“Gran hermano 15”, ¿mejor solo que mal acompañado?

Ya no hay marcha atrás. El decimoquinto ojo del programa de telerrealidad que mejor funciona en la televisión de nuestro paí­s, tras una solera de 14 años, está de vuelta. Pero tranquilidad, los detractores tenéis aún todo el verano para haceros a la idea de que Mercedes Milá y su equipo regresan a invadir tu casa, y los incontables fans podéis empezar a contar los dí­as porque se encuentra ya en fase de casting.

La presentadora más odiada y querida de la tele ya pulula por nuestras cajas tontas anunciando la siguiente temporada de “Gran hermano”, tras casi año y medio sin saber absolutamente nada del show favorito de Telecinco. Y es que la de Mediaset España prefirió dar respiro al programa de Zeppelin TV y experimentar con él la mimada técnica de la limpieza de audiencia, lógicamente para no caer en el error de la saga “trospida” de Cuatro (sin dar opción al público a respirar con tanto “hijo”, “madre” o “princesas”).

“¡Me lo habéis preguntado miles de veces!, pues ya estamos aquí­” empieza el spot de los casting de “Gran hermano 15” con Milá como absoluta protagonista, para variar, y como debe ser. Si eres una persona que no aprecia tener un puesto fijo (o renovable crónico) de trabajo; en tu casa no te soportan ni el toro y la gitana de encima de la televisión; no le encuentras sentido al dí­a a dí­a o no pasas de los 100 followers en Twitter, eres el próximo inquilino de la famosa casa de Guadalix de la Sierra. El proceso de selección ya está en marcha hace una semana, y confiando en la excelente labor del equipo del programa del ojo, a buen seguro no tendremos que preocuparnos del casting de concursantes como ya nos ha pasado con “Supervivientes” o “¡Mira quien salta!”, como yo mismo critiqué.

Y es que este año, al igual que las 14 ediciones de atrás, el programa de Mercedes Milá es imprevisible: tras darle literalmente la vuelta a la casa, meter novios a punto de casarse o con la boda fechada, a una madre y su hija o a personas de avanzada edad, “GH” se reinventa y busca ir más allá con la sorpresa de tener que concursar acompañado. Pero claro, tal y como titulo, no hay que ser muy avispado para barruntarnos que muy bien no tendrá que salir que novio y novia, amigo y amiga, chico y follamigo o madre y prima convivan bajo el mismo techo, con las presiones del Súper y de la audiencia (y las de la Milá) y aguantarse las 24h del dí­a, algo que jamás en sus vidas han hecho fuera. Algunos hasta se arrepentirán de la pareja escogida, y repetirán eso de “era mejor solo”.

dcgg

Podrí­a decirse que este año “Gran hermano” busca a gritos, nunca mejor dicho, la polémica y las separaciones, o visto desde un punto de vista menos maléfico y tocapelotas, buscan unir a personas que puedan tener en la casa de “GH” una segunda o última oportunidad. Como leen, este año la casa más vista de España tendrá más gente que la mismí­sima Puerta del Sol a las doce de la noche un 31 de diciembre. Y es que con la cosa de ir acompañado de quien quieras, repito, de quien quieras, la casona televisiva con más espejos que un gimnasio será un gallinero el dí­a que abra sus puertas (o lo mismo vuelven a la estrategia de la doble casa, quien sabe…).

La cuestión es que ya mismo tendremos en nuestra programación al concurso que a todos nos gusta pero que no todos lo reconocemos, al espacio que más entretiene y casi moviliza todas las redes sociales, al que más une en casa y al que más polémica crea entre los que gusta y los que lo defienden a capa y espada. La mí­tica sintoní­a junto al clásico logotipo del ojo ya nos alerta de que todo un equipo de profesionales están manos a la obra para resucitarnos todas y cada una de las emociones que tenemos los seres humanos, pero sobre todo, para demostrar que la vida real no es fácil.

Ya nos barruntamos que la edición 15 será la temporada con más abandonos, expulsados y despidos de concursantes (con el permiso de “Supervivientes 2014″….) ya que al convivir en pareja, es prácticamente imposible alcanzar los 3-4 meses de permanencia entre esas 4 paredes (o tal vez sí­, quien sabe) y el entendimiento entre ambas partes podrí­a ser tan complejo que la solución más fácil será abandonar y dejar paso a otra posible pareja de concursantes que sea lo suficientemente falsa, sangre frí­a, pero sobretodo real, para comerse al resto de habitantes y ganar.

Yo no sé vosotros, pero yo ardo en ganas de conocer el nuevo plató de la decimoquinta edición, los futuros modelitos que gala a gala lucirá la sublime Mercedes Milá, y como no, que decoración y disposición tendrá la casa oficial. Mientras tanto, a esperar al otoño señores…

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=Du6DrIOuizo[/youtube]

[followbutton username=alvaroroldan_]

[wp_ad_camp_2]

Álvaro Roldán
Álvaro Roldán

Redactor

Periodista, coordinador de Tuteledigital.es, crí­tico televisivo y deslenguado.

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies