Cómo tendrí­a que haber terminado

¡Qué desastre, qué horror, qué tristeza! La serie que tantos años has estado siguiendo ha terminado y, no contentos con eso, la desgracia máxima ocurre y te sueltan un final que deja mucho que desear. Las cosas se quedan sin cerrar, otras lo hacen con demasiada facilidad -como quien quiere quitarse de encima un muerto lo antes posible- y como resultado queda un fin de serie incompleto. Por eso, y por esta rara maní­a que tiene BFace Magazine de  intentar contentar a todo el mundo, os proponemos algunos finales alternativos de esas series que tanto nos gustaban:

Los Serrano.

Si piensas en un final de serie y en la palabra “decepción”, sale automático. Un  sueño de Resines, ¡por favor señores guionistas! Si tuvieron la mente tan abierta como para liar a toda la familia entre ellos, también tendrí­an que tenerla para solucionar todos los lí­os en los que acabó metido este señor.

Sin ir más lejos, que para tratar de arreglar sus problemas se convirtiera en un distribuidor de drogas y comenzara a traficar con metanfetamina de un color azul… Ah no, espera, eso no. Pero lo de la droga sí­, de tal forma que acabara convirtiéndose en el hombre más rico del paí­s y acabara abriendo 5 restaurantes más como tapaderas. Sus hijos seguirí­an liándose entre ellos y todo acabarí­a derivando en un culebrón barato.

resines

Cómo conocí­ a vuestra madre.

Yo, personalmente, llevaba años esperando el final de esta serie. Siempre me la habí­a imaginado como un encuentro entre Ted y la que fuera la madre de sus hijos casual y que, al mirarse, comenzara una sucesión de flashbacks en los que se mostrasen todos los momentos en los que se hubieran encontrado. Habrí­a sido todo tan precioso que hasta mi televisión se habrí­a puesto a llorar de la emoción. Pero al parecer dar a conocer al personaje de la madre una temporada antes les pareció a todos mucho más emocionante. Todo por fastidiar mis maravillosos – y para nada extraños – sueños.

149504-750-500

Perdidos.

Fue un final muy a lo Sexto Sentido, y eso nos dejó a todos muertos (¿lo pilláis? ¡muertos! ¡porque estaban muertos!). Sin embargo, tras 6 temporadas y un sinfí­n de volteretas de guion, esperábamos un final feliz como Dios manda. Un bodorrio por todo lo alto entre Kate y Jack que derivada en niños, nietos y bisnietos felices como perdices; Sawyer como modelo de ropa interior triunfando por todo el mundo que acabara enamorándose de una humilde redactora de BFace (ejem, ejem); una liposucción para Hurley que le dejara más hermoso que un perezoso o cosas así­.

Josh-Holloway-josh-holloway-179707_1500_1000

Aí­da.

Vale, sí­, aparecen todos los personajes principales de la serie en el último capí­tulo y sí­, se acaban cerrando todas las tramas de forma bastante adecuada. Pero, sinceramente, esa boda era cutre hasta para ser “˜made in Esperanza Sur’. No digo yo que no sea original, pero es que eso parecí­a el nacimiento de Cristo en el portal de Belén.

Con lo bonita que habrí­a sido la boda gitana, en la que Soraya hubiera ido vestida de rosa y los de Palabra de Gitano hubieran aparecido en el barrio para grabarlo todo (así­ se ahorran el ví­deo de boda que cuesta un ojo de la cara). También habrí­an aparecido todos, porque yo soy muy de reuniones y vueltas de personajes antiguos, y habrí­a sido todo divino de la muerte, además de ser un desfase y la mayor fiesta que haya vivido la serie nunca.

juego-amor-Chema-Soraya_MDSVID20131108_0185_3

7 vidas.

Cada temporada de esta serie era una aventura. De hecho, de los personajes de la primera temporada solo quedó Sole con sus collejas.  Para mí­ 7 vidas ha sido una de las grandes series que ha dado nuestro paí­s, y qué mejor que una reunión familiar de las que tanto me gustan  -me da igual que para el capí­tulo 200 trajeran a la mayor parte del reparto principal de la serie – o que todo fuera un sueño de Resines, eso sí­ que habrí­a sido inesperado. Desde luego, nunca habrí­a cerrado el ‘Casi ke no’, se lo habrí­a traspasado a una familia china del barrio que habrí­a sabido sacarle todo el partido que el local se merecí­a. Y habrí­a hecho la versión china de 7 vidas.

sole_collejas

Aquí­ no hay quien viva.

Demasiado sencillo, parecí­a que los guionistas querí­an desembarazarse rápidamente y con facilidad de un problema. Así­ fue el capí­tulo final de Aquí­ no hay quien viva, solucionando la conclusión de la serie con un problema de termitas que obliga a derrumbar el edificio. No hombre, no.  El número 21 de la calle Desengaño tiene que ser un edificio de viviendas.

Lo más romántico habrí­a sido ir cerrando una a una las historias que pudieran haber quedado abiertas. Emilio y Belén se casan -porque ¡que viva el amor!-  a Juan Cuesta y su familia les toca la loterí­a y se dedica a arreglar todos los defectos del edificio y ejercer de presidente de esta su comunidad de vecinos, Mauri y Fernando son felices y adoptan a una niña vietnamita (a lo Modern Family) y las tres señoras descubren cómo ser inmortales y viven eternamente.

tumblr_m04z56ZtRZ1rpw7nbo1_1280

Cómo querrí­amos que acabara… Cuéntame cómo pasó.

Es una incógnita lo que pasará con los Alcántara ¿llegará la serie al presente tarde o temprano? ¿serán capaces de adivinar el futuro de nuestro paí­s? ¿harán un cameo los de El Ministerio del Tiempo para visitar San Genaro? Eso último serí­a tan épico que se colapsarí­an las televisiones de nuestro paí­s, reconocedlo. Yo lo propondrí­a para la segunda temporada.

Nosotros queremos que lleguen al presente y que Herminia, quien también ha descubierto la clave para ser inmortal,  se dedique a cantarle las cuarenta a los polí­ticos de hoy en dí­a, que Toni se convierta en Pablo Iglesias y que Antonio llore con la victoria de España en el mundial (pa’ una cosa buen que tenemos…).

herminia

Como con todo, nadie es feliz al 100%, así­ que me conformaré con soñar que mis finales son mejores y esperar que los guionistas de este paí­s puedan hacerme feliz alguna vez escribiendo algo que me sorprenda para no tener que imaginarme más finales alternativos.

Ana Pareja
Ana Pareja

Redactora

Más madrileña que el "mazo". Puede que sea rubia, pero de tonta no tengo un pelo. Insegura hasta para cruzar la calle y friki hasta la médula.

No hay comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies