Ficción nacional: SÍ se puede

Ya no tienes excusa. La ficción española se ha puesto las pilas y se ha pegado un lavado de cara que la ha dejado irreconocible. Hace un tiempo, se oía mucho que las series nacionales no podían tener mejor calidad porque el público no buscaba ese tipo de productos sino algo ligerito que le gustara a la señora de Cuenca, a tu madre y, por qué no, enganchara a un sector joven que no estuviera muy acostumbrado a lo que se ofrece más allá de nuestras fronteras. Sin embargo, eso ha cambiado y las televisiones han dejado de tomarnos por seres de inteligencia limitada con series que se parecen poco a las anteriores y que, sorpresa, también gustan a los espectadores.

¿Cuáles son las claves que han hecho que estas series funcionen? Veamos:


– Lo bueno está ahí fuera

1782296_10153142859992904_1715717917930305195_o

Antena 3 lleva intentando colarnos la televisión extranjera desde hace unos años: las maravillosas ‘Downton Abbey’ y ‘Broadchurch’, entre otras, han desfilado por la parrilla sin pena ni gloria por alguna razón desconocida -quizás el espectador español necesita caras nacionales para engancharse-. Así que, y esto lo saco yo de cosecha propia, la cadena ha debido de pensar: “¿y si ofrecemos lo mismo pero hecho por nosotros y con un toquecito patrio?” Así, llegó a la cadena ‘Bajo sospecha’, una serie que tenía muchas similitudes con ‘Broadchurch’ en su piloto pero que tomaba un camino del todo contrario en su desarrollo. Aunque no del todo redonda, Bambú -su productora- consiguió aunar trama y reparto para atrapar al espectador como pocas veces habíamos visto en nuestros televisores.


– Coge la fuente y hazla tuya

aad7196bfda4f2c40f6b72f0917b106a

Si ‘Bajo sospecha’ supo coger la esencia de ‘Broadchurch’ y hacer algo distinto, ‘Vis a vis’ ha cogido ‘Orange is the new black’, la ha derribado y, con las mismas piezas, ha construido algo absolutamente diferente. La serie ha traído a nuestros televisores un thriller oscuro que no recuerda a nada que hayamos visto antes en la ficción nacional: primero, se ha eliminado, por fin, las subtramas con niños -al menos en los tres capítulos emitidos- y, segundo, el humor ha quedado relegado a pequeñas pinceladas que aderezan la oscuridad de esa ratonera carcelaria habitada por personajes tan bien construidos e interpretados que, si no fuera por lo peligroso, nos darían ganas de pasar las vacaciones con ellos. Además, y esto es ya para nota en España, empezó el piloto donde tenía que comenzar, sin preámbulos, sin poner en antecedentes: esta es la historia de Macarena y su infierno comienza AHORA, ya te contaremos por qué, no tenemos prisa. Aplauso para Globomedia.


– Otro humor es posible

maxresdefault (1)

¿No os parece que todas las series cómicas que surgieron tras ‘Siete vidas’ y ‘Aquí no hay quien viva’ están cortadas por el mismo patrón? Personajes planos, chascarrilos que se repiten una y otra vez y tramas episódicas de usar y tirar. Sin embargo, eso en ‘Allí abajo’ no pasa. Cuando se anunció su estreno, todos pensamos lo mismo: ¡una copia de ‘Ocho apellidos vascos’! Y el piloto nos dio la razón; sin embargo, a medida que pasan los capítulos, descubrimos que ahí hay algo más, algo divertidísimo y con vistas de futuro. No es que hayan descubierto América pero sí una comedia distinta: la que no se preocupa de provocar la carcajada en el espectador durante 75 minutos sino de conseguir una trama sólida y divertida que mantenga la sonrisa en el público y, de vez en cuando, le lleve a la risa. En definitiva, una comedia que no cansa.


– Busca la originalidad y olvídate de la señora de Cuenca

MDT-CAP1-6

Todas las series anteriores han conseguido un producto notable gracias a un referente sobresaliente pero, ¿se puede hacer una serie desde cero con una trama original? Gracias a los hermanos Olivares, podemos decir muy fuerte y muy alto que SÍ. ‘El ministerio del tiempo’ es la serie de la temporada y una de las mejores que se ha realizado en la historia de nuestra televisión. ¿Por qué? Muy sencillo: tiene una trama tan original y bien pensada que podría fácilmente combatir (y ganar) contra cualquier serie del otro lado del charco. Tiene un guión que toma al espectador por un ser inteligente, aborda la Historia de España de forma novedosa, tiene un humor simplemente brillante y un reparto extraordinario, además de una producción de quitarse el sombrero y hacer la ola. ¿Estamos exagerando? Ni un poquito. Larga vida a ‘El ministerio del tiempo’ y a las cosas bien hechas.


¿Estamos ante un cambio en nuestra ficción? Parece que sí. Pronto, llegarán ‘Rabia’, ‘Mar de plástico’ o ‘Apaches’ para continuar con la buena racha; además, ayer se disfrutó, por fin, de ‘Refugiados’ y, aunque cuando se escribió este artículo aún no se sabía el impacto que tendría, esperemos que sea lo que prometía: una puerta hacia una ficción distinta. El hueco ya está hecho, ahora sólo hay que cruzarlo.

Jonathan Espino
Jonathan Espino

cine@bfacemag.es

Volé en el Oceanic 815, bailé con Billy Elliot y me enamoré de Satine en el Moulin Rouge. Ahora, comparto despacho con Alicia Florrick y canto en las barricadas en mis ratos libres.

1 Comment

¡Menos comentar y más compartir, cosuca!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies