamburguesa con queso

Si eres fan de las hamburguesas de McDonald’s estás de enhorabuena. Pero de las de 1€, de las de queso, o bueno, de todas.

El caracetrístico aroma de uno de sus producto estrella ahora podrás disfrutarlo todas las veces que se desees sin necesidad de ir a ningún establecimiento gracias a que la compañía ya comercializa nuevas velas que tienen olor a hamburguesa.

Según informa Daily Mail, el producto se llama ‘The Maccas Run‘, se vende en la tienda australiana Grey Lines y tiene un precio de 29.95 dólares (algo más de 26 euros). La duración de la vela puede llegar hasta las 30 horas antes de que su mecha se consuma.

¿30 horas oliendo a hamburguesa? #OperaciónBikini real. Yo me imagino comiéndome una zanahoria con los ojos cerrados mientras huelo la vela, de verdad. ¡Fantasía!

Según la misma información, McDonald’s tiene disponibles diferentes olores, desde la clásica hamburguesa con queso, la de bacon, pan con ajo y hasta con olor a noodles.

 

Gala 12 OT. La Bikina a la final y el canario en tierra de nadie

A escasos momentos de la final y habiendo pasado por la gala de Eurovisión, analizamos como fue la gala anterior a la finalización del concurso. Nos despedimos del último expulsado y dimos la bienvenida a Ana Guerra en la final.

OT se nos acaba, pero siempre quedarán en nuestros corazones aquellos 16 concursantes que hace tres meses empezaron a formar parte de nuestras vidas. Por eso y mucho más, muchas gracias Operación Triunfo.


 

8. Havana

 

En la gala 12 Ana consiguió pasar a la final, sin embargo, no creemos que se hiciera con la quinta plaza gracias a su actuación. La semana anterior como nominada ya la consideramos la solista con la interpretación más floja y, esta vez, ha vuelto a ocurrir. No sabemos si lo que ocurre es que a Ana las nominaciones le sientan regular o que, por otro lado, está en un punto del concurso en el que la presión le supera encima del escenario.

Ha vuelto la Ana War inferior vocalmente respecto a sus compañeros. La Ana que no disfruta del todo del concurso y que se deja llevar demasiado por sus emociones. Pero hay que admitir, por otra parte, que en su largo recorrido por el programa ha aprendido a crecer como artista y a día de hoy, aunque estando en su contra el canto, el espectáculo que regala es de admiración. Si comparamos cómo defendió la gala 0 con la actuación de Havana podemos adivinar que la academia le ha sentado muy bien. Puede que no tanto como sus compañeros, puede que la final se le quede un poco grande, pero indiscutiblemente del concurso se lleva mucho aprendizaje.

 

7. Recuérdame

 

Miriam llegó merecidamente a la final del concurso la semana pasada siendo una de las concursantes a las que el reparto de temas más le ha castigado. Sus canciones eran notablemente complicadas y siempre parecía que sus compañeros brillaban más que ella. Sin embargo, desde aquel I wanna dance with somebody con la que llegó a la tercera posición en nuestro top, Miriam se ha hecho con el favor del público y del jurado dando el sorpaso que nadie se esperaba pero que todos deseábamos.

Su actuación de la gala puede que no fuera tan increíble como la del resto de sus compañeros, pero sin duda alguna fue una declaración de intenciones. Miriam se subió al escenario para cantar Recuérdame para demostrar que ya no es esa concursante cuadriculada que no se dejaba llevar. Aquella que era fría como el hielo y que transmitía una dureza carente de sensibilidad. Ahora podemos decir que Miriam, ha conseguido las dos cosas, transmitir la fuerza que lleva dentro y que la caracteriza, y la sensibilidad que, en ocasiones, requieren sus temas.

 

6. Instruction

 

En la última gala para concurso antes de la final, Aitana tuvo que demostrar una vez más su capacidad para dejar asombrado al público con su luz y talento. Aunque no fue su mejor actuación, y se ahogara por momentos con tanta coreografía, Aitana superó el reto y se planteó, una vez más, como la principal rival a batir de Amaia para ganar el reality.

Sus actuaciones hasta Procuro olvidarte habían bajado un poco la calidad interpretativa de la artista, pero Aitana ya nos ha dejado claro que todo eso ha quedado atrás. Intimista o fiestera, la catalana puede con todo lo que le echen. Des de luego, en el concurso retos no le han faltado.

 

5. Valerie

 

Si algo está quedando claro estas últimas semanas es que a Miriam los dúos con los concursantes que siguen en el concurso le quedan muy bien. Hecho que nos hace pensar que, al igual que con los temas que se le han repartido, los compañeros con los que ha tenido que lidiar puede que no fueran los más adecuados. Al igual que con Alfred, Miriam ha disfrutado del escenario con Aitana y ha dado todo un concierto con su versión de Valerie.

Y como no, Aitana se ha empapado del temazo de Amy Winehouse y ha vuelto a derrochar todo el buen rollo que solo ella sabe regalarnos. Se ha unido a Miriam y juntas han conjugado una fiesta que, a priori parecía ser de relleno, pero que ha terminado encantándonos a todos. Ojalá más números como Valerie en las primeras semanas si es que vemos una segunda edición algún día.

 

4. Where have you been

 

Agoney se ha tenido que conformar con quedarse a las puertas de la final. Su interpretación de la famosa canción de Rihanna no ha sido suficiente para poder con el fenómeno Bikina y, aunque no es el trabajo que más nos ha gustado a lo largo del concurso del canario, fue muy satisfactorio. Con Where have you been, Agoney derrochó sensualidad, fuerza y esa voz única que tanto lo define y que celebran artistas como Nina o Pastora Soler. Y no solo eso, además de volver a demostrar su versatilidad, volvió a dar visibilidad al colectivo LGTBI+ sin avergonzarse y con la cabeza bien alta.

Su salida de la academia, de todas formas, ha sido la más inusual del concurso. Con la intención de que Almaia pudiera ir a Eurovisión, a Agoney se le permitió una semana más en el concurso trabajando un tema para la gala del certamen Europeo. De la academia al hotel y del hotel a la academia y, con una canción, que desde luego no le favorecía un pelo. Sea como sea, el canario, no se habrá perdido ninguna gala del concurso en plató.

 

3. Te recuerdo Amanda

 

Esta semana Amaia tenía una función importante, interpretar por primera vez en OT una canción protesta. Los fans más jóvenes del concurso no se sintieron muy satisfechos con la elección de este tema, sobretodo para Amaia, siendo la concursante que menos registros ha tocado. Pero debemos aplaudir que el concurso se decida por representar este tipo de canciones y, no había mejor artista para hacerlo que Amaia.

Puede que no haya sido una de sus mejores actuaciones dentro del concurso, pero es un hecho que Amaia no ha tenido actuación mala. En nuestro ránking nunca ha bajado de la cuarta posición a excepción de los tríos dónde no pudo hacer mucho para salvarlos. A una gala de concurso para saber quién es el ganador, Amaia se lleva la trayectoria más bien posicionada de la carrera.

 

2. Todo mi amor eres tú

 

Era el momento de la noche. El momento en el que Amaia y Alfred tenían que demostrar que lo que ocurrió en aquel City of stars no fue una cuestión de suerte. Y lo hicieron, incluso se los vio menos nerviosos que en aquel momento. Con su relación establecida, Amaia y Alfred nos regalaron el momentazo de la noche desprendiendo la magia y el amor que solo ellos dos juntos saben crear.

Era la actuación premonitoria de que sí estaban preparados para ser los representantes de España en Eurovisión. Con Tú Canción se volverían a subir al escenario a la semana siguiente y ganarían el pasaporte a Lisboa para enamorar, como ya lo hicieron con nosotros, a toda Europa. Es verdad que no estarán cantando un temazo de Michael Jackson, pero ellos transmiten puro sentimiento hasta con el Despacito.

 

1. Maldita dulzura

 

Desde la gala 4 que Alfred no subía a lo alto de nuestro ránking, pero aquí está. Gracias a su interpretación con el tema creado por Vetusta Morla, Alfred nos ha vuelto a robar el corazón y se ha coronado como el mejor de una de las galas más reñidas de la edición. El catalán ya tenía la gala asegurada, pero eso no ha impedido que trabaje duro, guitarra en directo incluida, para ofrecer un espectáculo a la altura.

No sabemos que ocurrirá en la gala final, pero tenemos claro que Alfred es, junto a Amaia, el concursante con más personalidad. No podemos esperar a que salga de la academia para que tenga todo el tiempo del mundo en trabajar en sus creaciones y ofrecerlas al mundo. Nos morimos de ganas de ver todo lo que el futuro le depara a Alfred.

 

Gala 5 OT. Canción de Hielo y Fuego

Otra semana más, en Bface os ofrecemos nuestro particular repaso de gala de Operación Triunfo prometiendo ser más benévolos que Manu Guix (o no). Una gala que, en esta ocasión, ha estado conducida por una pizca de magia, música en directo, aves resurgidas de sus cenizas, otras quemándose vivas y caramelos desaprovechados. Todo esto en medio de una imparable revolución sexual que despierta un poco la adormecida Televisión Española.

Mientras que unos consiguieron a lo largo de la noche llenar de calor y emoción nuestros corazones, otros los dejaron helados y rotos sin remedio. Poco a poco esta gala se iba convirtiendo en una canción de hielo y fuego que divisa una lucha por el trono de hierro premio final cada vez más reñida. ¿Empezamos?


9. The Time of my Life

 

A Ricky este concurso se le queda demasiado grande. Mucho nos estamos atormentando por haber expulsado a Mimi en su lugar. Después de su A-Yo y la acogida que ha tenido por parte del público al salir de la academia la repesca debería ser inminente. Pero ahí sigue Ricky, ofreciendo vocalmente la que puede que fuera la actuación más limitada de la noche -y eso que Agoney estuvo limitado-. Juntos, tanto él como Nerea, no se lucieron, pero ni juntos ni por separado. Y sorprende, es una sorpresa que los dos grandes defensores del musical de esta edición, hayan ofrecido un resultado tan insatisfactorio y falto de expresividad y potencia.

Lo que a primera vista era un regalo de descanso para Ricky y Nerea, ha sido un billete de ida -y posiblemente solo de ida- para Ricky fuera de la academia, y un nuevo toque de atención para Nerea y sus problemas de afinación. La semana pasada mejoró notablemente con un reto tan difícil  como lo era Symphony, pero anoche la volvimos a ver desinflada y, en esta ocasión, jugaba en casa. Una vez más, la puesta en escena y la coreografía tampoco han ayudado.

 

8. Rise like a Phoenix

 

«Pobre Agoney» se hizo trendic topic en España escasos momentos después de su actuación. Todos los espectadores sufrimos con él, ¡madre mía si sufrimos! Y es que lo vimos, vimos como se rompía conforme avanzaba la actuación. Empatizamos con él porque nunca le habíamos visto tan vulnerable, tan impotente. Su instrumento le jugó una mala pasada y la presión a la que fue sometido le ayudó -0 a la hora de enfrentarse al reto.

En la academia, la reiterada etiqueta de «diva» y los comentarios por parte del profesorado como «si con esto no te luces te vas a casa», le inflaban e inflaban hasta que ha petado. Como si no hubiera superado cada reto hasta ayer. Todo el profesorado y equipo de casting esperaba mucho de Agoney, al igual que sus compañeros, pero la presión a la que se le ha sometido por etiquetarlo des del primer día como ganador, cuando fuera la realidad es otra, no le está jugando a su favor.

Sin embargo, Agoney intentó defender su tema, incluso entre tanto descontrol consiguió brillar un poco, aguantó el tipo como un campeón. No olvidemos que, a pesar de todo, minutos más tarde cantó con la artista invitada meándose en todos sus compañeros y bordándolo -siendo el primer concursante que no provoca vergüenza ajena al cantar con un invitado-. El canario puede llegar a ser muy grande, pero debe empezar a disfrutar. Estamos seguros de que Agoney resurgirá de sus cenizas pronto.

 

7. El Mismo Sol

 

Vamos a ver. OT, ¿podemos dejar de lado de una vez estos despropósitos de actuaciones? Este tipo de temas no funcionan. No le funcionan a los concursantes y mucho menos al propio programa, el mismo que no ha sabido hacer del tema un espectáculo. Si no estamos a la altura, ¿para qué meternos en tal fregao’ cada gala? La semana pasada, con Madre Tierra parecía que nos acercábamos un poco a lo que podría ser un ejemplo del buen camino a tomar a la hora de realizar este tipo de temas. A pesar de todo, los que dieron la cara por él terminaron nominados por su limitación vocal.

Con El Mismo Sol, se han salvado justamente por todo lo contrario, por no tener una voz tan limitada. Pero lejos de ser su culpa, el resultado ha sido un cuadro, un total esperpento. Ya pasó con Dancing in the moonlight, Reggaeton lento, Don’t you worry about a thing o Can’t stop the feeling. Noemí Galera, ¿por qué te empeñas en estos números? Si este dúo ha sobrevivido frente una puesta en escena pésima, una coreografía cuestionable y una realización justita, es porque algunos de sus compañeros no han sabido aprovechar las oportunidades que les habían sido brindadas esta semana. Y por supuesto, sus ganas de hacerlo bien, entre tanto gusto dudoso, su calor nos ha llegado. Un reto era para los dos y, por lo que respecta a su parte, ha sido superado.

 

6. Estoy hecho de pedacitos de ti

 

Antes de redactar mi opinión -tan humilde como mamarracha- sobre cada tema, repaso las actuaciones un par de veces para asegurarme dónde posiciono cada una de ellas. ¿Qué es lo primero que se me ha pasado por la cabeza al tener que repetir Estoy hecho de pedacitos de ti? «Qué pereza». Dónde están las ganas, la garra, la pasión, la química… No hemos encontrado nada de eso. Puede que Cepeda y Miriam, los bloques de hielo de la edición, lo estén intentando, pero el concurso va demasiado rápido. No hay manera de que transmitan al espectador lo que sienten cuando cantan.

Desde el No puedo vivir sin ti, no hemos visto al mismo Cepeda, y Miriam, la alumna que todo profesor desea por su corrección y perfección vocal, vuelve a sentarse en el banquillo por segunda vez consecutiva. Una canción como esta no debería dejarnos tan helados. Cada uno iba a la suya y se han desaprovechado dos grandes voces dejándonos una actuación correcta, sin más. Un «zi, vale, de acuerdo» que, por otro lado, no era el cuadro de El Mismo Sol

Lo más probable es que Cepeda, segunda vez nominado, se salve de la expulsión debido a su club de fans acérrimo. Pero a día de hoy, poco demuestra porqué debería seguir en la academia. Si hemos echado a Marina por no tener suficiente con su voz, ¿qué hacemos con Cepeda?

 

5. The Voice Within

 

Marina no conseguía adaptarse al programa y tal desaprovechamiento se ha visto resuelto con su eliminación. Anoche Marina, una de las voces de las que más se esperaba un largo recorrido dentro de la academia, nos dejó con una buena actuación. Más que correcta. No obstante, puede que no al mismo nivel que algunos de sus compañeros al despedirse del programa. No fue su mejor trabajo, Marina nos dejó el listón muy alto con Don’t dream it’s over una de las mejores actuaciones que nos ha dejado la edición. Pero no por ello se desvirtúa lo que consiguió anoche, hacernos volver a creer en ella, aunque fuera un poco tarde.

Es una lástima, pero cada vez la sentíamos menos, poco a poco Marina se desinflaba y dejaba de conquistarnos en casa. En la gala de ayer dejamos ir a una gran voz, a la que agradecemos por regalarnos su forma de ver el mundo, su corazón de oro y su lucha por la visibilización del colectivo LGTB+ con más ahínco que nadie dentro de la academia. Esperamos que siga creciendo porque, con esa voz y esa luz, puede llegar tan lejos como ella desee.

 

4. Million Reasons

 

Soy consciente de que la gran mayoría de espectadores no vivieron la actuación de Raoul como yo; soy consciente, por lo tanto, de que esta posición no va a ser del agrado de vosotros, nuestros lectores. No obstante, debo ser sincero respecto a lo que me transmitió esta actuación, la más esperada de la noche.

Al igual que con Agoney, a Raoul se le ha atosigado durante toda la semana para que hiciera, de esta actuación, un numerazo. Y lo ha hecho, pero no el número de la noche. El catalán es de los mejores alumnos de la academia, un bombón, y cada día crece más como artista y como persona. Pero en esta ocasión se ha pasado un poquitín de la raya -y los profesores lo han ayudado de buen grado-. El principal requerimiento de este tema era transmitir emoción al espectador. Mucha emoción, ¡toneladas de emoción! Y lo que ha resultado ha sido una exagerada dramatización. Una sobreactuación que, aunque ha ofrecido una actuación maravillosa, le ha podido con la voz en ciertos momentos. Raoul es, junto a Ana Guerra, el concursante que más nos sorprende cada semana, pero esta noche ha estado un poco descontrolado. Qué se le va a hacer, a veces más es menos, pero ¡ole sus huevos!

 

3. La Bikina

 

¡Ana Guerra, qué grande eres! Cuando entró en la academia todos dimos por hecho que no duraría mucho. Para algunos era impensable que sobreviviera a una quinta gala, pero no solo ha sobrevivido, se ha marcado uno de los numerazos de la noche.

Su problema en la galas anteriores era la falta de control que tenía sobre su voz y su cuerpo al subirse al escenario. Pero Guerra, lejos de deprimirse por las valoraciones del jurado, ha quemado la vieja Ana y ha resurgido de sus cenizas. La Bikina era un tema que le venía que ni pintado, después de tantos retos, por fin jugaba en terreno conocido. Pero la semana en la academia no pronosticaba resultados tan excelentes en el escenario.

Lo ha hecho suyo, se ha emocionado con él y no has regalado la mujer empoderada que vive en ella. Ana Guerra, la concursante con más evolución, ha demostrado que en OT, si crees en ti, trabajas y creces, arrasas con todo.

 

2. Cuando nadie me ve

 

Mireya rompe la maldición del expulsado, aquella en la que si haces tu mejor actuación hasta la fecha, luego te vas de patitas a la calle. La andaluza nos ha deleitado con su mejor momento en el concurso y, con ello, consigue permanecer en la academia. Y nosotros nos alegramos un montón.

Trabajadora como ella sola, se propuso el reto a si misma de cantar un tema que no había ensayado nunca. Un tema casi desconocido para ella. ¡Y lo ha bordado! La segunda actuación de la gala también ha sido la segunda mejor actuación de la noche. A diferencia de Raoul, Mireya ha sabido combinar a la perfección voz y emoción. Su presencia y control en el escenario han sido apabullantes, ha hecho suya la canción, la ha dotado de su estilo propio, y ha resultado maravilloso. Para muchos será cuestión de gustos, pero para mi, el arte y las ganas que le echa a todo lo que hace, es indiscutible.

 

1. Shape of you

 

Esta edición de OT está dando lugar a tantos momentos mágicos que nuestro corazón no da a basto. Minutos antes de empezar la actuación, la televisión vivía algo insólito al ver como a «Amaia de España» se le era permitido ir al baño en prime-time y en directo en medio de su entrevista. Pero por si tal inusual suceso no nos había dejado lo suficientemente sorprendidos, nuestra reina y señora se presentó momentos después directamente en el escenario para dar la actuación de la noche. Una vez más, acompañada de un compañero y tan solo un instrumento -bueno, en este caso dos-.

Era la primera semana que Amaia se enfrentaba a un reto, un tema fuera de su rango. Valiente ella, en lugar de asustarse, junto a Roi construyó una cover que nos ha brindado un momento musical mágico. Tanto el uno como el otro han derrochado personalidad, talento y pasión por la música. Y vale, vale que de Amaia ya nos ha quedado claro que no deberíamos dudar -aunque la queremos ver bailar- pero cada día nos va quedando más claro que de Roi tampoco. El más divertido del concurso, el que tiene una actitud de oro y el que nos hace emocionarnos con su guitarra, se ha alzado a lo más alto. Gracias OT por permitirnos disfrutar de versiones nacidas des del corazón de los chicos, gracias por permitirles hacer sus propias interpretaciones. Esto es lo que hace de este programa ser lo más grande.

 

 

Gala 4 OT. Los favoritos en su salsa y el resto a salvarse el culo

 Operación Triunfo llega a su cuarta gala y, en Bface nos gusta tanto tanto tanto, que hemos decidido analizar cada semana lo que ocurre en el escenario y la academia. Desde los favoritos hasta los nominados pasando por el resto de concursantes. OT ya es un fenómeno sin precedentes en redes sociales, cada semana sube su audiencia y, nosotros, no vamos a ser menos.

Y qué mejor forma que empezar nuestro repaso semanal que con una gala tan completa como ésta. Posiblemente la gala con más retos para los triunfitos que, cada día, tienen más difícil salvarse de la nominación. Sobretodo, cuando la línea divisoria entre favoritos y no tan favoritos empieza a ser más clara. ¿Qué nos ha brindado la Gala 4? Os lo comentamos con este ránking de actuaciones.


9. Dancing In The Moonlight

 

Lo estábamos viendo desde que le tocó hacer un dueto con Cepeda. Marina está con la guardia baja y ni Raoul ha conseguido un cambio de actitud en su compañera. La nominación de Marina no sorprende; en el 24h vimos que podía dar mucho más de si y, aunque ha intentado defenderlo, el toro le pilla por los cuernos. Que tiene una gran voz es innegable, y que el baile no es lo suyo también, pero a estas alturas hay que saber sacarse las castañas del fuego y darlo todo.

Raoul, por su parte, tampoco ha estado en su mejor semana. Para el pobre cada gala es un reto totalmente distinto y lo lleva de la mejor manera posible. De aquí que no habría sido justa una nominación. El tono no le favorecía, la coreografía era un descontrol y ya va siendo hora de que le toque una perlita de las que le gustan. Pero en su defensa, Dancing In The Moonlight no ha fallado solo por sus protagonistas; el escenario era un caos, un patio de corral con una puesta en escena sin ton ni son. Si fuera por nosotros, estarían todos nominados. Tal temazo nunca se me había transformado en algo tan descafeinado.

8. Madre Tierra

 

El primer gran reto de Mireya le ha llevado a la nominación, pero qué contenta puede estar de las ganas con las que ha pisado el escenario. La andaluza tiene carácter para toh, por un lado, ella y todo su arte invitan a Pastora Soler con más soltura que Roberto Leal, mientras por el otro se marca un Madre Tierra sin perder la actitud. Pero claro, era un retazo. Ningún concursante ha tenido tanto baile y requerimiento de energía como Mireya y Ricky esta noche. Y no es justo. Mientras los favoritos, excepto Aitana, siguen en su salsa, a estos dos que el jurado los valora como rezagados tienen que defender voz con baile.

Ha sido todo un espectáculo, y la realización por fin ha conseguido llenar el escenario (gracias a Dios), pero los chicos no dan para tanto. Y nosotros nos preguntamos, ¿podrían Amaia o Alfred? Sea como sea, enhorabuena a Ricky y Mireya por pisar el escenario como lo han hecho, limitados, pero dándolo todo.

 

7. There’s Nothing Holding Me Back

 

Qué miedo hemos pasado! Llevamos toda la semana leyendo en sus frentes la palabra «nominado» y, por como ha empezado la actuación, lo dábamos por hecho. Pero no, Roi ha sacado su estilazo y Ana Guerra la Ana guerrera que lleva dentro. La canción avanzaba y su seguridad con ellos. Ya sabemos que se llevan bien en la academia, se han pasado toda la semana como uña carne, pero la química que han llegado a tener en el escenario ha superado nuestras expectativas.

No era una actuación fácil, ponte a cantar There’s nothing holding me back si tienes cojones y pulmones, pero ellos lo han hecho como han podido. Los más flojos según el jurado han cruzado la pasarela a la primera. De su actuación podemos interpretar su paso por el programa: una evolución de menos a más. Esperemos que sigan subiendo y, porfavor, un bolero para Ana, que ya le toca.

 

6. Dancing On My Own

 

El #CepedaCequeda ha funcionado y con un 69% de los votos el gallego continua en la academia. ¿Realmente lo merecía? Su actitud desde que nos deslumbró junto Aitana con No puedo vivir sin ti no ha dejado de ir de mal en peor. Decaído y con muy poco entusiasmo, Cepeda es el drama de la academia. Un incomprendido. Sin embargo, hoy se ha defendido. ¿Seguirá haciéndolo cuando no escoja canción?
Ha hecho un esfuerzo por intentar abrirse y….bueno, al menos lo ha intentado; su particular voz le ha ayudado a ofrecer una interpretación más que solvente. Pero queremos más, necesitamos más. Un Cepeda con actitud, con sentimiento, con ganas… Debe demostrarnos que merece permanecer en la academia porque, aunque se haya salvado, a algunos aún no nos convence su pasotismo. Por muy correcta que haya llegado a ser la actuación.

 

5. La Media Vuelta

 

Helados. Por muy cálida que fuera la puesta en escena, Miriam transmite un frío que asusta. Es de las más correctas de la academia, puede con cualquier reto y estilo, y su voz siempre está a la altura. Pero no destaca, no transmite luz. Ni en el escenario ni en el 24h. La gallega está tomando el relevo de Juan Antonio como la odiada de la academia y, aunque nos entristece, Miriam debería trabajar su paleta de colores si quiere que le votemos.
En una sociedad, descaradamente machista, una mujer con talento, determinación y carácter, no suele caer en gracia. Si a eso, se le suman algunos comentarios desafortunados debido a su exceso de sinceridad, en un instante tenemos a la mujer tachada de «bruja». Desde Bface pedimos que Miriam siga siendo la imagen que quiere proyectar de ella misma, pero que trabaje su instrumento, porque cuando sus compañeros dejen de fallar, será la primera en caer del carro. Y por ahora los que van detrás de ella en el ránking fallan, pero lo que vemos, nos indica que pronto dejarán de hacerlo.

 

4. Symphony

 

La canción más difícil de la noche. ¿Nos hemos dado cuenta? Ha sido una noche llena de retos. ¡Un montón! Los favoritos en su salsa y el resto a salvarse el culo. Y olé por ellos, porque han demostrado que de retales no tienen ni un pelo. Lejos de ser tan correctos como Miriam, se han elevado entre el público por toda su presencia. Nerea ha empezado desafinando, pero al momento se ha venido arriba; y Agoney, al que se le tacha de prepotente por no querer mostrar sus inseguridades, ha brillado como la estrella que puede llegar a ser algún día.

Tanto uno como el otro merecen más cariño por parte de la audiencia. Tienen unos vozarrones que ya les gustaría a muchos en la academia, solo tienen que permitirles lucirse, y hoy lo han hecho. Con el reto más duro, con la semana más cruda, con la creencia de que iban a ser nominados a sus espaldas. Symphony lo ha petado. Nerea lo peta con su determinación y positivismo y Agoney lo peta cuando pisa el escenario con seguridad. Solo les falta petarlo sin estar a medio gas porque, aunque en el escenario pudiera parecer lo contrario, hoy lo estaban. ¡Agoney despierta!

 

3. Con las ganas

 

Aitana y Amaia tenían mucho a favor esta semana. La canción de Zahara nos encanta, ellas son nuestras favoritas y, aunque la puesta en escena no nos haya gustado nada, dominan el escenario que da gusto. Sobretodo cuando están tan favorecidas por el reparto de temas. A Aitana se lo perdonamos, Can’t Stop The Feeling fue uno de los mayores retos de lo que va de edición, pero a Amaia le han caído caramelitos desde el primer día. Todas la flores, City of Stars, Con las ganas… Todo lo que las redes sociales piden se lo dan. Y lo justo sería que en la próxima gala se enfrentara a un reto como todos sus compañeros.
Ha sido una de las actuaciones de la noche, una preciosidad, uno de los grandes momentos, pero ya sabíamos que lo iba a ser. Y no por ello vamos a desmerecerlas, son las mejores amigas, las favoritas y las rivales más fuertes de la edición. Pero Amaia tiene que poder demostrar que también puede defenderse con… ¿una coreografia por ejemplo?

 

2. Cenizas

 

Al igual que Mimi en su momento, Thalía puede irse con la cabeza bien alta. Empieza a ser una realidad que el expulsado de la semana es quien ejecuta una de las mejores actuaciones en cada gala. Thalía nos ha roto, nos ha hecho odiarnos por echarla de la academia, por no permitirle seguir trabajando. Hasta ahora, ha sido la concursante más currante de la edición y, aunque es imperfecta, lo da todo en el escenario. Y eso hizo anoche, despedirse de nosotros pisando fuerte, como ella sabe, siguiendo su sueño a base de no rendirse. Echaremos de menos tu energía, tu entusiasmo y tu sonrisa Thalía.

 

1. Amar Pelos Dois

 

Momentazo. El favorito de la gala por la audiencia y nuestro favorito de la noche. Alfred tiene una personalidad que nos deja con la boca abierta. Ha sido el momento más esperado y el más mágico de todas las actuaciones. Durante todo la semana, el profesorado le ha comido el coco con el reto de que no imitara a Salvador Sobral y, el resultado, ha sido un tanto desconcertante. Entre pinto y valdemoro. Pero aún así, hemos visto a Alfred regalándonos su talento, su amor por la música, su delicadeza y sensibilidad. ¿Qué tal si ahora le proponemos el reto que ya le toca? Dos semanas seguidas de temas que domina ya son más que suficientes, queremos al Alfred que nos sorprenda con algo nuevo. Y no porque no nos guste como es él, nos encanta, pero si sus compañeros tienen que pasar por el aro, lo justo, es que él también lo haga. Alfred puede hacerlo, es y más.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies