“Crónicas Marcianas”, el experto de la medianoche

Desde que el popular late show presentado por Javier Sardá desapareciese de la televisión, la medianoche no ha vuelto a cruzarse con otro fenómeno que traspase esos estratosféricos datos de audiencia. El gallinero que conformaban Boris Izaguirre, Rocí­o Madrid, Coto Matamoros o un recién salido del horno Kiko Hernández, amenizaban la franja nocturna empapando al público de los lí­os amorosos entre famosillos y famosos.

Desde que el programa de entretenimiento, obra de Gestmusic Endemol, saltase del planeta Marte a nuestra tierra en septiembre de 1997, muchos han sido los cambios y revueltas sucedidas alrededor de la escalinata que hací­a de mesa central en “Crónicas Marcianas”. El programa presentado por un juvenil Javier Sardá (ahora muy dado al politiqueo y protestas verbales en platós de televisión), empezó siendo icono de un humor blando y familiar, de risas blancas y de actualidad pasada por el filtro de la comedia con un Boris Izaguirre que ya apuntaba maneras con sus extravagantes desnudos y transformismos, un Martí­ Galindo como sello inconfundible del programa o los reportajes caracterí­sticos de Javier Cárdenas junto a las imitaciones de Carlos Latre.

2cronicas-2

El formato que se convertirí­a, tras ocho años de existencia, en el programa nocturno más longevo de la televisión, salió a la luz como competencia directa del entonces exitoso “La sonrisa del pelí­cano” de Pepe Navarro en Antena 3. Poco después de su estreno, el show de Telecinco ganó la batalla de la medianoche y el programa de la competencia tuvo que ser cancelado. Fue algo más tarde cuando la cadena de Atresmedia colocó a Andreu Buenafuente con similar programa pero con temática radicalmente opuesta, y se iniciase de nuevo la pelea por la franja de late night.

Con picos del 35% y 37% de cuota de pantalla, el revuelo nocturno de las “Crónicas marcianas” se hací­a dueño y señor del momento. Fue en ese momento cuando el programa de la cadena de Fuencarral emprendió su camino hacia el amarillismo, el cotilleo puro, y los interminables debates entre famosillos ansiosos de televisión tales como Kiko Hernández, Marta López, Dinio, Tamara-ímbar-Yurena, Marí­a José Galera o la entonces pareja formada por Raquel y Noemí­. La galaxia de Sardá era el escaparate perfecto para unos novatos reality shows como “Operación triunfo”, “Hotel Glam” (del que nuestro compañero Vicente Berná hizo alusión en Realities que deberí­an volver a la TV) o “Gran hermano”, donde, al no existir entonces un programa debate propio, usaban “Crónicas” para lavar trapos sucios y manchar los ya limpiados.

Un sinfí­n de caras televisivas que en la actualidad siguen siendo reclamo del público tales como Kiko Matamoros, Mila Ximénez, Jimmy Jiménez Arnau, Paz Padilla, Manel Fuentes, Alessandro Lequio o el Mocito Feliz, eran entonces los encargados de ocupar las envidiadas sillas de la galáctica mesa gobernada por Sardá y Galindo.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=wN2FSd2ekUo&list=PL4E75F2ACCAE0424E[/youtube]

Pero desde que un verano de 2005 Telecinco anunciase el fin de “Crónicas marcianas”, a pesar de seguir siendo lí­der indiscutible de audiencia con un amplio 30% de share, la franja favorita de los trasnochadores se quedó huérfana hasta la actualidad de nuestros dí­as. Muchos han sido los intentos de las dos principales cadenas privadas por reflotar dichos formatos; el mismí­simo Buenafuente desde una recién bautizada laSexta, Yolanda Flores con “TNT” o “Noche Hache” con la idolatrada Eva Hache han sido los productos que mejor han sabido acercarse al éxito que un dí­a tuvo el extinguido espacio de Sardá, el cual a dí­a de hoy sigue siendo extrañado por la audiencia, tal y como analizó Tuteledigital.es.

Actualmente, parece ser que tanto Atresmedia como Mediaset España están poniendo todo su empeño en rescatar el fenómeno de la medianoche con formatos como “En el aire”, de Andreu Buenafuente, y “Se enciende la noche”, con Jordi González. Ciertamente, es el programa de Telecinco el que más ramalazos tiene de “Crónicas marcianas” gracias a su rebeldí­a informal a la hora de informar y dirigirse a su público o a los deslenguados contertulios que acuden cada semana al late show. Por su parte, el humorista de laSexta prefiere recurrir al humor blanco e irónico y a las entrevistas menos ‘frikis’, lo que hace recordar la etapa inicial del homenajeado programa “Crónicas marcianas”.

Álvaro Roldán
Álvaro Roldán

Redactor

Periodista, coordinador de Tuteledigital.es, crí­tico televisivo y deslenguado.

1 Comment

¡Menos comentar y más compartir, cosuca!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies