Televisión con hashtag

Sí­, lo reconozco. Soy adicto. Bueno, quizás solo con eso no valga (a menos que esto sea el Show de Oprah y yo sea Lindsay Lohan) pero quizás si os digo que soy adicto a twittear mientras veo la televisión todos os sintáis reflejados. A veces, cuando me encuentro frente al televisor, repartiendo la mirada 50-50 entre la pantalla de mi smartphone y la televisión me pregunto, ¿qué se hací­a antes mientras veí­as el programa o la serie de turno? ¿mirábamos simplemente la pantalla y nos dejábamos llevar por la magia de la caja tonta?. No puede ser, no. No habí­a televisión antes de Twitter. O al menos, prefiero no recordar cuan tedioso podí­a ser, teniendo en cuenta su duración, ver un programa de La Voz sin que te salga humo de los dedos mientras usas el hashtag de turno.

¿Soy el único loco?. Afortunadamente no, ya que Twitter estima que el año pasado, 32 millones de personas utilizaron su red para hablar de la programación televisiva. Los reality-shows, los programas de humor y los espacios deportivos están a la cabeza de los comentarios en la Red. Los datos (porque sí­, nosotros trabajamos con datos, que no somos Intereconomí­a), como indica el portal PuroMarketing, hablan por si solos: 2 de cada 3 usuarios de telefoní­a móvil son ‘twittelevidentes‘ y usan su dispositivo durante su consumo diario de televisión. Es lógico pensar que las marcas, las cadenas y las productoras están comenzado a utilizar estos datos para hablar de la rentabilidad de sus programas y espacios publicitarios.

David Bisbal rezando en La Voz

En España ningún formato se escapa a los comentarios del público twittero, que a veces es el peor juez de todos. Es capaz de encumbrar un programa (como Torres y Reyes, Frágiles, Vive Cantando) o cargarse la imagen de una serie con solo un capí­tulo emitido (Fenómenos, Uno de los nuestros, Campamento de Verano). Nos hemos acostumbrado a que los programas de entretenimiento vayan acompañados de un hashtag sobreimpresionado y a utilizarlo con una rápidez envidiosa, intentando llevarnos el comentario más satí­rico y mordaz para conseguir el máximo de RT o favoritos. Ser crí­tico de televisión está al alcance de todos con un solo tweet.

El grupo Mediaset se ha convertido en el lí­der indiscutible del compendio TV-RRSS. Las productoras Eyeworks-Cuatro Cabezas (¿Quién quiere casar con mi hijo?, Un Prí­ncipe para Corina, Princesas de Barrio, Mujeres Ricas) y Boomerang TV (La Voz, Top Chef, Pekí­n Express) han entendido que, para bien o para mal, tienen que controlar desde los propios programas la interacción con las redes sociales, estableciendo los hashtags que se deben utilizar y promoviendo desde sus perfiles los comentarios más ingeniosos.

Tal es la importancia de esta audiencia social para todos los involucrados en el medio televisivo que el portal Vertele ha lanzado TrendTV, una nuevo servicio donde podemos enterarnos de los programas más comentados cada dí­a, semana, mes y primetime. De esa forma nos enteramos que además de gran parte de los programas mencionados anteriormente, Aí­da, Punto Pelota, Palabra de Gitano, Cuarto Milenio, El Hormiguero y los partidos de la Selección Española y el Real Madrid están en el top de los espacios más twitteados. Además, Telecinco (1430513 comentarios acumulados) y Cuatro (1005492) mantienen su liderazgo durante el mes de Octubre.

Mariló Montero BFace Magazine

No solo los programas y series viven bajo la amenaza del tweet fácil. Las caras visibles de cada cadena son sometidas cada dí­a al control del público de la Red. Desde el ‘Gracias Sara‘ a cualquiera de las -habituales- metidas de pata de Mariló Montero. Todo tiene su hueco entre los trending topics del dí­a. ¿Pilar Rubio estrena programa y pincha en audiencia? El dí­a siguiente la red estará llena de chistes luchando por ser el más cruel. ¿Miguel Angel Rodrí­guez llama cocainómano a un presentador? Será tendencia en unos minutos. En redes sociales todo va demasiado rápido: es el primer lugar donde salta la noticia y el primero donde pasa de moda. ¿Qué pasarí­a si hoy en dí­a empezasen a emitirse Farmacia de Guardia, Sorpresa Sorpresa o El Juego de la Oca?. Seguramente muchos de ellos no pasarí­an el filtro de los ‘twittelevidentes‘, y se verí­an abocados al destierro televisivo.

¿Y si rescatasen Médico de familia?

Vista la complicada consecución de la fidelidad en la televisión de hoy, series de corte tan familiar como era la protagonizada por Emilio Aragón y Lydia Bosh, no encajarí­an en la parrilla actual. La serie de Globomedia se mantuvo cuatro años en Telecinco como una de las series más potentes del prime time, y de las primeras en atreverse con el descaro publicitario del Product Placement.

Es inevitable no acordarse de un solo acorde de la melodí­a que amenizaba la cabecera de «Médico de familia», así­ como tampoco es fácil mandar al olvido alguna escena de las que interpretaban Emilio Aragón, Lydia Bosh, Luisa Martí­n o Pedro Peña, como algunos de los responsables del éxito que logró Globomedia con una de sus pioneras producciones para una televisión comercial muy novata aún. Decidió sacar a la luz una dramedia cada martes amarrando a más del 40% de la familia, o lo que es lo mismo, más de 7 millones de fieles pendientes del dí­a a dí­a de la familia Martí­n.

Los expertos televisivos y de productos audiovisuales de ficción focalizan el éxito de dicha ficción en varios factores; uno de los principales, fue la estudiada estrategia de abarcar a todos los sectores de la sociedad, y con ellos a un target general, cuya fidelidad se mantení­a semanalmente por delante de una ya asentada ficción internacional. Perfiles bien representados como la empleada del hogar con aires andaluces y de clase media-baja, como era ‘la Juani’ (Luisa Martí­n); la tercera edad con el Señor Manolo (Pedro Peña); el Doctor Nacho Martí­n y su cuñada, posteriormente esposa, Alicia (Lydia Bosh) como representantes de la clase pudiente; un buscavidas como era ‘El Poli’ (Antonio Molero); o los peques de la casa con ‘Chechu’ (Aaron Garcí­a) o Marí­a (Isabel Aboy).

Otro de los factores que ayudaron a «Médico de familia» a mantenerse como uno de los productos más revolucionarios e innovadores del momento, fue la integración del conocido Product Placement; una estrategia publicitaria donde sin mención ninguna en guión, pero integrada dentro de la trama de la escena, se paseaban un sinfí­n de productos de marcas reconocidas ante la mí­tica mesa de la cocina de la casa más deseada de la España de los ’90.

2009112789medico_d
Reparto protagonista de «Médico de familia»

Tampoco hay que dejar escapar que la ficción de Telecinco fue pionera en fichar como personaje fijo a una persona con sí­ndrome de Down, con Alberto Domí­nguez-Sol en el papel de Ernesto en el ambulatorio del Dr. Martí­n. Todos estos factores, unidos a la revolucionaria audiencia que ya hemos comentado, colocó a «Médico de familia» como una de las mejores series de la época, y como una de las más importantes de la historia de la tele desde su finalización en el invierno de 1999 tras casi 120 capí­tulos.

Además, esta serie inspiró a otras que llegarí­an más tarde como «Los Serrano«, cambiando el centro de salud y las consultas por tabernas y jamones de pata negra; «Doctor Mateo« en Antena 3; o «La familia Mata«. En la actualidad, «Vive Cantando« podrí­a asimilarse a este tipo de ficciones ya que comparte parte de las estrategias de enganche de target que hemos comentado.

La ficción de Emilio Aragón ha sido adaptada ya en Alemania, Bélgica, Finlandia, Portugal, Rusia, o Italia, ésta última superando a la española en número de capí­tulos y manteniéndose en la actualidad en emisión.

Pero, realmente, en nuestra televisión actual no tendrí­a ni hueco ni viabilidad una serie de tal calibre debido a la creciente fragmentación de targets comerciales y de géneros televisivos con la implantación de la TDT, o el consumo diario de productos online. La misión de Telecinco con «Médico de familia» era lograr sentar a toda la familia cada semana a las diez de la noche ante su producto, cosa que hoy en dí­a ninguna serie consigue.

 

[wp_ad_camp_2]

 

#MadeInUsa: Las nuevas series americanas (vol. I)

Es otoño y, además de ver las hojas caer y despedir a los meses en Twitter, podemos aficionarnos a las nuevas series que nos ofrecen desde el otro lado del charco. Todas las series a las que ya estábamos enganchados han regresado y no tenemos tiempo para ver muchas series nuevas. Por ello, analizamos los pilotos de éstas y os ofrecemos un extenso repaso por entregas  de aquellas que debéis seguir y de aquellas a las que será mejor que no os acerquéis:

SERIES QUE DEBí‰IS VER:

Logan_lerman_clap

  • Hello Ladies: la mejor serie que se ha estrenado hasta el momento. En cuanto personajes, situaciones, actores,… Siguiendo un poco la estela de Girls, todo la convierte en la «comedia» (veréis que no todo son risas en esos treinta minutos) a seguir, sin lugar a dudas. La serie esta protagonizada por un informático que se cree un casanova con las mujeres pero que, realmente, es todo lo contrario. Por favor, no os la perdáis. [promo]

      Nota: 9.

      ACTUALIZACIí“N: Concedida temporada completa.

  • The Blacklist: Quizás el mejor estreno dramático hasta la fecha. La historia es la de un criminal que se deja capturar para dar a conocer los nombres de su lista negra. Sin embargo, no hablará con cualquiera: sólo lo hará con una analista novata y a la que nadie tiene en cuenta. Sin embargo, el pasado y el entorno de esta analista no es lo que parece. Cuarenta minutos de tensión con un gran James Spader y que abre interesantes tramas para próximos capí­tulos. [promo]

    Nota: 7.

  • Brooklyn Nine-NineSegunda comedia al nivel de la de Robin Williams: una comisaria de Brooklyn llena de personajes de lo más variopintos se encarga de luchar contra el crimen. La gran baza de la serie, además de unos gags realmente graciosos, es su protagonista, Andy Samberg, salido de la cantera del Saturday Night Live y que roba toda nuestra atención. A él se suman unos secundarios totalmente inspirados. [promo]

    Nota: 8.

      ACTUALIZACIí“N: Concedida temporada completa.

SERIES QUE PUEDEN GUSTARTE… O NO.

Castle

  • Agents of SHIELD: Los fans de las pelí­culas de superhéroes están de suerte. ABC estrena esta serie protagonizada por los agentes que se encuentran dentro de la organización secreta ideada por Marvel. En el piloto, parecen vendernos una ficción que contará con capí­tulos de tramas autoconclusivas con muchas explosiones pero personajes vací­os. Pasatiempo de cuarenta minutos que, a no ser que seas muy fan de los superhéroes, lo más probable es que no quieras continuar viendo. [promo]

      Nota: 5.

  • The Michael J. Fox Show: El actor de Regreso al futuro protagoniza esta serie en la que, prácticamente, se interpreta así­ mismo: un presentador de telediario mí­tico que regresa al trabajo tras haber tenido que abandonarlo por culpa del Parkinson. La serie no tiene grandes gags, aunque J. Fox, sigue teniendo su magnetismo en pantalla, por lo que los veinte minutos se hacen amenos; sin embargo, de ver una comedia, preferirí­amos las dos mencionadas con anterioridad. [promo]

    Nota: 5.

  • Masters of sex: El nuevo drama de Showtime se centra en el doctor que estudió los cambios que sufre el cuerpo humano durante el acto sexual. La serie tiene una factura técnica extraordinaria y cuenta con grandes actores, pero no llega a cautivar y nos deja con la duda de si puede mantener nuestra atención durante los doce capí­tulos que componen su primera temporada. Es innegable que si fuera una pelí­cula serí­a un gran material, pero, de este modo, tendremos que seguirle la pista para ver como evoluciona. [promo]

      Nota: 6.

      ACTUALIZACIí“N: Renovada por una segunda temporada.

  • Dads: La crí­tica la ha vapuleado hasta la saciedad pero, la verdad, es que a mi el piloto no me pareció del todo malo. Aún contando con risas enlatadas, la serie tiene gags graciosos y cuenta con dos buenos protagonistas: Giovanni Ribisi y Seth Green. La historia es la de dos creadores de videojuegos que reciben en sus casas a sus padres tras éstos haber caí­do en la quiebra. No es Modern Family, pero puede que os acabe sacando alguna carcajada. [promo]

    Nota: 5.

ACTUALIZACIí“N: Concedida temporada completa.

SERIES A LAS QUE ACERCARTE BAJO TU PROPIA RESPONSABILIDAD:

Mal

  • Hostages: La doctora que operará al Presidente se ve secuestrada junto a su familia en su propia casa. Aunque la promo prometí­a, la trama parece no dar para muchos capí­tulos. Ya hemos visto muchas pelí­culas de secuestros y estos cuarenta minutos no aportan nada nuevo y, ni siquiera, llegan a engancharnos. [promo]

      Nota: 4.

  • Trophy wife: Un divorciado por partida doble conoce en un club de striptease a la que será su nueva mujer meses más tarde, cuando comienza la ficción. Sus dos esposas anteriores, presentes aún en su vida, no ven con buenos ojos que su nueva (y joven) esposa cuide de sus hijos. Historia cómica tí­pica a la que no le aportan nada nuevo y en la que siguen utilizando los mismos chistes quemados. [promo]

    Nota: 3.

  • Sleepy Hollow: La premisa era buena: el asesino del jinete sin cabeza resucita en nuestro tiempo para dar caza a éste, que también ha vuelto de entre los muertos. Sin embargo, la idea no ha sido llevada a buen puerto. El piloto nos ofrece más de lo mismo, sin grandes secuencias espectaculares ni un gancho que mantenga nuestra atención para próximas entregas. Lástima. [promo]

    Nota: 4.

  • Mom: La peor serie hasta la fecha. No soy muy fan de las comedias con risas enlatadas pero ésta protagonizada por Anna Faris es verdaderamente un suplicio. Ningún gag tiene gracia y ni siquiera la historia cautiva: una madre de dos hijos, ex alcohólica, que trabaja como camarera, mantiene relaciones sexuales con su jefe y se reencuentra años después con su madre, ex alcohólica y drogadicta como ella. Un cuadro, vaya. [promo]

    Nota: 1.

ACTUALIZACIí“N: Concedida temporada completa.

La semana que viene, ¡la segunda entrega!

[wp_ad_camp_2]

Guerra de series: España Vs EE.UU.

Ni caballeros medievales, ni futuristas naves espaciales. La guerra que se libra en televisión sólo posee a las audiencias como principal arma. La ficción televisiva de nuestro paí­s lleva años luchando contra las series americanas. La pregunta es ¿qué determina el triunfo de unas series y el fracaso de otras?

Ya lo cantaba Nino Bravo, «cuando Dios hizo el Edén pensó en América». Estados Unidos es un inmenso y paradisí­aco jardí­n plagado de grandes series. Sus principales cadenas apuestan por la unión entre calidad y cantidad. Es cierto que algunas semillas no germinan bien, pero… ¡son tantas las series americanas que existen! Es muy difí­cil que nuestro paí­s se acerque a ellas en número.

La inversión en series es mucho mayor en EE.UU., sin embargo, no es un problema de dinero lo que deja atrás a las producciones españolas. Con menos economí­a también es posible crear productos dignos. Los efectos especiales no son necesarios, y menos para muchas comedias que se mantienen vivas por muchos años (‘Aí­da’, ‘La que se avecina’, ‘Aquí­ no hay quien viva’, ‘Fí­sica o quí­mica’ etc.).

Fí­sica o quí­mica

El primer aspecto positivo de las series españolas suele ser su reparto de actores. Mejores o peores lo que está claro es que su equipo artí­stico es reconocido por muchos de nosotros. La presencia de un actor muy conocido en el elenco suele ser sinónimo de éxito. Aunque nunca hay una norma fija. Sonado fue el caso de ‘Fenómenos’ en Antena 3 que no aguantó más de nueve capí­tulos. Ni Ana Polvorosa, ni Luis Fernández ni Kira Miró pudieron remontar esta serie.

Por su parte, los actores de las series americanas pueden haber sido galardonados con numerosos premios e, incluso, tener un peso mediático muy importante. Sin embargo, muchos de ellos llegan a España como auténticos desconocidos. Sólo la trama determinará el éxito de estas ficciones.

Si en las fronteras nacionales prima la comedia, en EE.UU. se abarcan muchos más géneros y públicos. Las comedias españolas tienen un punto fuerte: atrapan a una audiencia muy amplia. Desde los más pequeños hasta los mayores. La risa es un género universal, por el contrario, el suspense o la ciencia ficción se dirige a televidentes más concretos. La originalidad y la diversidad de la productoras americanas les lleva a indagar en nuevos formatos y a apostar por ellos. Los cuentos de hadas de ‘Once upon a time’ o las guerras históricas de ‘Juego de tronos’ han triunfado allí­ y aquí­ pero… ¿ha sido la televisión española la causante de este éxito? La respuesta es no.

Cuando muchos de estos éxitos llegan a nuestro paí­s ya han sido vistos por una gran parte del público. Internet permite seguir todas estas series casi a tiempo real con EE.UU. Se emite un capí­tulo y al dí­a siguiente ya lo tienes esperándote en tu ordenador. El público se adelanta a las series, lo que impide que triunfen cuando llegan a España. Aunque existen excepciones. ‘La cúpula’ ha conseguido conquistar a más de 3 millones de espectadores en Antena 3. Asimismo, ‘Perdidos’ fue capaz de crear un auténtico furor de intriga dentro de nuestras fronteras. Sin embargo, otras series no corren la misma suerte. La gran ‘American Horror Story’ fue un sonado fracaso en Cuatro. Por su parte, ‘Homeland’ ha conseguido hacerse hueco pero sólo rara vez ha superado el 10% de share.

La Cupula

¿Cuál es el verdadero problema de estas series en España? La escasa duración de los episodios (45 minutos) es una ventaja en EE.UU. Permite mantener la tensión durante todo el capí­tulo. Sin embargo, debido a los horarios españoles las cadenas se ven obligadas a emitir dos capí­tulos cada noche. Esta estrategia ‘rellena el espacio’ pero impide afianzar el cariño de la audiencia.

La solución que han encontrado muchas televisiones es emitir las series americanas en horario de tarde (en torno a las 18.00 horas). ‘Embrujadas’ en Telecinco y ‘Entre fantasmas’ en Cuatro lograron enamorar al público en esta franja horaria. Algo que, probablemente, no hubiera ocurrido si hubieran tenido que competir con otras ficciones del prime time.

Cada serie es un mundo. Lo que parece cierto es que las ficciones americanas y españolas compiten en terrenos muy distintos. Sólo el futuro dirá si el público de nuestro paí­s se hace más devoto de las producciones extranjeras o si, por el contrario, sigue fiel a sus series nacionales.

[wp_ad_camp_2]

DAME 10 RAZONES… Para amar American Horror Story: Asylum.

En 2011, llegaba a las pantallas estadounidenses una serie de terror, género no muy habitual en televisión, que prometí­a emociones fuertes: esa serie era American Horror Story. Tras doce capí­tulos que conformaban la primera temporada, fuimos muchos los que caí­mos enamorados de esta ficción ideada por Ryan Murphy, que también triunfaba entonces con Glee. Presentada como una miniserie, la euforia llegó cuando se anunció que se realizarí­a una segunda temporada con los mismos actores pero interpretando distintos personajes en una historia totalmente diferente.

La euforia dio paso al miedo: ¿era posible conseguir algo tan bueno como esa primera temporada? Entonces, comenzaron a aparecer una serie de teaser virales que ofrecí­an imágenes de un sanatorio en el que intuí­amos que las cosas no iban muy bien. Lo que no sabí­amos entonces era que, trece capí­tulos más tarde, estarí­amos aplaudiendo una de las mejores series que habí­amos presenciado y llorando la pérdida de unos personajes tan complejos y a la vez, maravillosos.

Después de esta introducción parece algo tonto daros diez razones por las que ver esta serie pero, para aquellos que aún estéis dudosos, ahí­ van:

1.- JESSICA LANGE: Si en la primera temporada nos sacaba de nuestras casillas con su Constance, en Asylum nos deja boquiabiertos con su interpretación de una monja de mano de hierro que bajo el hábito lleva un picardí­as rojo: la hermana Jude se convierte rápidamente en un imán para nuestra atención.

tumblr_mpwinumJbS1rb87wyo1_400

2.-SARAH PAULSON: Aunque en la primera temporada tení­a un papel pequeño, Ryan Murphy quiso regalarle a esta actriz el personaje de Lana Winters, una periodista lesbiana que intenta averiguar qué esta sucediendo dentro del manicomio. Lo que ella no sabe es que, en Biarcliff, es muy fácil entrar, pero no tanto salir.

tumblr_md6bpm6LSi1qc7ovgo1_500

3. – EVAN PETERS: Como en todas las series, siempre hay un personaje que, siendo secundario, acaba por enamorar más al público que los propios protagonistas. Eso pasó con Tate Langdon en los primeros doce episodios y, en Asylum, siendo protagonista, consigue llegar mucho más allá. Inculpado de un crimen que ni siquiera él sabe si ha llegado a cometer, Peters nos regala una de las actuaciones más brillantes dentro de la serie.

tumblr_mcguzmiuaU1rf17y4o1_500

4.- SECUENCIAS MEMORABLES: Es difí­cil hablar de esto sin realizar spoilers, por lo que, sólo presentaré una de mis favoritas y que no desvela (en exceso) detalles de la trama.

tumblr_me9uyqGTSP1qbagu5o1_500

5.- UNA CABECERA CON GANCHO: Quizás no sea algo que cambie lo buena o mala que es una serie pero, creo, que es algo que se debe remarcar cuando se trata de una pieza tan cuidada como la que presenta Asylum:

tumblr_mhum98qJGt1r72dfyo1_500

6.- LA INTRIGA: Al contrario que el punto anterior, evidentemente, esto es algo a remarcar: cada capí­tulo te deja con más preguntas que el anterior pero, al contrario que otras series, las respuestas no esperan al último episodio sino que te sorprenden en cualquier momento.

tumblr

7.- SECUNDARIOS DE LUJO: Si los tres primeros personajes ya parecen más que suficientes para seguir la serie, Barcliff está poblado de inquilinos que harán las delicias de los amantes del género. Y es que en Asylum nunca sabes en quién puedes confiar. Atención al personaje de Lily Rabe: ¡qué descubrimiento de actriz!

tumblr2

8.- LA CONTROVERSIA: Cuando una serie sitúa la maldad en un manicomio de monjas y curas, la polémica esta servida. Pero, claro, cuando además la madre superiora tiene sueños húmedos con el Monseñor y se realizan prácticas no del todo éticas, la polémica da paso a un festival del descaro que dejará boquiabierto al espectador más remilgado.

tumblr3

9.- EL ESTILO: Si algo caracteriza a Asylum es su propensión a buscar el ángulo imposible y los planos originales y totalmente fuera de lo establecido. A todo esto se le suma diálogos a cámara (desde el punto de vista del receptor) y saltos en el tiempo que descolocan a la vez que divierten.

tumblr_mctsfxmNXQ1r2vhg5

10.- LA ESTí‰TICA: Siguiendo el hilo del punto anterior, Ryan Murphy quiso dar un giro totalmente distinto a la serie y la hizo mucho más oscura, reinventando los elementos del terror que todos conocemos y descolocando todos los pilares establecidos para regalarnos una verdadera joya imperdible.

tumblr2

Coven, la tercera temporada, esta ambientada en una escuela de brujas, y pronto, os contaremos si ha bajado la guardia o ha conseguido mantener el listón de las dos temporadas anteriores. Cuatro ya ha comenzado a anunciar la emisión de esta segunda temporada que, como veis, ¡no os podéis perder!

[wp_ad_camp_2]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies