Guerra de series: España Vs EE.UU.

Ni caballeros medievales, ni futuristas naves espaciales. La guerra que se libra en televisión sólo posee a las audiencias como principal arma. La ficción televisiva de nuestro paí­s lleva años luchando contra las series americanas. La pregunta es ¿qué determina el triunfo de unas series y el fracaso de otras?

Ya lo cantaba Nino Bravo, “cuando Dios hizo el Edén pensó en América”. Estados Unidos es un inmenso y paradisí­aco jardí­n plagado de grandes series. Sus principales cadenas apuestan por la unión entre calidad y cantidad. Es cierto que algunas semillas no germinan bien, pero… ¡son tantas las series americanas que existen! Es muy difí­cil que nuestro paí­s se acerque a ellas en número.

La inversión en series es mucho mayor en EE.UU., sin embargo, no es un problema de dinero lo que deja atrás a las producciones españolas. Con menos economí­a también es posible crear productos dignos. Los efectos especiales no son necesarios, y menos para muchas comedias que se mantienen vivas por muchos años (‘Aí­da’, ‘La que se avecina’, ‘Aquí­ no hay quien viva’, ‘Fí­sica o quí­mica’ etc.).

Fí­sica o quí­mica

El primer aspecto positivo de las series españolas suele ser su reparto de actores. Mejores o peores lo que está claro es que su equipo artí­stico es reconocido por muchos de nosotros. La presencia de un actor muy conocido en el elenco suele ser sinónimo de éxito. Aunque nunca hay una norma fija. Sonado fue el caso de ‘Fenómenos’ en Antena 3 que no aguantó más de nueve capí­tulos. Ni Ana Polvorosa, ni Luis Fernández ni Kira Miró pudieron remontar esta serie.

Por su parte, los actores de las series americanas pueden haber sido galardonados con numerosos premios e, incluso, tener un peso mediático muy importante. Sin embargo, muchos de ellos llegan a España como auténticos desconocidos. Sólo la trama determinará el éxito de estas ficciones.

Si en las fronteras nacionales prima la comedia, en EE.UU. se abarcan muchos más géneros y públicos. Las comedias españolas tienen un punto fuerte: atrapan a una audiencia muy amplia. Desde los más pequeños hasta los mayores. La risa es un género universal, por el contrario, el suspense o la ciencia ficción se dirige a televidentes más concretos. La originalidad y la diversidad de la productoras americanas les lleva a indagar en nuevos formatos y a apostar por ellos. Los cuentos de hadas de ‘Once upon a time’ o las guerras históricas de ‘Juego de tronos’ han triunfado allí­ y aquí­ pero… ¿ha sido la televisión española la causante de este éxito? La respuesta es no.

Cuando muchos de estos éxitos llegan a nuestro paí­s ya han sido vistos por una gran parte del público. Internet permite seguir todas estas series casi a tiempo real con EE.UU. Se emite un capí­tulo y al dí­a siguiente ya lo tienes esperándote en tu ordenador. El público se adelanta a las series, lo que impide que triunfen cuando llegan a España. Aunque existen excepciones. ‘La cúpula’ ha conseguido conquistar a más de 3 millones de espectadores en Antena 3. Asimismo, ‘Perdidos’ fue capaz de crear un auténtico furor de intriga dentro de nuestras fronteras. Sin embargo, otras series no corren la misma suerte. La gran ‘American Horror Story’ fue un sonado fracaso en Cuatro. Por su parte, ‘Homeland’ ha conseguido hacerse hueco pero sólo rara vez ha superado el 10% de share.

La Cupula

¿Cuál es el verdadero problema de estas series en España? La escasa duración de los episodios (45 minutos) es una ventaja en EE.UU. Permite mantener la tensión durante todo el capí­tulo. Sin embargo, debido a los horarios españoles las cadenas se ven obligadas a emitir dos capí­tulos cada noche. Esta estrategia ‘rellena el espacio’ pero impide afianzar el cariño de la audiencia.

La solución que han encontrado muchas televisiones es emitir las series americanas en horario de tarde (en torno a las 18.00 horas). ‘Embrujadas’ en Telecinco y ‘Entre fantasmas’ en Cuatro lograron enamorar al público en esta franja horaria. Algo que, probablemente, no hubiera ocurrido si hubieran tenido que competir con otras ficciones del prime time.

Cada serie es un mundo. Lo que parece cierto es que las ficciones americanas y españolas compiten en terrenos muy distintos. Sólo el futuro dirá si el público de nuestro paí­s se hace más devoto de las producciones extranjeras o si, por el contrario, sigue fiel a sus series nacionales.

[wp_ad_camp_2]

Santy Torres
Santy Torres

Redactor

Canario, proyecto de periodista y friki de la televisión. Crecí­ enamorado de la 'caja boba' y sigo sintonizado a ella. Empecé viendo 'El Grand Prix' con mi padre y desde entonces no hay quien me quite el mando de la tele.

4 Comentarios

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies