14 años de la primera edición de Gran Hermano

“La audiencia ha decidido que debe abandonar la casa…”. Hoy hace la friolera de catorce años desde que diez concursantes decidiesen compartir techo y multitud de vivencias en una casa sitada en Soto del Real (Madrid). Y es que si hay algo que no dejó indiferente a nadie fue la primera edición de Gran Hermano. ¿Recuerdas quiénes fueron los primeros habitantes de la casa con más espí­as e inquilinos de la pequeña pantalla? Seguro que tú tampoco puedes olvidar a Marí­a José Galera y a su inseparable Jorge Berrocal, recordado por su “Quién me pone la pierna encima para que no levante cabeza, ¿QUIí‰N?”, y es que su amor, fruto de los once primeros dí­as en la casa, fue más intenso que cualquier historia de Federico Moccia. La concursante sevillana fue la primera en abandonar la casa, pero la cosa fue menos dolorosa tras el abandono voluntario de su enamorado. “No lloréis, que me voy a casar con ella, no lloréis”, sí­ amigos, aún tengo grabadas a fuego en mi cabeza las repetidas palabras de Jorge tras la expulsión de Marí­a José. Menudo dramón de telenovela.

Israel y Silvia, inseparables

Otra de las parejitas estrella de la edición fue la formada por Silvia, la concursante malagueña, e Israel, el gallego guapérrimo de la edición. Esta fusión fue digna de topicazos al más puro estilo “Ocho apellidos vascos”, y tras multitud de broncas y jaleos con la malvada de la edición, Vanessa, el doctor Nacho o Marina, ambos abandonaban la casa de la mano. “¡Pues nos vamos los dos!”. A pesar de la distancia, ambos siguieron con su relación fuera de las paredes de Soto del Real y aunque se les rompió el amor de tanto usarlo, ambos tienen un hijo en común, fruto de una bonita historia que comenzó en la primera edición del mí­tico reality. Esto es historia.

Como comentaba anteriormente, Vanessa, más conocida como la del “Jó-de-te”, fue la mala malí­sima de la edición. Además de protagonizar el mí­tico corte de mangas a Silvia; es recordada por su tórrida relación con Nacho, el médico que tuvo que abandonar voluntariamente por los problemas de salud de su padre. Estos dos han formado la historia de amor más longeva y duradera de Gran Hermano. Quién se/nos lo iba a decir, ¿no?

mercedesimage

Con tanto abandono por cuenta propia, llegaron los reservas: Iñigo, el del polo verde; Koldo, el vasco y Mónica… “¿Quién es Mónica?” Mónica, natural de Baleares, entró siendo reserva, pero abandonó la casa voluntariamente para explicar su pasado más oscuro. “Empalma de Mallorca” fue su apodo, creo que no hace falta explicar nada más. En su lugar llegó Mabel, quién se adueñó de la cocina y ejerció de súper mami del grupo, la recordaréis por ser tremendamente insoportable y sus trifulcas con nuestra queridí­sima Ania.

image (1)

image (1)Si hay un dúo que nos dió multitud de momentos para el recuerdo fue el formado por “El Mafias”, Iván Armesto, el concursante asturiano de la edición, e Ismael Beiro, más conocido como “Er Pisha”, el indiscutible ganador del concurso que puso de moda las camisas, gorros y todos los complementos de flores hawaianas del mercado. A las locuras de Iván e Ismael frente al espejo del baño mientras se lavaban los dientes, se sumó Iñigo y con su llegada, los tres terminaron formando un triángulo la mar de divertido. ¿Sabí­as que el sevillano apareció en “Torrente 2” tras su paso por la casa? Además, escribió un libro, “Mercenarios de la tele” y se licenció en Periodismo tras conocer el mundo televisivo desde dentro.

No nos olvidamos de Ania Iglesias, la “Juliana” de la edición, a quién le dedicamos un párrafo entero para ella solita. La vallisoletana fue el amor platónico de Iñigo y su polo verde, aunque se hizo dura de pelar durante su estancia en la casa y como buena vegetariana, sólo comió zanahorias, nada de carne. Tenemos que confesar que hace relativamente poco nos encantó encontrarnos con ella en un evento organizado por su agencia, Glam Fashion Events, maravilloso todo.

image

Amores de pelí­cula, abandonos lacrimógenos, pelotas de tenis con mensajes hacia los concursantes, gritos desde el exterior, un espontáneo proclamando mensajes polí­ticos en euskera… Esta edición fue de lo más auténtica y marcó un antes y un después en la historia de la televisión y en nuestras vidas.

Tras este “remember” como homenaje sólo me queda decir lo siguiente: ¡Larga vida a Gran Hermano! Y a Mercedes Milá, al súper, al gato, a “Alvarito”, Jaime Guerra y a todos los que hacen posible este maravilloso formato. Esperamos con ansia poder escuchar pronto eso de… “Conectamos con la casa”.

 

[followbutton username=’patriciaesle’]

[wp_ad_camp_2]

Patricia Escalona
Patricia Escalona

Cosecha del 88. Periodista y productora, concretamente de BFace Magazine. Actualmente también aprendo y disfruto cada día en Antena 3. Soy chica multimedia, afortunada y feliz, entre otras muchas cosas. De Madrid al cielo, pasando por Málaga... | @patriciaesle

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies