Jefes espí­as Vs. Prí­ncipes tróspidos

Mediaset y Atresmedia apuestan fuerte por la noche de los jueves. Cuatro y La Sexta se enfrentarán en un duro ring en el que competirán los tróspidos más variopintos de “˜Un prí­ncipe para Laura’ contra el peculiar formato de “˜El jefe infiltrado’. Hora de descubrir qué nos deparará en cada programa.

Como más vale malo conocido que bueno por conocer, empecemos por el cuento de hadas más conocido de la televisión. Tras Corina – que ahora prefiere decantarse por los bailes en TVE – le llega al turno a Laura. La joven, de 21 años, tendrá a sus pies a 24 nobles caballeros que intentarán robarle el corazón.

No hace falta ser ningún lumbreras para saber que nadie ve este dating show creyendo que realmente esta chica va a encontrar a su prí­ncipe azul pero las risas están más que aseguradas. Nerds, únicos, simpáticos y guapos regresan a la carga para conseguir bolos en La Posada de las ínimas demostrar que la juventud española también cree en el amor verdadero.

Luján Bruján Argí¼elles BFace Mag
Sin duda el punto fuerte de “˜Un prí­ncipe para Laura’ es su potente equipo de post-producción. Sonidos, efectos visuales que parecen sacados de un cómic, repetición incesante de declaraciones absurdas… Todo vale para conseguir atraer al público. Algunos encontrarán estos retoques algo excesivos, pero lo que está bien claro es que los apasionados del género tróspido (QQCCMH y QQCCMM) quedarán atrapados por la red de esta segunda edición del programa.

En el extremo opuesto encontramos a “˜El jefe infiltrado’, la versión española de Undercover boss. Este peculiar formato ha cosechado gran éxito en paí­ses como Reino Unido, Australia o EE.UU. Su estreno en Estados Unidos, por ejemplo, consiguió 38,6 millones de espectadores en la CBS. La pregunta es, ¿en qué consiste realmente este programa?

“˜El jefe infiltrado’ es un docureality que, al estilo de “˜Pesadilla en la cocina’ o “˜Negocios al lí­mite’, se adentra de lleno en el dí­a a dí­a de un negocio. Sin embargo, en este formato no habrá ningún Alberto Chicote de turno para corregir las malas prácticas de las empresas. Más bien todo lo contrario. Grandes empresarios tendrán que colgar su traje, abandonar su corbata y vestirse como un ciudadano común para camuflarse en su gran negocio.

Los directores de la empresa de transporte MRW, la franquicia Domino’s Pizza o las cadenas de restauración Lizarrán y Wogaboo serán algunos de los infiltrados en esta primera temporada del programa. Todos ellos deberán hacerse pasar por un nuevo empleado en una de sus empresas y convivir con la realidad que hay bajo todo ese Imperio que ellos mismos han creado.
El jefe infiltrado Bface Magazine

Para no ser descubiertos, los jefazos se someterán a un cambio de look para no ser reconocidos. Adiós a un bigote caracterí­stico, hola a un nuevo tinte de pelo pueden ser algunas de estas pequeñas modificaciones que, aunque ni siquiera se acerquen al extremo del programa “˜Cambio radical’ (Extreme makeover), servirán para despistar a sus trabajadores.

Así­ pues, la suerte está echada. Tróspidos y jefes espí­as – de sus propios negocios- asaltan la noche de los jueves. Dos programas muy distintos pero, cada uno, con un atractivo especial. ¿La novedad de “˜El jefe infiltrado’ o las risas de “˜Un prí­ncipe para Laura’? ¿Tú con cuál te quedas?

[followbutton username=’santytp’]

[wp_ad_camp_2]

Santy Torres
Santy Torres

Redactor

Canario, proyecto de periodista y friki de la televisión. Crecí­ enamorado de la 'caja boba' y sigo sintonizado a ella. Empecé viendo 'El Grand Prix' con mi padre y desde entonces no hay quien me quite el mando de la tele.

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies