Cadena 100 ‘Por ellas’: Un homenaje a las valientes

Emociona ver un Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid hasta la bandera, pero emociona más aún el motivo por el cual miles de personas se dieron cita en el emblemático recinto de la capital: la lucha contra el cáncer de mama. ELLAS fueron las auténticas protagonistas, todas las valientes y luchadoras que batallan contra esta enfermedad. POR ELLAS, ‘Cadena 100’ quiso reunir en un mismo escenario y en una misma noche a ocho de las mejores voces de nuestro paí­s. La música es anestesia para el alma y en multitud de ocasiones, la mejor medicina para evadirse de la cruda realidad.

Marí­a Plaza
Luz Casal en ‘Cadena 100 Por Ellas’

Bajo un aplauso infinito y como no podí­a ser de otra forma, Luz Casal fue la encargada de abrir este evento, toda una luchadora y ejemplo a seguir para los que sufren esta enfermedad. Además, sobre el escenario brillaron y deleitaron con su voz y su presencia un huracán llamado Malú, siempre ligada a la lucha contra esta enfermedad o Chenoa, con su particular fuerza y garra sobre las tablas, la artista además declaraba hace unos dí­as que con 24 años de edad tuvo que batallar contra el cáncer. La dulzura fue cosa de la jovencí­sima y talentosa Paula Rojo, quien presentó temas de su disco debut ‘í‰rase un sueño. Susana Alva de ‘Efecto Mariposa’ se quiso sumar a la causa aportando su granito de arena y Nena Daconte también quiso ‘disparar’ sus canciones. La sencillez y el saber estar sobre el escenario también tuvo lugar de la mano de Rozalén, aunque la magia y la sensibilidad corrió a cargo de Vanesa Martí­n, que además transmitirnos su música, se arrancó con unas bonitas palabras:

«Por ellas y para ellas… Por todas las valientes que están ahí­ aún luchando y por todas las valientes que ya, por suerte han salido. La vida es maravillosa y a veces estos zarpazos hay que afrontarlos con positivismo, con fuerza y con muchas ganas de ver la paleta llena de colores bonitos.»

Rosario y su particular ‘marcha’ no podí­a faltar en una noche como esta, y la encargada de poner el broche de oro a esta noche especial fue Rosana con temas tan positivos como ‘Llegaremos a tiempo’, idóneo para la ocasión. Además, algunas artistas quisieron traer consigo un invitado para alzar la voz y compartir notas y letras sobre el escenario, Paco Cifuentes cantó ‘Tu boca’ junto a Rozalén, Malú y Pablo López provocaron que todo el Palacio corease el tema ‘Vuelvo a verte’, canción compuesta por el propio Pablo, quien hizo doblete y compartió su tema ‘Dónde’ junto a Paula Rojo. Manuel Carrasco y Nena Daconte alzaron la voz con ‘No dejes de soñar‘, Rubén Pozo se subió al escenario junto a Susana Alva y Carlos Rivera quiso acompañar a una radiante Chenoa.

Vanesa Martí­n y Andrés Suárez
Vanesa y Andrés Suárez cantan ‘No te pude retener’

Por su parte, Andrés Suárez acompañó a Vanesa Martí­n, toda una fusión de talento, Coti fue el invitado de Rosario, asesor también en el programa ‘La Voz’ y los chicos de ‘Efecto Pasillo’, junto a Rosana, contagiaron su buen rollo con el tema ‘Miedo’.

Pero esto no es todo, el momento más emotivo de la noche llegó cuando todas las artistas y sus respectivos invitados interpretaron el tema ‘Color Esperanza’, todo un canto a la vida que quisieron compartir con numerosas valientes y luchadoras a las que subieron al escenario. Sin duda, una noche teñida de rosa para recordar.

Va por vosotras, valientes.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=UhQPA87yJ7A[/youtube]

Ví­deo: Cadena 100 

Imágenes: Marí­a Plaza

Halloween en el Parque de Atracciones de Madrid

El pasado 25 de octubre, el equipo de BFace Magazine pudimos disfrutar de la pre- inauguración de Halloween en el Parque de Atracciones de Madrid. í‰ste se habí­a engalanado para la ocasión y conseguí­a esa escena tétrica y escalofriante que la noche requerí­a con la complicidad espontánea de la lluvia. El recinto estaba repleto de zombies que provocaban los gritos y carreras de los asistentes más asustadizos y las risas de los más posturistas que, en realidad, estaban aguantando los gritos valientes. Entre los asistentes, habí­a mucha famosa photocollera que merecen un artí­culo para ellas solas y mucho televisivo desaparecido.

Parque de Atracciones de Madrid- Pasaje del Terror

Tanto susto nos habí­a despertado el apetito y querí­amos comprobar si habí­an acertado tanto en el catering como con la decoración. ERROR. Al llegar, las mesas estaban más bien desprovistas de comida (apenas unos canapés incomestibles y una fideuá para aquel que quisiera hacer una fila interminable) y la decepción se fue apoderando de nosotros. Esto hizo que empezáramos a beber sin control y SORPRESA: la comida empezó a surgir en forma de pizzas, pinchos de carne, gulas y, nuestro plato favorito y menos glamouroso, un pan redondo relleno de choricitos que estaban de muerte.

Con nuestro apetito más que saciado, visitamos todas y cada una de las casas del terror que habí­an creado para la ocasión y lo pasamos en grande. Gritamos y corrimos sin parar aunque, en ocasiones, el miedo nos paralizaba y hací­a que algunos personajes se convirtieran en «˜amigos’ y nos invitarán a avanzar por el recorrido. Salí­amos mirándonos y pensando ‘menuda panda de cagados’ pero nos aliviamos al ver que Natalia sí­, Indómita sufrí­a como nosotros al entrar en estas atracciones.

susto halloween

En definitiva, la oferta que el Parque de Atracciones nos propone para pasar Halloween es de las mejores que puedes encontrar en Madrid. Y, si lo que quieres es añadir un poco más de emoción a todo esto, cuando salgas del recinto atraviesa un camino oscuro e inquietante hasta llegar al metro. Sólo así­ tu noche de Halloween habrá sido perfecta.

 [wp_ad_camp_2]

Only You Hotel: la fiesta que me perdí­

La semana pasada se inauguraba oficialmente, aunque ya llevaba un mes abierto, el nuevo hotel boutique que ya causa furor entre todos los madrileños. El hotel de cuyo naming parece haberse encargado un Pablo Alborán británico, Only You Hotel. ¿El dresscode? Cóctel. ¿Cómo í­bamos nosotros? Como pudimos, para qué os vamos a engañar, pero seguimos siendo jóvenes y nos podemos permitir estas licencias. El palacete del siglo XIX reformado por el interiorista Lázaro Rosa-Violán estaba hasta los topes del famoseo de siempre, de bloggers y de mucho pero que mucho moderno.

only You HotelComo somos cotillas por naturaleza, decidimos subir a ver las habitaciones e, incluso, poder disfrutar de la terraza de la suite en la última planta. Pero eso jamás sucedió. El destino me tení­a preparada una broma para reí­rse un poco de mí­ aquella noche. Y es que, cuando nos fuimos a montar en el ascensor que nos llevarí­a hasta las habitaciones, la alarma de sobrepeso pitó. Preferimos echarle la culpa a una rubia con las mechas muy mal dadas y no bajarnos, que tenemos unos cuerpos estupendos y NUNCA PITAMOS. A los dos segundos del trayecto el ascensor frenó en seco y nos quedamos colgando. Aquello fue un infierno. Así­ que poco puedo contaros de la fiesta. Me la perdí­.

Os contaré de lo que me enteré después.

Por lo visto, el catering fue una maravilla. Hubo unos pinchos con foie envuelto en algodón de azúcar de ¿limón? espectaculares, como para suplicarle al camarero que no le diese a nadie más. Las copas naranjas de Veuve Clicquot lucí­an mucho entre las manos de los invitados tanto que las hubiese robado de no haber estado encerrado.

También me contaron que las habitaciones eran bien bonitas y que el ambiente del rincón de fumadores que se formó en la terraza de la suite era, pese a la lluvia, fetén. Incluí­do Josie que iba gritando «Loving!» como si fuese Aless Gibaja.

Josie y Elena Benarroch
Josie y Elena Benarroch

Mi fuente también me cuenta que andaba por ahí­ Silvia Jato intentando integrarse en los grupos de gente joven además de Clara Courel con unos shorts de la última colección de Moisés Nieto que andaba también por allí­. La música corrió a cargo del DJ Sandro Bianchi y, por lo que se oí­a desde el ascensor, el tí­o pincha bastante bien.

Silvia Jato y el estilista Fran Larrañaga
Silvia Jato y el estilista Fran Larrañaga

Cuando la fiesta estaba decayendo, alguien debió escuchar nuestras plegarias y nos rescató del ascensor, a punto de desfallecer. La barra libre habí­a terminado, así­ que nos movimos a un bar cerca de ahí­ que terminó convertido en el after-party improvisado. Nos recibieron como si fuésemos los protagonistas de «¡Viven!» y festejamos nuestra supervivencia.

Lo mejor: El hotel y su decoración.

Lo peor: No poder preparar en casa el foie envuelto en algodón de azúcar.

Nota: Este artí­culo ha sido ligeramente dramatizado. El personal de Only You Hotel nos rescató a los dos minutos del incidente y disfrutamos del fiestón que habí­an preparado.

[wp_ad_camp_2]

Brillo contra el cáncer de mama

Siempre que vamos al casino o al bingo nos gusta emular a Lola Flores y a Bárbara Rey, ambas incondicionales  de las salas de juego de los 80, sin embargo esta vez nuestra visita poco tení­a que ver con el Black Jack o los cartones tachados con rotuladores Carioca. Yo Dona celebraba la Pink Hope Party para agradecer los 25.000 euros recaudados con la venta de la camiseta solidaria Swarovski diseñada por Jordi Labanda contra el cáncer de mama.  Como la solidaridad no está reñida con la diversión y nosotros no olvidamos que somos critico-cronistas hemos elaborado este ranking de cosas buenas y menos buenas:

Mar Flores se hizo con el premio a la más guapa a la vez que se llevaba el tí­tulo de la peor vestida gracias a una blusa azul Klein con perlas y zapatos de estampado animal, ésos de medio tacón que lucen todas las profesoras de Derecho Romano con aspiraciones polí­ticas ¡ésos!

La más elegante fue Alejandra Ortiz con un vestido-capa gris con detalles de pedrerí­a en los hombros. Es la hija mayor de Bertí­n Osborne, playboy español, para que ustedes se sitúen.

Malú fue la única y la que mejor cantó, se marcó un directazo de cuatro canciones en el que echamos de menos, y mucho, su temazo TODA. Cosina Ramí­rez (vestida de mamá ígatha Ruí­z de la Prada) dio el cante con una falda rosa chicle con la que todos los invitados quisimos bailar algún tema de Kike Verdeal. Kike es el peor dj del mundo, estamos seguros, sospechamos que pincha con cinta casete y rebobina aún con bolí­grafo.

El galardón a las fans más petardas fue entregado a las grupies del simpático Pablo Puyol. Muy agradecidas nos pidieron que les inmortalizásemos junto al actor con sus teléfo de Hello Kitty. Esto no nos sentó nada bien, confesamos. Nos quitó glamour.

Clara Courel, siempre tan detallista, iba de rosa de la cabeza a los pies. Eligió un vestido con  un gran lazo al cuello como guiño contra el cáncer de mama. Un 10 Clara  por camuflarte con el atrezo y por mezclar rosa con lazos y no recordarnos a Rocí­o Jurado. Clara siempre la más grande.

El momentazo lo protagonizamos nosotros cuando nos dimos cuenta de que Eugenia Martí­nez de Irujo nos miraba mientras bailábamos. En realidad nos observaban ella y todos los demás, nos llevamos el galardón a los más bailongos y un importante dolor de pies, pero nosotros por nuestro público lo que sea.

Y para terminar os regalamos este friki dato deluxe: Miguel Diosdado, que interpretó a Fran Rivera en Carmina, no quiso ser recibido por la duquesita de Montoro ¿tanto le recuerda al torero?

Brugal Suspiro: el dí­a que desayunamos ron

Brugal suspiro

Cuando Brugal nos citó para la presentación de Brugal Suspiro, su nuevo producto, no dudamos ni un momento. Y es que la hora que la invitación marcaba eran las 12.30 y todo el mundo sabe que desde las 10.45 se puede beber sin que nadie te pueda decir nada. Nos acercamos a la Casa-Palacio de Duarte Pinto Coelho en La Latina y subimos las escaleras, sin saber en ese momento a la perdición a la que nos estaban llevando. Unas ¿actrices-modelos? subidas en plataformas nos pedí­an suspiros rodeadas de globos dorados, como recién salidas de la escuela de Carmen Arranz en un casting de Freixenet.  Esto se uní­a a nuestra incertidumbre inicial, la de encontrarnos con la maestra ronera de Brugal. ¿Qué se pone uno para esa ocasión? Pues mirad, seguimos sin saberlo.

Silla dorada BrugalUna vez llegamos a la sala donde se harí­a la presentación,decorada por unas discretas y floreadas sillas doradas, tuvimos miedo. Nos sentimos en medio del plató de la gala final de QQCCMH y no supimos cuándo llegarí­a Luján Argí¼elles a casar a cualquiera de los que estábamos allí­. Mientras la directora de Marketing de Brugal (muy mona ella) presentaba a Jassil L. Villanueva, la maestra ronera, César y yo nos dejamos pintar flores en las uñas. Nos dejamos por vosotros, porque ya nos enseñó Samanta que no es lo mismo contarlo que vivirlo. Jassil explicó cómo habí­a sido el proceso hasta llegar al nuevo Brugal Suspiro, la primera bebida espirituosa ligera pero sólo nos quedamos con que una copa tiene las mismas calorí­as que una manzana. ¿No es maravilloso?

 Uñas Brugal Ghetto NailzTras la presentación, unos azafatos nos colocaron unas chapas como muy de los 80 según nuestro estado de ánimo. Igual debí­ haber elegido mejor, que después de eso probamos un cóctel en función de la chapa elegida. La mí­a decí­a «peligrosa» y, claro, el cóctel llevaba bien de chili y tuve que fingir que las lágrimas que se me escapaban eran de emoción cuando el coctelero me explicaba cómo lo habí­a preparado. Barra Brugal

En Brugal, que son muy majos, nos tení­an preparado un brunch y ahí­, entre las copas de Brugal Suspiro y las luces de colores perdimos la noción del tiempo y nos creí­mos en un after clandestino un sábado a las 10 de la mañana. Eso sólo puede significar que fue un evento perfecto.

Lo mejor: Las chicas de Ghetto Nailz y su pulso.

Lo peor: Queremos nuestra botella de Brugal Suspiro.

Glamour Street Fashion Show & El Corte Inglés: Mayor no es mejor

El increí­ble montaje nos hací­a presagiar algo muy bueno, pero nos equivocamos. Sentados en la inaccesible grada habilitada para prensa asistimos muy atentos y estupefactos a una romerí­a de jóvenes enfundadas en estilismos imposibles de El Corte Inglés. Las 150 candidatas aspiraban a hacerse con el tí­tulo de mejor street style de España. Claudia Cutillas resultó la ganadora L . Sobre la pasarela vimos un poco de todo, lo cual es bueno, porque nos hizo más ameno el sarao carente de un patrocinador de espirituosas. Hemos categorizado a estas reinas del estilo en la calle en varios grupos:

-Las vergonzosas. Se las distinguí­a por colocarse el dorsal sobre la cara y no hacer ningún tipo de concesión al jurado ni al público situado en la madrileña plaza de Colón. Eran muy aburridas.

No os lo hemos contado, pero las modelos desfilaron con dorsal numerado como antiguamente se hací­a en las maisons y al principio, los tres primeros segundos, nos sentimos un poco como en Parí­s.

-Las profesionales. í‰stas se lo tomaron en serio y jugaron a ser Kate Moss para Vuitton. Las aplaudimos mucho porque nosotros somos como ellas y la JeZulina: atrevidos y «echaos pa’ lante».

-Las Jessicas Rabbits. Fieles al método Stanislavski, muchas de ellas lanzaron sin cesar cientos de besos a la grada, al jurado, a la platea, a su madre que las estaba viendo por streaming y a Gerard que andaba pinchando por ahí­, como antes lo estuvieron Brianda y Miranda.

-Las rusas. No sabemos si lo son pero maquilladas por L’oréal lo parecí­an. Nosotros, coolhunters insaciables, nos consideramos desde esa noche los descubridores oficiales de este trí­o de modelos del este. Chapeau por su genética y/o las estilistas de la firma de belleza.

-La futura candidata. Antes de la procesión asistimos a un riguroso playback de Fangoria y después a uno de Mario Vaquerizo. í‰l nos reveló que quiere ser la chica Glamour Street Fashion del año que viene. Tiene todo nuestro apoyo.

-La favorita. Su dorsal rezaba «21» pero nosotros le apodamos Beyoncé. Recorrió la pasarela a golpe de caderazo, hizo mover su melenón peinado en cascadas al ritmo de la música, tarareó, y gesticuló como la negra que estamos seguros que no es. Gracias por tu momentazo. DIVA

Poco más que decir, salvo que hacemos partí­cipes a Glamour y a El Corte Inglés de nuestro ofrecimiento como miembros del jurado. Desde niños hemos soñado con sentirnos un poquito Luí­s Marí­a Ansón en el certamen de Miss España.

Mini Metro Race: Fast and Furious en el Metro

mini metro race

Hace unos dí­as la estación de metro Chamartí­n se volvió un circuito de carreras gracias a Mini. Y es que, la marca de coches aprovechó un tramo de ví­as de esas que nunca te das cuenta de que están y de repente, ¡oh! ¡unas ví­as desiertas! y habí­an conseguido asfaltarlas, así­ que metieron unos cuantos Minis. Minis de coches, no de cerveza, eso no serí­a nada sorprendente que bien que los bebéis cada noche de viernes.

En un anden, los VIP. En el otro, los pasajeros, que nunca pensaron que el metrobús les darí­a acceso a una exhibición automovilí­stica en el rato que esperaban a que llegase la lí­nea 10. Probablemente el Metro de Madrid repita este tipo de acciones para distraernos y que no nos demos cuenta de que cada tren tarda más en llegar que Lady Gaga en desmaquillarse.

Mini John Cooper

Cuando llegamos al andén, nos dijeron que los VIP tení­amos la suerte de poder ser copilotos en una de las carreras de los Mini John Cooper que si no lo sabí­ais, son los modelos más deportivos de toda la gama. Yo decliné la oferta amablemente, que yo en lo máximo que me puedo subir en un parque de atracciones es en la noria y siempre pregunto por el cinturón de seguridad.

Lo mejor:  Por fin un evento distinto en Madrid.

Lo peor: No estaba Herbie.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=7rzx9R78Fl4[/youtube]

[wp_ad_camp_2]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies