10 razones por las que Supervivientes es incombustible

Vale, sí. Esta edición puede que esté flojeando más que cualquier otra. Sin embargo, la audiencia le está respaldando, y eso es porque es un reality ya arraigado a nuestra televisión. Muy mal se le tiene que dar a Telecinco para que un programa de esta envergadura no triunfe, y en BFace Magazine tenemos las razones por las que en la cadena de Fuencarral ni se plantean cancelarlo.

1. Jorge Javier Vázquez

Cuánto temimos al cambio de presentador, pero ya muy poca gente recuerda que fue otro Vázquez, Jesús, el que comenzó la andadura de ‘Supervivientes’ en Telecinco, o que era Nuria Roca la que lo presentaba en Antena 3 – porque sí, señores, antes ‘Supervivientes’ se llamó ‘La Isla de los Famosos’, ‘La Selva de los Famosos’ y ‘Aventura en África’ y se emitió en Antena 3 -. No pocas eran las voces que clamaron que este programa le vendría grande a Jorge Javier. Sin embargo, con el toque justo de arrogancia, humor satírico rozando lo negro y una ironía abrumadora para los concursantes, JJ se ha hecho también el dueño del cortijo del programa de supervivencia.

2. El sufrimiento ajeno, nuestro placer más prohibido

me tiro al suelo

Ver sufrir a gente que te cae mal siempre está bien – aunque nos cueste horrores reconocerlo -. Y si encima esa gente es famosa y se ha ganado a pulso el estar pasando penurias perdidos en medio de la nada, pues mucho mejor. Nos encanta ver a gente saltando de helicópteros, intentando superar pruebas imposibles, comidas a picotazos de mosquitos o llorando porque echan de menos a sus familias. De hecho, de este placer nuestro, han salido TT que aún hoy en día la gente utiliza, como #SufroComoSonia – memorable su momento desmayo al enterarse que no estaba en la final de Supervivientes en medio del helipuerto de Telecinco -. Y quien no reconozca que soltó una carcajada al verla, miente.

3. El casting

Todos los años la misma polémica: que si el casting es muy flojo, que si hay más anónimos que famosos, que vaya mamarrachos, y así un largo etcétera de quejas que la gente repite cada vez que se descubre el casting del concurso. Puede que al principio muchos no nos parezcan del todo famosos como para estar en esa isla, pero ahí está la gracia – ¡ay, qué habría sido de una concursante como Belén en GH VIP si no se la conociese de antes! -. Aun así, han conseguido hitos que pasarán a la historia, como Karmele Marchante, Kiko Rivera o más actual, Chabelita y Carmen Lomana. Grandes aciertos o errores pero que demuestran que cualquiera puede acabar en la isla si los ceros del cheque son suficientes

4. Las polémicas fuera de la isla

Antes la mencioné, pero su protagonismo fue suficiente como para aparecer varias veces por aquí. Y es que Aída Nizar sentó un antes y un después cuando se decidió a preguntar a Rosa Benito cosas relacionadas con la probable muerte de Ortega Cano, en aquel momento debatiéndose entre la vida y la muerte. Y es que hay veces que es más interesante lo que ocurre aquí en España que en Honduras. El morbo de ver como la vida de un concursante puede estar patas arriba y que allí no se entere de nada suma mucho. Ahora tenemos la polémica de Labrador y Jesús. ¿Montaje? Ni idea, pero vídeos nos está dando para rato.

5. Trampas, trampitas

chiqui pesca

A un concurso como a Supervivientes, si no vas con ganas de comerte el mundo, mejor no vayas. Y no han sido pocos los que con el fin de ganar han hecho cualquier cosa: ya sea introducir mecheros en orificios no aptos para menores, robar comida del campamento del equipo, contar información del exterior o simplemente perjudicar al resto de compañeros ya sea rajando ropa, apagando el fuego o echando a perder comida. El hecho de estar en plena naturaleza hace sacar el lado más salvaje de los concursantes, y eso nos regala momentos casi impagables, pensando siempre que van a ser capaces de engañar a dirección y público. Angelitos.

6. Cuerpazos morenos al sol

Hay varios tipos de concursantes: los que no tienen complejo alguno y enseñan todo sin importar que estén en la televisión, los que lo tienen y no se quitan ni la camiseta para bañarse – o llevan hasta una sombrilla a cuestas como Karmele – y luego los que se quieren tanto a sí mismos que únicamente van a la isla a lucir palmito. Vale que ese tercer tipo suelen ser los concursantes que no dan prácticamente juego dentro de la isla, aunque siempre hay excepciones. Pero no me negaréis que tener la suerte de ver cuerpazos de mujeres y hombres bajo el sol, o en los momentos ducha de cada año, es lo que en parte nos hace no poder apartar los ojos de la televisión cuando vemos el reality.

7. Broncas bajo las palmeras (o bajo los focos)

Oriana-abandona-voy-tiro-ahogo_MDSVID20140325_0010_20

El hambre, el aburrimiento, el cansancio y las pocas ganas de vivir que tienen en la isla provocan una cantidad de peleas que hacen que queramos desear que se despellejen vivos y acaben comiéndose unos a otros como en la película ‘¡Viven!’. Recientemente hemos tenido escupitajos, pero en otras ediciones hemos visto peleas a muerte por una piña, discusiones por un fuego moribundo o gritos de una orilla a otra. Además, en el plató tampoco se han quedado cortos, llegando incluso a amenazar con expulsar a gente del plató como en el caso de José Manuel Parada o Mari Ángeles alias “madre”. Desde luego, tanto unos como otros acaban desquiciados, y nosotros como espectadores lo disfrutamos al máximo. Esperemos que este año no falten peleas.

8. Los peligros de la naturaleza

Puede que los concursantes reciban o no ayuda, pero eso nunca lo sabremos. Lo que sí que hemos podido ver ha sido como muchos de ellos han sufrido la ira de la madre naturaleza. Desde las picaduras de coral, caídas y cortes provocados por su afán aventurero, o lo acribillados que están por los mosquitos, a más de un concursante dichos problemas les ha costado su permanencia en el concurso. Algunos han abandonado por caídas tremendas, como Álvaro Muñoz-Escassi, y otros porque la isla ha podido con ellos, como fue el caso de Tamara Gorro. No todos valen para estar allí, y aunque sea con un cheque enorme bajo el brazo, eso no es suficiente para demostrar que eres capaz de estar en la isla.

9. La emoción de la primera gala

Sólo hay un programa que hace sombra a ‘Supervivientes’ en cuanto al hype despertado por su primera gala, y es ‘Gran Hermano’. Si bien en el concurso de convivencia nos morimos por ponerle cara a los nuevos concursantes, en el de supervivencia nos morimos por ver a los famosos en bañador, sin maquillaje, sin sus vestidos caros y cayendo de la manera menos digna posible de un helicóptero a unos cuantos metros de altura. El que se esperen una isla con ventajas y se encuentren sin comida, fuego, a la intemperie y con gente con la que ya se llevan mal sin escapatoria posible es un plus. Desde luego, esa emoción no es comparable con casi ninguna otra sensación que se puede vivir al empezar un nuevo reality.

10. Que los 9 puntos anteriores los sufran freaks

Coincidiréis conmigo en que hay una serie de personajes televisivos que si sufren todo lo posible hacen del reality un programa mucho mejor. Desde Sonia Monroy, Toni Genil, José Manuel Parada, Karmele Marchante, Pipi Estrada – mención aparte sus problemas intestinales – y así una larga lista de televisivos que han vivido rodeados de agua y que nos han deleitado con momentos que, esperamos, se sigan viviendo. Hay personas que no nos gusta ver sufrir, pero a este tipo de personajes les haríamos de todo si fuésemos la dirección del programa. Aún falta gente por entrar en la isla que nos morimos por ver, como Yurena o, como ya dije, Lydia Lozano. Vasile, toma nota para siguientes ediciones.

Adiós (Pocahontas)

David Marañón
David Marañón

Redactor

23 años sentado frente al televisor, escritor en mi tiempo libre y con un futuro enfocado en ser héroe de cómic.

No hay comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies