Confianza Ciega, el reality de las infidelidades

Hace 14 años que los realities llegaron a nuestra televisión, el formato televisivo que se le sigue resistiendo a Antena 3. Pero toda regla tiene su excepción y Confianza ciega, el programa del morbo y la tentación, fue un acierto de la cadena cuyo espí­ritu planea aún hoy en dí­a. Ya se sabe, los triángulos amorosos son carnaza de televisión.

Tres parejas, quince dí­as separados y una duda: ¿existe la confianza ciega? Esa fue la premisa del reality y la pregunta que se hicieron sus protagonistas cuando decidieron embarcarse en esta aventura en el Algarve portugués, para algunos una experiencia bochornosa.

La mecánica del juego era sencilla: las parejas eran separadas -los chicos en la casa azul y las chicas en la amarilla- y sometidas a pruebas de fidelidad tentados por ganchos carnales – los seductores-. La recompensa: descubrir si sus respectivos eran fieles con tanta lagarta y calentorro sueltos. Una prueba de amor contra viento y marea por el que no apostarí­amos ni un duro.

Las tres parejas protagonistas fueron Carolina e Israel, Nube y Rafa, y Mónica y Jon, que sustituyeron a Luis y Maria José tras su abandono. El casting fue un poco básico y la mayorí­a pasó sin pena ni gloria por el programa. Hubo algo de carne, algún que otro jacuzzi y se arrimó alguna cebolleta. Pero poco más. Sólo destacaron Carolina, jo tí­a, y Nube, que dio algo de juego al interesarse por uno de los seductores.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=C9QnVc1MbE0[/youtube]

Antena 3 emitió los trece capí­tulos de forma dramatizada y seriada. La mejor parte era “el cine”, todo un alarde de manipulación. Francine Gálvez conducí­a uno a uno a los concursantes y les mostraba imágenes comprometedoras de su pareja en la otra casa para calentar los ánimos y forzar el desarrollo del programa. Posteriormente en plató, Juan Ramón Lucas conducí­a el debate y comentaba lo ocurrido en la casa.

Las armas de Confianza Ciega fueron descubiertas muy pronto. Los ví­deos trucados eran bastante evidentes y las tensiones creadas en alguna relación podí­an cogerse con pinzas. Incluso se le acusó de jugar sucio. Sin embargo, la inocencia de algunos para intuir qué habí­a de cierto en los ví­deos que les mostraban y qué no, provocaron momentos muy divertidos.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=JWRUJVbN-5k[/youtube]

Seducción, tentación, amor, celos y duda. Confianza Ciega fue un reality de cuernos, pilladas y rupturas que sentó las bases de la telerrealidad con parejas estables como eje principal del juego. Y tú, ¿confiarí­as en tu pareja al ver ciertas imágenes, que pueden estar manipuladas?

[followbutton username=’noeliarua’]

[wp_ad_camp_2]

Noelia Rúa
Noelia Rúa

Redactora

Comunicación Audiovisual. Seriéfila y socialholic. Pensando en pulgadas y escribiendo en caracteres.

¡Menos comentar y más compartir, cosuca!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies