Dreamland: La olvidada tierra de los sueños

“Buscáis la fama pero la fama cuesta, pues aquí­ es donde vais a empezar a pagar con sudor”. Esta mí­tica frase de ‘Fama‘ ha debido ser leitmotiv en las últimas conversaciones de Mediaset con las jóvenes promesas de esta serie, tiradas a los leones (y prácticamente al olvido) en el prime time de unos viernes repartidos ya entre ‘Sálvame Deluxe’ y ‘Me resbala’. Y es que Dreamland‘ tiene una mano negra sobrevolando su nuca desde prácticamente sus inicios, allá en el verano de 2012 cuando comenzó a promocionarse la serie.

En ella, durante ocho capí­tulos, seguiremos los pasos de cinco protagonistas de los que poco (o nada) sabemos, salvo lo que podemos ver en las promos de la cadena y las fotos promocionales que encontramos en la web. Y es que, en torno a la serie, hay como una especie de halo de misterio, un triángulo de las Bermudas de la televisión en el que creemos saberlo todo pero, realmente, no sabemos nada: ni guión, ni estructura, ni personajes… Lo único que sabemos con seguridad es la intervención de cantantes reconocidos como Shakira o Ricky Martin en cameos especiales. Pero, ¿qué es lo que veremos el próximo viernes realmente? Esa es la principal pregunta que asalta al espectador que, aún apabullado por anuncios, actuaciones, intervenciones musicales varias, no sabe nada del asunto, en resumidas cuentas, porque la cadena no confí­a en ella.

Dreamland

A priori, las imágenes dejan ver que nos introduciremos en los entresijos de una escuela de baile, muy al estilo de ‘Un paso adelante‘, que bien podrí­a ser una escuela de modelos porque todos y todas están de muy bien ver (ya se ha encargado la cadena de mostrárnoslo). Intuí­mos a un chico con problemas familiares, con una relación algo agridulce; descubrimos a una Natalia Millán que no sabemos muy bien si hace de pitonisa polaca o de qué,… Un auténtico follón que, no me malinterpretéis, igual es un auténtica delicia del entretenimiento pero que se ha vendido con tal desgana, desde el comienzo hasta esta última semana, que quien se acerque a ella, como yo, será más bien por sus referentes que por lo que esperamos de la serie o lo que hemos podido ver de ella (single incluí­do).

Además, como ya decí­a antes, Mediaset en un ataque de desmesurada confianza o de plena resignación (más bien lo segundo), decide estrenar ‘Dreamland’ un viernes noche, dí­a criminal para emitir cualquier formato destinado al público joven. Nada está escrito en la televisión y sino que se lo digan a los buenos datos de ‘Me resbala’ pero esta serie no cuenta con un atractivo tan claro como el programa de Antena 3 lleno de cómicos.

‘Dreamland’ llega a Cuatro el próximo dí­a 28 a las 22.30 con una innegable expectación pero con cierto hastí­o por parte del público que, o bien la recibe con los brazos abiertos por lo fresco y novedoso de su propuesta, o bien la ignora, dando lugar a otro ‘fenómeno Lolita‘. Habrá que esperar.

[followbutton username=’SpinOver_’]

[wp_ad_camp_2]

Jonathan Espino
Jonathan Espino

cine@bfacemag.es

Volé en el Oceanic 815, bailé con Billy Elliot y me enamoré de Satine en el Moulin Rouge. Ahora, comparto despacho con Alicia Florrick y canto en las barricadas en mis ratos libres.

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies