La comedia de nuestra televisión tiene ‘7 vidas’… y una más

Quién le iba a decir a una de las comedias más importantes de la historia de la televisión que llevaba escrito en su nombre su propia fecha de muerte. Siete exitosos años bastaron para hacer escuela a otras ficciones venideras, pero sobre todo, para ser trampolí­n de la que morirá siendo la actual serie de humor más longeva de la televisión: “Aí­da”.

Telecinco parió “7 vidas” un enero de 1999 y, siete años después, dejó de palpitar. La producción de Globomedia, ganadora de merecidos premios, fue considerada como la serie más duradera de la televisión hasta que “Hospital central” le arrebató el puesto. Otra medalla que acaba de perder, y por su propio retoño, ha sido el de ficción cómica más antigua de la televisión, que ahora recae en la ya moribunda “Aí­da”.

De las 15 temporadas que aguantaron latiendo las “7 vidas” del simbólico gato más popular de principios del milenio, son muy caracterí­sticas las apariciones estelares de un sinfí­n de actores con cortas secuencias capitulares y, sobre todo, el alma de su elenco protagonista. Quién no recuerda a la impulsiva Amparo Baró, más conocida como Sole y sus mí­ticas “collejas” antes de convertirse en una dramática y sombrí­a ama de llaves de un internado; a un Javier Cámara (Paco) cuya tortura era su madre y su desequilibrada vida; a una jovencí­sima Blanca Portillo (Carlota), ahora convertida en una importantí­sima actriz tras haber roto de risa a media España; o a Gonzalo de Castro, que ya sabéis que tuvo el gran honor de llevar el mismo nombre de pila.

Pero por los confines de ese mí­tico y ameno bar, entre el salón-comedor de Carlota, que comunicaba amigablemente con la emblemática casa de Sole por el balcón, pasaron otras caras que no fueron menos importantes como Toni Cantó (David), antes de convertirse a la polí­tica y poner zancadillas a la cultura de la que él participaba; una Paz Vega (Laura) que ahora está volcada en el cine; Santi Millán (Sergio) que pasó de rebelde a reconocido terapeuta televisivo; una dicharachera Anabel Alonso (Diana) cuyos dotes de humor aún siguen siendo su éxito; Santi Rodrí­guez, un frutero que se ha dado a los monólogos y las imitaciones; un Florentino Fernández (Félix) que ya apuntaba maneras en aquello de hacer gracia con solo mirarle a la cara; y ,por supuesto, Carmen Machi, la deslenguada Aí­da que escribió otra etapa en el mundo de las series de televisión.

La corrección mezclada con el atrevimiento fue otro de los puntos fuertes para esta primera sitcom española; recuerden que su hilo argumental nací­a de la historia de David contando su dí­a a dí­a tras despertar de un coma hací­a 18 años, y que continuó centrándose en disparatadas relaciones y aventuras de amor tan progresistas que hasta tocó el tema lésbico (Diana y Nieves). Como todo producto televisivo tení­a que adaptarse a la actualidad, pero sobre todo, tení­a que ser aceptada por la población, algo que en un principio le costó pero que finalmente consiguió hasta convertirse en referente.

Para muchos, “7 vidas” continúa siendo una serie histórica, irrepetible y ,por supuesto, única. Coqueteó bastante con la producción de ficción americana cómica y supo regalar a España su propia versión del dí­a a dí­a de unas familias de lo más campechanas, algo en lo que EE.UU son más que expertos. Es por ello que la ficción de Telecinco es estudiada en las universidades del paí­s, o que haya servido de guí­a para otras que, posteriormente, tomarí­an el relevo.

kjhgf
Carmen Machi, Anabel Alonso, y Gonzalo de Castro en una escena de “7 vidas”

Humor desenfadado, cercano, humilde y, sobre todo, viable para todos los públicos. “7 vidas” desapareció de forma dramática para los fieles seguidores, pero no por ello dejó de lado la risa y el buen ritmo; tras celebrar en directo el capí­tulo 200, donde se convirtió en la comedia más longeva de la tele, y tras cuatro capí­tulos más, desaparecí­a para siempre (abril de 2006) una de las ficciones más puras y brillantes que ha vomitado la televisión.

Pero resucitó. Y lo hizo de forma brusca, anticipada, y sobre todo, exitosa. “Aí­da” tomó el relevo de “7 vidas” tan solo unos meses antes de que la mí­tica comedia diese el último suspiro. Carmen Machi se convirtió en la protagonista del primer Spin-off vivido por nuestra televisión, y del cual ahora nos encontramos en su agoní­a tras confirmarse su adiós. La que ahora es la comedia más longeva de la tele se despedirá tras nueve años siendo un sí­mbolo de las noches dominicales, un icono del humor en España, y sobre todo, la vida que despertó a la queridí­sima “7 vidas”.

Actualmente, los creadores de estas dos joyas de la comedia española se encuentran en proyecto de una nueva producción de humor, ¿la historia se repite?

“Si me das lo que perdí­, te daré lo que me pidas… que soy la llave de tu puerta, y tengo siete vidas”

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=E5hy_gMKhKQ&list=PL70D439008BD17AAD[/youtube]

[wp_ad_camp_2]

Álvaro Roldán
Álvaro Roldán

Redactor

Periodista, coordinador de Tuteledigital.es, crí­tico televisivo y deslenguado.

1 Comentario

Deja tu comentario :)

¡Tranquilo! Tu email no se publicará ;)

Utiliza atributos HTML y tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies